Fruits Basket フルーツバスケット – Capítulo 5 — Kudasai

Fruits Basket フルーツバスケット – Capítulo 5 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Fruits Basket capítulo cinco
contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a
checarlo y después regreses a leer la reseña.

Me
he estado engañando a mí misma

La noticia de que Tooru debe
volver a casa de su abuelo, ahora que ya está casi terminada, cae como balde de
agua a todos. El carácter de Tooru no le permite más que mostrar gratitud para después
partir. El caso de Yuki y Kyou es más complicado pues ninguno entiende porque
se sienten inquietos con la partida de la chica. Sin embargo los sentimientos
no tardan en salir a la luz, Tooru no quería irse de casa de los Souma, ni
ellos querían que se fuera. A luz de esta revelación Kyou y Yuki, traen de
vuelta a Tooru para que siga viviendo con ellos.

¿Por
qué me molesta que no estés?

Primero, este episodio ha sido, en exceso, emotivo. Seguimos, desde el principio todos sabían, y sabíamos, que la estadía de Tooru con los Souma tenía fecha de vencimiento. Ella solo permanecería en esa casa, hasta que las remodelaciones de casa de su abuelo se completaran. Lo inevitable se hizo presente, la despedida fue, por sobre todo, tibia. ¿Por qué tibia? Porque todo resulto muy inesperado para todos, ninguno supo cómo reaccionar, qué decir o qué sentir. Por lo tanto, nadie hizo nada, al menos de principio. El principio de la partida fue muy descolocador para todos, en especial para nuestro trio protagónico. Primero quiero hablar sobre Yuki y Kyou, sobre Tooru ya hablare más adelante. Este par no tenía ni idea de cómo enfrentar la pérdida. Esto en esencia se debe a que no estaban seguros de lo que sentían con esta abrupta separación.

Por un lado tenemos a Yuki,
él es del tipo que comienza a perder un poco la calma con el abrupto cambio. Lo
cual podemos entender, ya que Tooru se ha vuelto alguien especial para él. Después
esta Kyou, él es del tipo tsundere, así que al principio actúa como si no le
importara, aunque era evidente que le importaba mucho. El problema para él
radica en que no entiende porqué le importa. Pero es un poco tarde para hacer
esa pregunta, después de todo ya lleva un rato preocupándose por ella. Lo que
es inevitable, Tooru es una chica dulce e ingenua, del tipo que te despierta el
instinto protector. Amaría soltar un tremendo spoiler aquí acerca de la preocupación
de Kyou por Tooru pero me voy a contener. Si su primera opción es “amor”, les diré
que aún están un poco lejos de ello.

 “Está bien
quejarse, o ser egoísta, o desanimarse… de vez en cuando

Existe una característica que
amo y detesto, al mismo tiempo, en Tooru: su amabilidad. Me explico, adoro que
sea una chica de corazón cálido y que esa calidez envuelva a quienes lo
necesitan. Sin embargo, me puede demasiado que siempre vea por los demás antes
de por sí misma. Con temor a contradecirme diré: no quiero que sea egoísta,
solo me gustaría que expresara sus deseos sin que otros se los tengan que sacar.
Me frustra muchísimo que un personaje se achique para complacer a otros. Esta
es una de las razones por las que me tome un tiempo en querer a Tooru la primera
vez. Pero después de tener más desarrollado mi pensamiento crítico, pude
entender mejor esta personalidad. Y también por qué esta frase significa tanto
para nuestra protagonista. Porque todos necesitamos unas palabras de confianza,
que nos permita expresarnos.

Lo que puedo ver es que
estas palabras generan una sensación de libertad en Tooru, le permiten ser. La única
que le había dicho algo similar fue su madre, quien ahora ya no está con ella. Así
que, escuchar estas mismas palabras de Kyou le reafirma su deseo de permanecer
con ellos. Porque ahí hay alguien que le aceptara aunque no siempre sea “la alegre
Tooru”. Que incluso le pide sea más egoísta, que exprese lo que quiere, que no
se autolímite. Esa es la prueba más grande para Tooru, así pudo saber que con
ellos esta su hogar. Y así es como lo acaba expresando en llanto: “¡Quiero ir a casa!”. La familia es
importante, pero aquellos que te hacen sentir en familia, lo son aún más. La decisión
de Tooru de permanecer con los Souma es la más lógica. Son ellos quienes la
hacen sentir en casa.

¿Puede
una bola de arroz ser parte de una cesta de frutas?

Este es sin duda uno de los episodios más significativos de la serie, por dos motivos. En primer lugar aquí vemos el porqué del nombre del anime. Y en segundo lugar este es el episodio que comienza a dejarnos ver el enorme sentimiento de soledad que envuelve esta historia. Porque si, el eje en el que esta historia se desarrolla es el sentimiento de soledad y cómo lidiar con él. Iniciamos con Tooru, su relato es la cosa más sencilla y la más llegadora. Vemos como un simple juego de niños puede marcar una línea que nos separe del resto. Los niños pueden ser crueles, y como niños en realidad no son conscientes de sus acciones. Una acción tan simple como excluir a alguien de un juego puede dejar muchas secuelas en una persona. Y justo eso ocurre con Tooru, quien no puede escapar del sentimiento de “no pertenencia”.

Puedo recordar que el
episodio de la versión anterior, que relata estos hechos, se llama así: “¿Puede una bola de arroz ser parte de una
cesta de frutas?
”. Y lo encuentro muy apropiado para el relato. Porque la
narrativa siempre está en ese eje, sobre la no pertenencia de Tooru con lo que
le rodea. Ella creció siendo solo ella y su madre, fuera de ese círculo no
siente verdadera pertenencia. Me tomo la libertad de excluir a sus amigas
porque ella misma lo hizo al no acudir a ellas al quedarse sin hogar. Porque sus
excusas siempre viraron en lo mismo: no ser una molestia, ergo no siente la
libertad de ser “egoísta” con ellas. Al salir de la casa de los Souma ocurre
algo similar, siente comodidad estando con ellos sin embargo no se determina a
quedarse porque no quiere ser una molestia.

Tooru repite ciclos de aislamiento, pero lo hace por ella misma, ya no espera a que los demás la dejen de lado, ella sola se aparta. No es capaz de salir de ese ciclo, no hasta que se siente verdaderamente aceptada. Las palabras de Kyou, y las acciones de Yuki y Shigure le demuestran que tiene un lugar al que llamar hogar. Ella también puede ser parte del juego, alguien al fin llamo a la bola de arroz a la cesta de frutas.  Cosa que no debe sorprendernos, si alguien entiende el sentimiento de no pertenencia, esos son los Souma.

Crea
fama y échate a dormir

Antes de finalizar debo
expresar lo horrible que fue la actitud de la familia del abuelo. No tenían ningún
derecho a sacar fuera el pasado de la madre de Tooru, mucho menos para
increparle nada. Que orgullo sentí por el abuelo cuando abofeteo al nieto y
puso en su sitio a todos. Y que goce saber que guarda en su corazón las
palabras de su hijo: “Kyoko debe estar en
un lugar donde pueda abrir las alas
”. No hay muchas menciones a Kazuya al
inicio de la serie, pero más adelante entenderán la razón de esto. Pero
volviendo al tema, fue bueno saber que en esa casa si había alguien preocupado
por Tooru. Tan preocupado que le dio la libertad de escoger volver a donde en
realidad deseaba estar.

Por su parte, la entrada de Kyou y Yuki en el momento justo fue la cereza en el pastel. Y ese golpe a la frente por llamar con tanta confianza a Tooru, de 10. De todas las actitudes violentas de este personaje, es la única en la que puedo estar de acuerdo. Además lo que fue más tragicómico del asunto es la forma tan brusca de Kyou de sacar a Tooru, se moría por llevársela de ahí.

Comentario final

Grande ha sido este episodio, y confieso que me dejo escapar un par de lágrimas. Por fin se está dejando ver el drama de la serie, pero no adelanten, aún queda mucho drama por llegar. Pero, ahora soy capaz de hablar de un tema central y primordial para esta historia: la soledad. Es un sentimiento tan universal que todos podemos relacionarnos con él. Fruits Basket retrata la soledad desde muchos ángulos, la representa a través de muchas situaciones, estoy segura que llegara una con la que se identificaran a más no poder. Cuando llegue el momento de la mía, se los haré saber, de la misma manera díganme cuando haya llegado la suya ¿o acaso fue esta?

Concluyendo, solo quiero decir: ¡ya maten el cliché de la violencia! Mi desagrado por Yuki está reviviendo, ya lo quería pero me hacen volver a verlo con malos ojos. Si hay una cosa que detesto es la violencia sin sentido. Que un personaje responda con violencia ante cualquier cosa es de lo más detestable. Por lo tanto, Yuki en este punto es un detestable para mí. Entiendo que no le agrade Kyou, entiendo el cliché de la historia al ser noventera, pero no voy a obviar mi desagrado solo por entender el contexto. Además admitan que es cansado el chiste, ¿en serio harán que Yuki golpee o patee a Kyou cada vez que le hable? Puedo con muchos clichés, pero el de la violencia es intragable para mí.  

Finalmente, vamos cerrando esto. No sin recordarles que el siguiente capítulo estará a cargo de Miyu Hikari, yo volveré para el séptimo. Ahora sí, díganme: ¿Qué les ha parecido este episodio? ¿Será que el miedo a la soledad, pueda hacer que nos aislemos antes que lo hagan los demás? ¿Qué se clase de sentimientos se necesitan para poder decir “estoy en casa”?

Fruits Basket フルーツバスケット – Capítulo 5 — Kudasai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.