Reseña | Bungou Stray Dogs 3

Reseña | Bungou Stray Dogs 3

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Bungou Stray Dogs 3 contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 3: Solo un diamante puede pulir otro diamante

Con la verdad revelada, y una buena explicación dada, Randou
da comienzo a su plan para eliminar a Chuuya y reclamar el poder del Arahabaki.
Utilizando su habilidad, Randou atrapa a ambos, Dazai y Chuuya, dentro de un
subespacio donde él tiene el poder absoluto. Mientras Randou combate a Chuuya,
Dazai se ve algo ocupado gracias a un compañero de juegos que el preparo
especialmente para el: el ex jefe de la Port mafia.

El combate contra Randou prueba tener a ambos en desventaja de manera individual, pero eso no los detiene de cambiar su suerte. Ambos ubicados en el punto perfecto, pronto se ven capaces de alterar el curso del combate al desactivar la habilidad de Randou, dejándolo por ende indefenso tiempo suficiente para acertar el tiro de gracia.

Un poco de tiempo después de la muerte de Randou, visitando
la tumba de este, Chuuya tiene un reencuentro amargo con la organización que él
lideraba. El se ve traicionado por esta, la cual, uniendo fuerzas con GSS,
busca eliminarlo. Últimamente, tal unión lleva al fracaso gracias a la intervención
de la Port Mafia. A la merced de Dazai, a Chuuya no le queda más opción que
unirse a la Port mafia. Este giro de eventos podría no ser lo que esperaba,
pero si lo llevo a encontrar un ideal en el cual creer y un líder al cual poder
seguir con orgullo.

Los más débiles siempre sucumbirán ante la duda y el miedo

Como mencione en el pasado, no es muy difícil aprovecharse
de una persona, sin importa si esta o uno mismo sea considerado “fuerte” o
“débil”. Sin embargo, es importante considerar que están siempre serán
situaciones inestables, llenas de fallas. Solamente es necesaria cualquier
influencia externa para eliminar el llamado “balance” de poder en
circunstancias tan inestables.

Como mostrado en este episodio, la más mínima duda es
suficiente para llevar al pánico a cualquier grupo liderado por alguien
“superdotado”. La intrusión de Dazai y las acciones de Chuuya llevaron a las
ovejas a un punto de pánico extremo. “Si aquella persona con poder abrumador
nos abandonara estaríamos perdidos”, tales pensamientos fácilmente invadirían
la mente de cualquier persona que se considere a si misma débil y busque el
apoyo de alguien “fuerte” para protegerse. El pánico y la paranoia lleva al
caos, y este termina en acciones extremas, en este caso, traición.

Por supuesto, este evento fue orquestado por Dazai como es
costumbre, aun así, las ovejas no podrían haberle dado una mejor oportunidad
hacerlo. Sembrar miedo en un grupo que depende en su totalidad de su “líder”,
especialmente si este está cooperando con el enemigo. Al final, aquellos que
piensen que son incapaces de lograr algo por su cuenta siempre buscaran que
alguien más los proteja y resuelva sus problemas. Chuuya fue demasiado
bondadoso, se volvió la espada y el escudo de las ovejas, se dejo utilizar, y
cuando actuó por cuenta propia, solo propago el pánico.

Si sienten que su antiguo protector se volverá una amenaza,
buscan uno nuevo que les ayude a deshacerse del antiguo. La traición era el
único resultado posible, y aun así Chuuya nunca quiso ver a esos chicos
lastimados. Al final, puede que este resultado sea a causa de la propia
amabilidad de Chuuya, al haberles dado la oportunidad de aprovecharse de su
fuerza.

La ideología de un verdadero líder

En el transcurso de estos tres episodios el tema del
liderazgo y el peso de llevar tal posición se hizo bastante presente. Empezando
con la ideología maníaca y sádica que poseía el antiguo jefe, el método
bondadoso pero incapaz de mantener el control de Chuuya, y la de Mori, que
consigue un balance perfecto entre ambos e incluso va más allá.

El ex jefe podrá haber utilizado métodos cuestionables al
momento de hacer presente su poder y el de la Port mafia, sin embargo, daban
sus resultados. Este camino llevaba a la ciudad en un camino directo a la
ruina, pero mantenía a la Mafia en una posición de poder. Sus enemigos podrán
haber sido abrumadores, pero con la administración sanguinaria del ex jefe aun
así lograba mantener el control dentro de la Mafia. Sin embargo, estos métodos
trajeron demasiado odio, lo cual eventualmente se volvería su perdición y le
daría una oportunidad a un doctor para tomar el mando.

Chuuya por su parte, en su intento de liderar a las ovejas,
no hacia más que defenderlos de todo peligro y atacar a los enemigos de este.
Poseía el poder para hacerlo, pero carecía el juicio necesario para mantener a
raya a sus subordinados. El nunca estuvo destinado a ser un líder, sino a
seguir a alguien que no tenga miedo de tomar tal manto y tenga la determinación
para actuar como lo dicte la situación, sin importar las consecuencias.

En esta historia sobre el pasado y en el presente, Mori
continúa demostrando la determinación que cualquier líder debería poseer. Él es
una persona astuta que posee un peculiar carisma que no se ve muy seguido.
Ensuciándose las manos con tal de alcanzar el poder y cambiar los métodos de la
Port mafia, asegurando la seguridad de sus subordinados e incluso la de la
ciudad, él posee todo lo que los otros dos no poseen. No es difícil ver por qué
Chuuya últimamente se decidió a seguir a un hombre como Mori y a sus ideales
dentro de la mafia.

Opinión final

El tercer episodio de la tercera temporada de Bungou Stray Dogs cierra el arco de algunos personajes como Randou, para otros, revela como inicio el suyo, y otros, hacen pequeñas apariciones para deleitar a los fans. Grandes detalles sobre el pasado de algunos personajes fueron revelados, algunos predecibles consideran el contexto actual, otros, algo más sorprendentes, pero que concuerdan a la perfección con el presente.

Empezando con el caso más obvio de todos, Chuuya, tenemos un
origen algo inusual. Su historia es una que me logro sorprender más de una vez,
pero que concuerda a la perfección con lo que ya conocía. Un poder abrumador y
una habilidad que lo vuelve una bestia imparable llena de ira, todo concuerda
con su origen como una manifestación del poder del Arahabaki. Para mí estas
revelaciones no podrían haber sido más inesperadas, pero puedo asegurar que
fueron bastante satisfactorias. De una deidad de poder incomparable a un
miembro de la Port mafia, la vida definitivamente está llena de sorpresas.

Por supuesto, Chuuya no fue el único que dio de que hablar,
Dazai también mostró por que es uno de los favoritos de muchos fans. Se me hace
muy interesante comparar su razón para unirse a la Port Mafia, y
posteriormente, su razón abandonarla. Buscando una pizca de excitación en la
vida, viviendo al limite en situaciones que pongan su vida en el limite
absoluto con la muerte, esto es lo que lleva a Dazai a formar parte de la Port
mafia. Pero en el futuro, tal interés y la muerte de su amigo lo llevan a
considerar un estilo de vida que lo aleje de la Mafia. Un impulso por vivir al
borde y estar lo más cerca de la muerte que sea posible inicio su vida en el
crimen, pero las palabras de su amigo le llevaron a cambiar de bando, pues al
final eso nunca fue tan relevante para él.

En cualquier caso, el final de este pequeño relato sobre el
pasado se acerca, o puede que incluso ya lo hayamos presenciado. Sin importar
cual de estas opciones sea, este pequeño vistazo continúo siendo un relato con
un impacto mayor al que esperaba inicialmente. Con orígenes descosidos y
facetas inesperadas, este continúa expandiendo una historia que en si ya era
bastante intrigante y peculiar.

Reseña | Bungou Stray Dogs 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.