Banana Fish バナナフィッシュ – Capítulo 6 — Kudasai

Banana Fish バナナフィッシュ – Capítulo 6 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Banana Fish capítulo seis contiene spoilers. Si aún no has visto el capítulo, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

#6 My Lost City

Para fastidio de Ash, el grupo emprende camino y llegan a Cape Cod, la ciudad donde crecieron Griff y él. El recibimiento no es precisamente cálido, el padre de Ash no parece feliz de verle. Antes de seguir su rumbo hacia Los Ángeles, deciden revisar las cosas de Griff en su vieja casa. Entre las fotos reconocen al sujeto que le disparo. Ash le enseña a disparar a Ei-chan, pero Ibe parece cada vez más protector. Max le hace ver que ser así no es precisamente lo mejor para Eiji. Por el constante trato frío, Eiji encara al padre de Ash y se enteran de su dura infancia. Esa noche, los chicos de Dino aparecen y aunque logran deshacerse de ellos en el proceso Jennifer es asesinada y el padre de Ash es herido. El viaje debe continuar, cansados y algo perdidos finalmente llegan a la ciudad de Los Ángeles.

Síndrome de Amadeus

Antes de escavar en temas más profundos me gustaría detenerme en este “síndrome”. Max hace alusión a que es un síndrome que Ibe tiene en relación a Eiji. Según sus palabras podemos inferir que es alguna especie de complejo amor-odio. Y pues en parte es verdad, pero no es todo lo que hay. Poniéndonos exquisitos, primeramente es necesario saber que tal síndrome NO existe. De verdad, sino me creen intenten googlearlo y lo único que obtendrán es la referencia al síndrome de Tourette que sufrió Mozart. Hace falta ser más flexible para darse cuenta que Max hace referencia a un síndrome inventado a partir de una película, con sus justas inexactitudes históricas. La película a la que me refiero es Amadeus de Milos Forman. Y el síndrome que se interpreta es en relación al amor que Salieri sentía por Mozart, un amor que siempre se acompañó de un profundo odio.

Siendo justos la analogía entre Salieri e Ibe queda muy desproporcional. Tiene sus puntos de encuentro, claro que sí. Pero la relación entre Salieri y Mozart era, al menos en la película, mucho más compleja. En fin, el único punto en que convergen es, como dijo Max, que Ibe de cierta manera quiere ser Eiji. Se trata de un sentimiento de envidia bastante natural. Ibe encontró algo en Ei-chan, en sus saltos, ese “algo” es un atisbo de lo que no debe abandonar. Pero finalmente se trata de un sentimiento egoísta, no es por Eiji sino por él mismo. A partir de ahora si realmente quiere ayudar a Ei-chan lo que deberá hacer es confiar en sus decisiones. Aun si estas son quedarse con Ash, con todo y lo peligroso que será.

Recuerdos del ayer

No sé ustedes pero en lo personal creo que la esencia de este episodio recayó en el pasado. Lo que era evidente al saber que nos adentraríamos al lugar de la infancia de Ash. Volver al pueblo donde creció fue como destapar el cofre de los recuerdos. Ya lo imaginábamos pero se ha hecho evidente que estos recuerdos no son alegres. El reencuentro con su padre fue la primera confirmación de ello. Jim, un hombre brusco y sin tacto, ese es el padre de Griff y Ash. La clase de padre que solo tiene malas palabras para recibir a su hijo. Naturalmente no inspiro simpatía en ninguno de los acompañantes de Ash. Pero no toda la bienvenida fue mala, Jennifer es la luz en la obscuridad. Una dulce mujer con un corazón tan grande que no puede dejar de querer una conciliación entre padre e hijo.

Cada acción y cada palabra de Jim nos hicieron generar una terrible impresión de él. Pero como es costumbre en esta serie, no hay blanco y negro, todo se maneja en un gris tenue. Jim no es un padre terrible, solo es un hombre ignorante. Él verdaderamente ama a Ash, sin embargo no pudo protegerlo. Y no solo no pudo protegerlo, sino que además le abandono a su suerte en cierto modo. Incapaz de hacer algo en contra del hombre que abuso de su hijo, simplemente le dejo ir. La situación le sobrepaso y acabo por alejar a su hijo. Pero el tiempo y el reencuentro le dieron una nueva oportunidad. Como un posible último acto de amor paternal, deja ir a Ash tomando toda la responsabilidad por el incidente con los hombres de Dino. Nunca dejo de amarle, solo nunca supo demostrarlo.

Barba Azul

Uno de los momentos que consiguió volver a provocar mi rabia fue el relato de lo que le ocurrió a Ash de niño. Literalmente sentí rabia, frustración e indignación, era solo un niño y a pesar de ello le arrebataron su inocencia. No solo tuvo que sufrir el abuso, sumado a ello tuvo que lidiar con la culpa. Tan indignante como suena, el pobre niño paso de ser una víctima a un incitador. Con el pueblo de su lado, Carter Wilson se salió con la suya. El padre de Ash no fue mejor, ¿qué clase de imbécil permite que sigan abusando de su hijo, siempre y cuando paguen? El asunto es indignante, todo un pueblo dándole la espalda a un problema serio. La justicia tuvo que venir de la propia mano de Ash, jalar ese gatillo fue la única manera de protegerse.

Al final el pequeño Ash no solo se estaba protegiendo sino que protegió a más niños en el futuro. Wilson era una fichita y sus crímenes no eran pocos. “Barba Azul de Cape Cod” paso a titulares, como uno de los peores asesinos seriales de niños. Como una curiosidad a toda esta porquería, ¿sabían que Barba Azul en realidad existió? El asesino serial de niños “Barba Azul” es real, pero dista mucho de la historia de Banana Fish. Gilles de Rais fue un mariscal francés, famoso por su participación en la guerra de los 100 años junto a Juana de Arco. Pero lejos de ser recordado por sus batallas, paso a la historia por sus atroces crímenes. Con crueldad inescrutable asesino a más de 700 niños. Debido a su estatus social paso mucho tiempo antes de pagar por sus crímenes. Una inspiración tan torcida como el personaje que se creó.

Mi ciudad perdida

Para ir cerrando demos inicio a mi sección, me creo maestra de literatura. Nuevamente estamos ante un título perteneciente a una novela de Fitzgerald. My lost city, tiene la virtud de ser un texto autobiográfico. Esto en virtud de ser un texto más personal para el autor. Aquí retrata la desconfianza en el seno familiar estadounidense, su relación de amor-odio con el dinero, la conciencia de pertenecer a una nueva generación de escritores, el impacto de las prohibiciones en la juventud, entre tanto. Esta obra se creó durante el periodo en blanco entro dos de sus más grandes historias, A este lado del paraíso y El gran Gatsby.

Tal como el título se anuncia, el episodio es un viaje al pasado. Es una crítica contundente a un problema social olvidado. Una perpetúa desconfianza al seno familiar estadounidense. Sinceramente este es un punto en el que difícilmente puedo identificarme, como mexicana que soy, he vivido toda mi vida bajo un vínculo familiar matriarcal muy fuerte. Es difícil empatizar con una cultura de desvinculación familiar y pronta independencia. La crítica que se aborda no deja de ser clara para mí, sin embargo al mismo tiempo me es ajena. En fin, yo solo quiero señalar el inexcusable vínculo entre la obra y el episodio.

Comentario final

Un nuevo capítulo ha finalizado, fiel a sus antecesores nos ha dejado grandes reflexiones y momentos impactantes. Lo que ha llegado a ser evidente después de seis semanas siguiendo esta serie es que la calidad es inigualable. Y por calidad me refiero al conjunto de todas sus características. Sin dejar nada fuera, animación, banda sonora, historia, personajes y argumento, este anime brilla con luz propia. Aun con todo lo genial de la historia y la increíble dirección que ha tenido, no puedo dejar de notar que muchos podrían alejarse por el drama. Ojo, el drama no es malo, de hecho me atrevo a decir que es maravilloso. El problema es que no es para todos y cada episodio es más claro esto.

En fin esto ya se ha extendido demasiado, pero no me puedo ir sin decir: ¡amo la interacción entre Eiji y Ash! Se lo que piensan, pero no, no me refiero a nada homo, hablo de la relación de verdadera amistad que se está formando entre ambos. La sutil cercanía que siempre demuestran y los ataques de real interés por el otro, Ash intercediendo por Eiji ante Ibe y Ei-chan confrontando a Jim. La escena de Ash enseñando a Ei-chan como disparar es merecedora de un poster en mi habitación. En fin, solo quería liberar un poco de mi fangirl interna.

Vamos cerrando, los estaré leyendo en los comentarios, así que díganme: ¿Qué les ha parecido el capítulo? ¿Soy la única que sintió verdadera rabia por lo que sufrió Ash de pequeño? Con la llegada a Los Ángeles ¿Qué nuevos problemas creen que les espere a los chicos? ¿Emocionados por la próxima aparición de Yut Lung?

Banana Fish バナナフィッシュ – Capítulo 6 — Kudasai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.