Banana Fish バナナフィッシュ – Capítulo 19 — Kudasai

Banana Fish バナナフィッシュ – Capítulo 19 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Banana Fish capítulo diecinueve contiene spoilers. Si aún no has visto el capítulo, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

#19 Ice Palace

Con Ash devuelta a lado de Golzine, el trabajo de Blanca está hecho. Yut Lung trata de reclutarlo pero falla, sin embargo no piensa ceder. La desaparición de Ash lleva a Eiji a pedir la ayuda de Sing. Él lo lleva ante Yut Lung, quien revela toda la situación del rubio. Mientras tanto, Ash debe representar su papel y usar su cerebro para los torcidos planes de Dino. Esta situación acaba por enfermarle. La información que recolecto Yut Lung, hace que Blanca considere su petición. Dino no tolera la situación en la que Ash ha caído. Este por su parte cae cada vez más en el sinsentido. Un intento de asesinato a Yut Lung hace que Blanca finalmente acepte ser su guardaespaldas.  El golpe para recuperar a Ash se dará en la fiesta de Golzine, y Cain se une al grupo. La condición de Ash cada vez es peor.

Yo quiero un héroe…

Nada mejor para iniciar este análisis, que la nueva obsesión de Yut Lung con Blanca. Admito que hasta para mi es exagerado llamarle así, sin embargo entre más lo pienso más me convence. La aparición de Blanca llego a mover muchos hilos para esta historia, pero el que más me intriga es lo que despertó en Yut Lung. Antes que nada, es necesario aterrizar un par de ideas. La primera de todas es la soledad con la que vive el más joven de los Lee. A él le arrebataron lo que más quiso, su madre, por ello juro vengarse y por eso se sometió a los Lee. Su vida, tal como él mismo lo anuncia, siempre estuvo bajo las estrellas incorrectas. Cuando hallo a alguien que podría entender su dolor, acabo por descubrir que esto ya no era del todo cierto. El único en la obscuridad seguía siendo él.

No es tan descabellado que Youssis sienta rabia en contra de Eiji. La relación de amistad verdadera que ha formado con el Lince de New York le genera envidia. Ash, que parecía vivir más atormentado que él mismo, hallo salvación. Ese es el verdadero coraje de Yut Lung. Odia a Eiji no por quien es, sino por lo que hizo. Salvo a Ash, le dio luz a su vida, eso ocasiono que el único en el abismo fuera él. Aquí es donde entra Blanca, porque él es alguien que puede proveer de un nuevo significado a su existencia. Es alguien que podría ser capaz de llenar la soledad que le invade. Pero ¿por qué tiene que ser Blanca? Sencillamente por el significado que este tuvo en la vida de Ash. De algún modo, necesita sentir que le ha quitado algo al lince. Y al mismo tiempo llenar sus vacíos.

La determinación de Eiji

No dejaré que nadie ponga un dedo sobre Ash”, esto es lo que más deseaba escuchar. Después de tanto sufrimiento, al fin llego alguien que solo desea el bienestar del lince de New York. Eiji hasta ahora ha demostrado ser un personaje pasivo, sabe aceptar las situaciones y adaptarse, sin embargo no es su fuerte tomar acciones. ¿Cómo puedo dar fe de ello? Básicamente porque es el personaje que más introspecciones ha tenido. No me quejo de ello, al contrario, las agradezco. Porque gracias a estos soliloquios que ‘My Sunshine’ ha tenido, puedo, y podemos, ser testigos de su crecimiento. Ei-chan pasa de ser un personaje inocente, a alguien con una verdadera lucha interna. Porque él puede aceptar todo, pero eso no elimina que tenga dudas e inseguridades. De hecho, ha demostrado temer por todo lo que ocurre, pero teme más detenerse a analizar y que eso le paralice.

Es por ello que este paso adelante que ha dado me parece tan significativo. Como dije, Eiji es un personaje que ha crecido más en introspecciones que en acciones. Por esto, me da vida presenciar como Ei-chan sale de su interior y entra en la acción. Es un gran enfrentamiento consigo mismo el haber dado este paso. Sobre todo pensando en el peso que sus palabras y acciones tendrán. Enfrentar a Yut Lung fue su primer ‘win’, porque era algo que necesitaba rectificar. Las palabras de Youssis, aunque cargadas de cólera, no carecen de razón. Es por esto que Ei-chan necesitaba afirmar su determinación. “Basta de culpas”, esas son las palabras anclas de su determinación. No debe cargar con la culpa de la situación de Ash, o se desmoronaría, pero tampoco debe permitir que Ash siga torturándose con culpas ajenas. Caminar hacia el futuro con su amigo, solo eso importa.

La enfermedad, física y mental, de Ash

Me enfermo de mí mismo”, el peor malestar es el que sentimos por nosotros mismos. Ponerte frente al espejo y descubrir que eso delante de ti es aborrecible, debe ser la peor sensación. Más cuando caes en cuenta que se trata de tí mismo y que por ende no puedes huir de ello. Ese peso sobre nosotros, que muchas veces nos asquea y odiamos, no es otra cosa que la culpa. Así es, aquello que nos enferma y merma nuestra alma, no es otra cosa que el peso de las acciones que cometimos. No importa si fue contra nuestra voluntad, la culpa igual aparecerá para mermar nuestro ser. Y eso es justo lo que le ocurre a Ash. La culpa lo ahoga, a pesar de que no quiere hacer las cosas que hace, no puede ir contra Golzine. Está haciendo cosas que no lo enorgullecen y la culpa lo domina.

La mente es un agente poderoso, al grado que puede enfermarnos. Blanca tenía toda la razón, Ash no necesitaba un médico, sino un psiquiatra. Su enfermedad no estaba en su cuerpo sino es su cabeza, como dije un agente muy poderoso, que supo hacer su trabajo. La anorexia es una enfermedad difícil de tratar y dependiendo del paciente llega a ser mortal. El caso de Ash es del tipo complicado, él ya cayó en una anorexia aguda. Podría morir por alguna disfunción de sus órganos internos, aunque también existe el riesgo de suicidio. Todo esto derivado del mismo odio que está experimentando sobre sí mismo. Según la psicoterapeuta canadiense Peggy Claude-Pierre, se trata de la propia mentalidad negativa la que destruye al paciente y lo lleva a la muerte. Dino puede hacer de todo, pero mientras Ash no haga las paces consigo mismo, su enfermedad no se curara.

Descenso a la locura

Habiéndose entregado a Golzine, Ash no tiene más remedio que obedecerle, aun si eso significa odiarse a sí mismo. La secuencia de escenas, en donde vemos a Ash sumido en sus investigaciones, curiosamente son las que más dolor me causaron de ver. La melodía empleada y los tiempos, se mezclan perfectamente con las imágenes, dejándonos con la amargura de ver a un Ash cayendo en la desesperación. Todo para culminar con lo que ya se veía venir, un lince enfermo y al borde del colapso. Él mismo no se buscó la enfermedad, pese a todo, no haría nada que pudiera poner en riesgo su trato con Papa Dino.

Vender su alma resulto más doloroso de lo pensado, pero su punto de quiebre llego con el anuncio de Golzine de anunciar que lo adoptaría. Hay que ser honestos, esta es sin lugar a dudas la broma más enferma que ha planteado esta serie. La reacción de Ash es la más dolorosa de presenciar. La noticia no hace más que provocarle risa, ¿por qué risa? Por lo absurdo de la situación. Después de tantos años de abusos, ahora sale con esto. Pero ¿saben qué fue lo realmente doloroso de escuchar? Como el propio Ash reconoce que se le ha desprovisto de su humanidad. ¿Qué clase de miserable vida tuvo que ser esa? Que aun ahora, sigue muy grabado en ti que no eres humano, no lo fuiste antes y no lo serás en un futuro.

La constante repetición de llamarse a sí mismo “baño”, me golpeo como ninguna otra palabra. Después de todo este es el peor insulto que alguien podría recibir, incluso siendo una prostituta. Porque como el nombre se anuncia, hace referencia a que para lo único que sirves es para dejar los desechos, ni más ni menos.

¿El amor tóxico de Dino?

No soy muy fanática de hablar de Golzine, pero esta ocasión lo amerita. La situación en la que ha puesto a Ash es, por sobretodo, enfermiza. He leído muchas teorías y opiniones acerca de Dino y su relación con Ash, pero no he encontrado ninguna que me alcance, así que intentare desglosar la mía. Primero, me voy a tragar mis propias palabras y al mismo tiempo no. Hace algunas reseñas yo afirme que Dino sentía “amor” por Ash, pero que era un tipo de amor que se tiene por un objeto de nuestra pertenencia. Pues bien, reafirmo esa sentencia, pero elimino el término de “amor”. Porque Golzine no ama a Ash en ninguna forma. ¿No me estoy contradiciendo? En realidad no, verán, Golzine está obsesionado con Ash de forma enfermiza, pero es una obsesión que se tiene cuando no puedes poseer aquello que deseas. Esto de ninguna manera es amor.

Dino está enfermo de obsesión por Ash, no por amor sino por simple ego. Es pura naturaleza humana, queremos lo que no podemos tener. Todos los planes de Dino, sus “perdones” y arrebatos hacia Ash, se justifican en eso. Para Golzine, Ash es un objeto y como tal, solo él tiene derecho de hacer lo que le plazca con este. Ya sea tenerlo en una jaula de oro o destruirlo completamente. Y son sus palabras hacia Ash las que delatan lo herido de su ego: “¿Tanto quieres alejarte de mí? ¿Estas tratando de morir por tu cuenta?”. Que Ash muera es intolerable, no porque realmente necesite de él, sino porque escapa a su control y eso no es aceptable. Su decisión de adoptarlo gira en ese mismo vicio, “hacerle suyo en sustancia y en nombre”. Volvemos a la posesión, ponerle su apellido es su manera de marcarlo como su propiedad.

Palacio de Hielo

Este título me ha puesto en una encrucijada, ya que existen dos referencias literarias para acompañarlo. Por un lado tenemos el cuento, The Ice Palace de Scott Fitzgerald y por otro tenemos la novela Ice Palace del noruego Tarjei Vesaas. Por cuestión de seguimiento, me atrevería a decir que la referencia obvia es al cuento de Scott. Recordemos que hasta ahora todos los cuentos y novelas que se han usado pertenecen a escritores de la “generación perdida”. En ese sentido la novela de Tarjei no tiene cabida, ya que esta se publicó hasta 1963. De igual manera les hablare un poco de ambas.

Ice Palace de Tarjei Vesaas, es una preciosa historia que nos cuenta sobre la amistad de dos niñas, Siss y Unn. Ambas niñas de once años, nos retratan la dolorosa huella que la muerte de una de ellas deja en la otra. Por su parte, The Ice Palace de Scott Fitzgerald, nos narra la historia de Sally Carrol Happer y su necesidad de explorar más cosas de las que ya ha experimentado en su rutinaria vida en el sur.

Pese a que la historia de Tarjei no es la referencia oficial, aun así me gusta cómo, pese a ello, queda muy bien con el episodio. Porque muchas veces vi a Siss en Ash. Ella tras la pérdida de su amiga se vio abrumada por los sentimientos de perdida y soledad, se prometió a si misma jamás olvidarla, y se encerró en su propio “palacio de hielo”. Algo como lo que Ash, aun si no lo nota, está haciendo. Su empeño por proteger a Eiji lo ha llevado a hacer lo mismo que Siss, encerrarse en sí mismo para soportar el entorno que le rodea. Al menos yo, quiero quedarme con la referencia a Tarjei.

Comentario Final

Tengo que admitir que este episodio no me hizo llorar tanto como el anterior, aunque sí que tuvo sus momentos. La historia está que arde, ¿sienten eso? Es el clímax comenzando a envolvernos. Hay tantos sentimientos plasmados en esta historia, que no me parece tan descabellado que existan tantos puntos de vista diferentes. Como dije, he leído muchas teorías y análisis, ciertamente no estoy de acuerdo con muchas pero es muy enriquecedor. Como es el caso de Dino y su “amor tóxico” por Ash. Arriba ya exprese mi sentir al respecto, pero de eso se derivó otra teoría sobre el porqué de la adopción de Ash y las palabras de Dino.

No me quiero detener mucho en esto, pero al menos si les diré que ni por un momento me creo, que Dino piensa adoptar a Ash para volverlo su “esposa”. “Naciste como una prostituta vulgar. […] Te hare una esposa casta.”, esto para mí no es más que una sentencia de pertenencia, lo que se corresponde con todo lo que he dicho hasta ahora. No se les olvide que el papel de una esposa, siempre se ha visto como el de pertenencia de su marido. Además, no entiendo a qué viene el: “Ven, mi hijo” del final si realmente lo quisiera de “esposa”. Pero bueno teorías hay muchísimas, y no puedo detenerme aquí a platicarles de cada una.

En fin, ya se me fue esto demasiado. Los dejo con las preguntas de siempre: ¿Qué les ha parecido este episodio? ¿Sintieron tan vívidamente el dolor de Ash, igual que yo? ¿Creen que llegue un momento en que Golzine realmente intente acabar con Eiji? Personalmente, yo no lo creo. ¿Qué clase de tonto se desharía de su carta de triunfo? Aunque, las situaciones pueden cambiar. ¿Notaron como hábilmente evite hablar del beso que Golzine le dio a Ash? Porque asco.

Banana Fish バナナフィッシュ – Capítulo 19 — Kudasai

Descargar anime por Mega
Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.

Cerrar