Banana Fish – Capítulo 16 — Kudasai

Banana Fish – Capítulo 16 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Banana Fish capítulo dieciséis contiene spoilers. Si aún no has visto el capítulo, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

#16 Lo, The Poor Peacock

El escape de Ash da inicio, y este no tarda en demostrar que sus habilidades están en un nivel superior. Max e Ibe también comienzan su plan para encontrar y liberar a Ash. El lince de New York demuestra gran destreza al hacerse con un mapa del edificio y memorizarlo. Pero su plan no es irse solo, se llevara al doctor Dawson con él. La persecución paralela inicia, por una parte tenemos a Ash y Dawson y por otra a Ibe y Max. Cuando al fin se cree libre, Ash se ve en la necesidad de volver para ayudar al otro par, quienes han sido atrapados. Estando juntos ponen en acción un nuevo plan de escape, el cual incluye disfraces. Mientras tanto, Dino recupera por fuerza su lugar. Fuera de la institución, Ash se entera de la desaparición de Eiji y decide dejar al grupo para ir a buscarlo.

¿Qué paso con Ash Lynx?

No hay sistema de seguridad que Ash Lynx no pueda vencer. Su plan de seducción apenas fue el inicio de su odisea. Habiéndose hecho de una credencial de identificación, no le tomo mucho conseguir los mapas del edificio. No recuerdo que se haya mencionado en el anime, pero me parece evidente que Ash posee memoria eidética. Fueron solo un par de segundos los que pudo observar los planos y aun así los recuerda con precisión. Cosa que resultaría imposible, aun con su IQ de más de 200, si no contara con esta habilidad. Amo a Ash, creo que se ha vuelto evidente, sin embargo no puedo evitar “voltear los ojos” cada vez que hacen gala exagerada de estas habilidades. Me refiero sobre todo a su desproporcional inteligencia, que de un episodio a otro pasó de 180 a más de 200. Hacen que me pregunte ¿Qué fue lo que ocurrió ahí?

Incongruencias aparte, lo que siempre fue evidente es que Ash es alguien listo, fuerte y hábil. Nada de eso choca y hasta hace unos capítulos era muy bien retratado. Pero este episodio no fue así, tomaron todas sus capacidades y las multiplicaron por cien. ¿Arruino algo esto? Personalmente tengo que decir que sí. Ash pasa de ser el tipo rudo, líder de pandilla a ‘duro de matar 2.0’. Como excusa para el escape puede funcionar, y hasta se los voy a comprar. Sin embargo, seguir por esa línea solo aumentaría la deshumanización del personaje. Pero tranquilos, no todo está perdido, el crecimiento emocional y personal que Ash ha tenido en estos 16 capítulos no se ha ido a la basura. Todo eso continua intacto, con lo único que jugaron a llevar a grandes alturas fue con sus habilidades. Pero admito que sin eso, el escape no hubiera sido tan genial.

La hermosa bestia que crié

Ya vimos que Ash está lleno de virtudes, muchas de las cuales se han pulido con los años. Todo porque Golzine quería moldear al espécimen perfecto en él. La naturaleza ya había hecho un buen trabajo dotando de belleza e inteligencia al lince, pero faltaba más. Ahí es donde Golzine entro, se encargó de perfeccionar un diamante en bruto. Los métodos fueron asquerosos, pero el propósito final se cumplió. Todos hemos sido testigos de las muchas habilidades que Ash posee y ha perfeccionado. Sin duda es como Golzine dice: “es un demonio único y encantador…”. Subestimar las habilidades de Lynx fue el error que le concedió la libertad. Pero eso encaja perfectamente en los deseos de Dino, recordemos que su obsesión con Aslan es tal que se cree el único con derecho a destruirlo. Que escapara de la institución de salud mental es justo lo que Dino esperaba.

Cargar con un viejo

En otros temas, hablemos de uno de los toques cómicos de este episodio. Y si, con ello me refiero a la desafortunada conexión que Ash tiene con los “viejos”. Como parte de su plan de escape tuvo que llevarse al doctor Dawson, y no precisamente porque quisiera salvarle. Dawson es una prueba viviente de lo que está ocurriendo en esa institución mental. Por ende, llevárselo como evidencia era lo más lógico a tener en cuenta. El problema recayó en que en su estado actual el doctor no era diferente a una carga para nuestro rubio. Tenía que llevarlo a cuestas y además asegurarse de que le siguiera el ritmo. Y aun con sus habilidades inhumanas, no estuvo a salvo de las intervenciones en su plan. Como por ejemplo, cuando cayó por el ducto de desperdicios, todo por el cuerpo del hombre que Max arrojo y que el doctor no esquivo.

Me pareció divertido ver que Ash considera a Eiji dentro del grupo de viejos problemáticos. Pero sus problemas con los viejos no acabaron ahí, justo cuando ya había podido acariciar las mieles del triunfo, aparecieron Max e Ibe. Este par que entro casi a ciegas a la institución para “rescatar” a Ash, ahora estaba bajo custodia. “¡No me jodas!” esa es la expresión precisa que llego a la mente de Ash. Paso por tanto para poder salir y ahora debía regresar para salvar a sus “rescatistas”. Por un momento realmente contemplo la posibilidad de dejarlos ahí e irse, pero no era algo que podía hacer. Así inicio su nueva aventura para salvar a otros dos viejos. Con tres personas huyendo ahora, necesitaban un nuevo plan de camuflaje y nada mejor para pasar desapercibidos en una institución de salud mental que una bata de médico y un traje de enfermera.

“No puedo… a menos que sepa que él está bien”

La fuga fue un éxito, ahora es momento de ponerse al día. La primera noticia trastoca profundamente a Ash: Eiji está desaparecido. Ante los nuevos descubrimientos que ha hecho en la institución mental, Ash es consciente de que tiene mucho por hacer. Sin embargo no está dispuesto a emprender ninguna acción de momento, no hasta saber dónde está Eiji al menos.  Antes de iniciar su guerra personal en contra del grupo Corsa y de Golzine, Ash necesita la seguridad de saber que Eiji está a salvo. Y esto lo digo con todas las letras, Ash NECESITA tener la seguridad de que Eiji está bien. Es cierto que Eiji puede estar en el grupo de viejos problemáticos, pero eso no le quita el carácter de “persona especial” que Ash le ha otorgado. Esto es muy evidente cuando vemos que Ash antepone su búsqueda a la exposición del proyecto Banana Fish.

Para Ash es primordial encontrar a Eiji y ponerlo a salvo, aun si eso significa encontrarlo para volver a dejarlo ir. La luz que Ash encontró estando con Eiji es algo que no está dispuesto a dejar que nadie apague. Él es perfectamente consciente de los peligros a los que Ei-chan está expuesto estando solo. Sobre todo teniendo en cuenta que se ha vuelto cercano a él, muchos enemigos no dudarían en usar esa conexión. Saber esto hace que sea aún más apremiante la búsqueda de Eiji.

Lo, el pobre pavo real

El título de esta semana corresponde a un cuento de Scott Fitzgerald. Lo, The Poor Peacock nos narra la historia del matrimonio Davis y su pequeña hija Josephine. Ellos, que alguna vez fueron acomodados, ahora pasan por una fuerte crisis financiera. Además del problema con el dinero, también deben lidiar con la enfermedad de la señora Davis. Sumado a lo anterior, la historia también nos retrata la creciente desconfianza de Jo sobre su padre y el manejo de su situación. Pero a pesar de todo, los vemos salir adelante y encontrar una conciliación con su situación vital. Como la mayoría de sus obras, Lo, The Poor Peacock, es un texto biográfico; escrito en 1935 cuando las atenuantes circunstancias de vida se asemejaban para Scott a lo escrito en su texto. Su esposa Zelda en el hospital, él viviendo con su hija solos y ahogándose en deudas.

En fin, lo importante no es el texto en sí, sino la razón que lo coloco como título de este capítulo. A mi parecer esta razón podría ser: la pequeña Jo. Porque en un sentido torcido, Jo es Ash, ambos arrastrados a un entorno desconocido deben hacer lo posible por adaptarse y sobrellevarlo. Sumado a ello tenemos la creciente desconfianza de Jo en su padre, y en los adultos en general, pues se han vuelto lastras en sus planes. Cosa similar a lo que ocurrió con Ash, quien debe cargar con “viejos” que solo se interponen en su camino. Pero al final, bien podría ser por la reflexión final que nos deja este cuento: hasta los pavo reales tienen sus problemas. Ash es el pavo real, y la idea de que habrá momento en que les cueste desplegar sus plumas, la que equipararemos a los problemas que le supuso a Ash su escape.

Comentario final

Esta semana nos tocó un capitulo muy hilarante, es justo la calma que esperamos antes de la tormenta emocional que nos aguarda. Como siempre el trabajo visual ha sido atractivo, la fluidez de la animación se ha sabido conservar. Pero el detalle que me sigue enamorando es el OST que acompaña a esta historia. Por sobre todo lo demás me quedo con la escena final: Ash perdiéndose en las calles de New York mientras suena ‘BANANA FISH’ de fondo. Un cierre increíble que de no ser por el segundo de silencio que se incrusta entre el cierre y la puesta del ending, hubiera quedado arruinado, sonoramente hablando.

El detalle de la semana que no puedo dejar ir es: Bárbara. ¿Tienen idea de la cantidad de fanarts que aparecieron tras la aparición de este ‘personaje’? Pero no puedo culparlos, hasta yo me enamore en apenas unos segundos. Solo tengo el pequeño detalle de que esos pechos que le pusieron fueron demasiado exagerados. Por algo no es extraño que luego luego la acosaran. Por suerte, Bárbara no es una chica fácil y supo poner en su sitio a ese ‘hombre maduro de gustos lésbicos’. ¿Se dan cuenta que entre Bárbara y el chiste de ‘cállese viejo lesbiano’ ya hay material para sobrevivir la semana?

En fin, es tiempo de ir cerrando esto, pero no sin antes decir: ¡Adiós Bárbara, siempre serás la mejor waifu en mi corazón! No olviden dejar sus comentarios contándome ¿Qué les ha parecido este capítulo? ¿Cuántos chistes con Bárbara se han encontrado ya? ¿Dónde está my Sunshine (Eiji) y porque no apareció? ¿Están listos para llorar lo que no hemos llorado estas dos semanas pasadas?

Banana Fish – Capítulo 16 — Kudasai

Descargar anime por Mega
Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.

Cerrar