r Banana Fish バナナフィッシュ – Capítulo 23 — Kudasai - Neko-anime.com

Banana Fish バナナフィッシュ – Capítulo 23 — Kudasai

Banana Fish バナナフィッシュ – Capítulo 23 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Banana Fish capítulo veintitrés contiene spoilers. Si aún no has visto el capítulo, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

#23 For Whom the Bell Tolls

La ambulancia llega para llevarse a Eiji, Ash no quiere dejarle pero Blanca llega para detenerlo. Después de atender su herida y hacerlo entender, se retira, pero antes confirmándole a Sing la participación de Yut Lung en el atentado. Sing toma una decisión sobre lo que hará tras lo acontecido, para ello le pide a Lao que no interfiera. El joven líder le pide a Ash continuar cooperando, por lo menos hasta rescatar a sus hombres, después de ello pide un enfrentamiento entre ambos. Pese a la ira y posterior destierro de Lao, Ash acepta. La ausencia de Eiji sigue siendo muy dolorosa para el rubio. Por su parte, Blanca regresa a casa de Yut Lung, quien se encuentra bebiendo cuando llega. Este le cuenta los detalles detrás de su nacimiento y los motivos de su odio. Antes de separarse, Blanca intenta hacerle ver la diferencia entre él y Ash.

Blanca se une al equipo de Ash, pero antes de llevarlo al sitio del rescate hacen una parada en el hospital. Ash ve a Eiji, quizá por última vez, pero su encuentro debe ser interrumpido. Aslan aún es un criminal buscado y debe huir antes de que la policía aparezca. La misión de rescate debe continuar, el plan de Ash ya está en marcha. Sin embargo, también el del coronel Foxx está avanzando. Usando a Dino como escudo, Aslan entra al instituto de salud mental, pero nunca espero que Foxx le dispararía a Dino sin contemplación.

“¡Él no existe para tu salvación!”

Esta primera escena es una que tenía que tocar. Las emociones están a flor de piel, Eiji ha sido herido y Ash lo único que desea es ir tras él. Sin embargo hay más de una razón por la que eso sería una pésima idea. Estando las cosas como están, no hay manera de darse el lujo de perder a Ash. Porque de haber ido tras Eiji, es seguro que tendría muchas respuestas que dar a la policía. Por fortuna, Blanca aparece para calmar la situación. Tristemente, Ash esta tan alterado que solo un par de golpes de realidad podrían hacerlo volver a sus cabales. Obviamente a nadie le agrada escuchar una verdad, sobre todo cuando has puesto todo de tu parte para ignorarla. La explosión de Ash a las palabras de Blanca, fue la cosa más natural. Pero también era evidente que entendió perfectamente que él tenía razón.

Aun ahora resuenan profundamente estas palabras en mí: “¡Él no existe para tu salvación!”. La verdad me pregunto ¿qué tanta verdad hay en estas palabras? Después de todo, y no me dejaran mentir, la existencia de Eiji de hecho si ha salvado en muchos sentidos a Ash. Quizá la verdadera fuerza detrás de esas palabras es por los actos egoístas que Ash ha hecho. ¿Pero puede alguien realmente culparlo por querer conservar a su lado al único que le da sentido a su vida? Ciertamente fue ingenuo pensar que podría protegerlo siempre y cuando estuviera a su lado.Había tanto que estaban deseando ignorar, pero no por ello desapareció el problema. Mientras Eiji este a su lado, también será un cómplice y un prófugo. La vida de la que tanto desea escapar, sería una cadena que ya no solo lo ate a él, sino que a Eiji también.

“Ojalá nunca me hubiera convertido en un jefe”

Los chinos se han colgado el letrero de traidores, algo que Sing sabe perfectamente. Nunca quiso que las cosas acabaran así, pero la situación siempre le sobrepaso. Entre los planes de Yut Lung y las maquinaciones de sus colegas, Sing siempre estuvo fuera de toda la acción. Pero nada de eso importa, él es el líder y tiene que tomar responsabilidad por sus hombres. Ese es el peso con el que deben cargar los jefes. Todo esto parece tan obvio y se da por hecho, ¿pero no creen que es bastante injusto? El caso de Sing, él es apenas un niño y sin importar eso tuvo que tomar responsabilidad de un grupo. Fue un cargo que nunca pidió pero que se le encomendó. Tratar con otros líderes parece recordarle constantemente lo inmaduro que aún es. Pero pese a todo, aún debe mantener la frente en alto,sigue siendo un jefe.

Tomar la responsabilidad por las acciones de otro es una carga demasiado pesada. Es difícil el solo pensar que esa carga esta sobre los hombros de un niño de tan solo 15 años. Un niño que, dando patadas de ahogado, ha tenido que hacerse respetar y mostrarse como un líder a seguir. Y no me malentiendan, Sing es realmente un líder al cual yo seguiría. El detalle es, que él mismo desearía que las cosas fueran distintas. En Ash encontró su piedra de toque, aprendió y memorizo sus propias fallas. Al mismo tiempo, se dio cuenta de lo impresionante que era Shorter. No solo por ser el jefe de Chinatown, sino también por poder pararse a lado de Ash como un igual. Estas cosas, no hacen más que poner en evidencia su inexperiencia y su anhelo porque todo fuera diferente. Más que un jefe, quería ser un amigo.

Dios, por favor, no me lo quites…

Tras la “platica” con Blanca, Ash está más consiente sobre su posición. No importa cuánto desee y anhele la compañía de Eiji, no puede arrastrarlo con él. Necesita concentrarse en salvar a los rehenes o de otra forma quien sabe que haría. Pero dejar de pensar en Eiji y su bienestar no es asunto sencillo. Es extremadamente doloroso incluso escuchar su nombre. Esta escena es particularmente atrapante. Ash nuevamente está encerrado en sí mismo, solo deja salir su auto desprecio frente a Cain. Pero apenas se va, Ash se entrega al dolor. No soporta la idea de imaginar que Eiji ya no estará más. Sabe que no puede hacer nada por él, así que eleva una plegaria al único que podría ayudarle: Dios. Pero no es cualquier plegaria, se trata de una plegaria de corazón. Si Eiji está a salvo, él está dispuesto a dar su vida a cambio.

A penas unos segundos antes, Ash estaba en medio de un duro auto desprecio, sin embargo con el corazón deseo por el bienestar de su amigo. ¿Cómo puede alguien que ama tan puramente creer que es un monstruo? No los voy a engañar, ni a mí misma, Ash es un asesino. Hay demasiada sangre en sus manos y eso es algo que no podrá limpiar. Su mente prodigiosa y sus increíbles habilidades, hacen de este rubio toda una máquina para matar. Pero ¿saben? Ash no es ninguna máquina, es un ser humano, con todo lo que eso conlleva. Comete errores y sabe amar. Ama intensamente, dispuesto a entregar su vida a cambio de su ser amado. Ash es pasional, y por ello no puede evitar sentir más que otros. El monstruo que vive dentro de él, no es otro que la culpa, la vergüenza y el odio a sí mismo.

El monstruo en quien me convirtieron

Siempre que hablo de Yut Lung de alguna manera hablo de Eiji, posiblemente esta no sea la excepción. Les tengo una pregunta: ¿un pasado tormentoso puede justificar una vida de odio y sed de venganza? Es una pregunta de difícil solución, porque realmente no hay respuesta correcta. Quizá antes han escuchado esta frase: “nadie escarmienta encabeza ajena”. Yo diría además: “nadie experimenta las cosas de la misma manera”. El menor de los Lee tuvo la desgracia de nacer en una familia poderosa y maliciosa. Con tan solo seis años de edad su infancia le fue arrebatada y destruida. Obligado a presenciar como violaron y asesinaron a su madre, este pequeño no pudo más que crecer lleno de odio. Con una impresionante sed de venganza burbujeando siempre en su ser. ¿Puede alguien culparlo por desear la destrucción de las escorias que acabaron con la vida de quien más amaba?

No tengo una respuesta a mis propias interrogantes, pues la situación juega mucho con mi propia moral. Lo que si tengo es una opinión, la cual me hice en base a la historia de Blanca y su esposa, y la posterior reflexión que este hace incluyendo a Ash. No importa vivir o no por venganza, si la llevas a cabo o no, es irrelevante. El vacío dentro de ti no se llenara solo con eso. Simplemente te hundirá y revolcara aún más en tu propia miseria. Eso es lo que a Yut Lung le paso. Por eso Ash significo una nueva obsesión para él, porque teniendo un igual la soledad podría desaparecer. Pero Ash y Yut Lung no son iguales, solo uno de ellos siempre busco la salvación y la hallo en el amor. “Ash sabe cómo amar, eligió amar y morir en lugar de odiar y gobernar”.

“Esta podría ser la últimavez que se verán”

Yo no estoy llorando, tú estas llorando. Esta escena, consiguió lo que ninguna otra había hecho antes. Me hizo pausar el anime, llorar desconsoladamente y regresar a verla, sin dejar de llorar. Sé que sueno muy dramática, pero de verdad se quedó un pedazo de mi corazón ahí. Todo en la secuencia me hizo doblarme de dolor. Iniciando por el llanto de Ash ante la inminente despedida. Seguido de la desesperación de Ei-chan por despertarse, hablar y, de algún modo, detener a Ash. Pero lo que me pudo, fue ver que estuvieron tan cerca y no pudieron ni siquiera tocarse. Las circunstancias urgían que Ash huyera, Eiji lo entendió y lo despidió, aunque era lo último que quería. El doloroso llanto de ambos al separarse vivirá por siempre en mi corazón. Al igual que la súplica de Eiji para que no persigan a Ash.

Sinceramente esta escena es la que más dolor me ha causado y me duele no poder expresar su belleza por completo. Porque todo es un tejido fino y delicado que arrulla a las emociones. Leí algunos tristes comentarios que decían que esperaban un beso para esta escena ¿es enserio? Es precisamente el hecho de que no pudieron tocarse lo que hace de esta escena una despedida sublime. Te hace sentir el anhelo, la desesperación e incluso la frustración de sus deseos. Al mismo tiempo deja en claro una cosa, la preocupación mutua es tan profunda que puede aceptar la separación. Ninguno quería decir “sayonara”, querían correr a los brazos del otro, y aun así se separaron pensando en lo mejor para el otro. El dolor de la separación los llevo a las lágrimas, pero no vacilaron su decisión. Aun cuando esta podría ser la última vez que se verán.

Por quién doblan las campanas

For Whom the Bell Tolls es una novela escrita por Ernest Hemingway. El título de esta novela viene de la Meditación XVII del libro Devociones de John Donne. “La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad, por eso nunca preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti.” La novela de Hemingway se desarrolla en España, durante la guerra civil española. El personaje principales Robert Jordan, un profesor de español que lucha como especialista en explosivos en el lado republicano. A este se le encarga la destrucción de un puente, vital para evitar la contraofensiva del bando sublevado durante la Ofensiva de Segovia. Al llegar al sitio, Jordan conoce a Pablo, jefe de la banda que le ayudara a volar el puente, y a su mujer Pilar. También conocerá a María, de quien se enamora. Jordan llega a descubrir el amor y la importancia de la vida. Pero también entiende que seguramente morirá y no podrá ir a Madrid con María como él quería.

Solo con el “resumen” de la historia creo que es evidente el porqué del título de este episodio. Y es que es completamente inevitable pensar en Ash y Eiji, al escuchar la historia de Jordan y María. Porque, Ash al igual que Jordan, llego a conocer el amor y la importancia de la vida, de su vida, solo para recordar el peligro de muerte que esta al constante acecho. Sumado a ello tenemos su propio destino al cual no podrán ir: Japón. Los dejo con una cita: “No te engañes acerca del amor que sientas por alguien. Lo que ocurre es que las más de las gentes no tienen la suerte de encontrarlo…Habrá siempre gentes que digan que eso no existe, porque no han podido conseguirlo. Pero yo te digo que existe y que has tenido suerte, aunque mueras mañana”.

Comentario final

Estoy hundida en un mar de emociones, este ha sido el penúltimo episodio. Solo habrá uno más, y después nada. Puedo decir que la emoción me invade y al mismo tiempo la melancolía. Banana Fish ha demostrado ser un anime que sabe superarse a cada episodio y eso me tiene enamorada. Lo que venga para el final es algo que estoy anticipando. Pero por ahora, seguiré levantando mi corazón ya que este capítulo se encargó de tirarlo al suelo y hacerlo pedazos. Aunque aún con todo lo sentimental que me puse,debo decir que el final del capítulo me dejo un hype tremendo. El coronel Foxx no decepciona y ahora nos ha demostrado que puede ser más traicionero que Judas. Ahora que sabe acerca de la droga y los tratos con el gobierno, podemos esperar que sea un enemigo final formidable. Se merece el crédito de acabar con papa Dino. Aunque hubiese preferido que Ash lo hiciera, no es lo que esperaba pero estoy satisfecha.

Las cosas que podría decir, ya las dije, lo que me falto por decir, vivirá en mi cabeza muriendo por hallar como salir. Esto ya se hizo muy extenso y hay que ir cerrando. Pero como de costumbre les pregunto ¿Qué les ha parecido el capítulo? ¿Tienen su galón de cloro preparado para el final? ¿Puede Ei-chan ser menos hermoso y angelical? La respuesta a la última pregunta es NO.

Banana Fish バナナフィッシュ – Capítulo 23 — Kudasai

Descargar anime por MegaDescargar anime Mega
Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.

Cerrar