Reseña | Carole & Tuesday

Reseña | Carole & Tuesday

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Carole & Tuesday contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 05: Every Breath You Take

Luego de los fracasos anteriores, Gus propone que pasen directamente al plano de la actuación en vivo. Para eso, Roddy planea hablar con una de sus conexiones, mientras que el manager busca ponerse en contacto con Höfner, un empresario de la industria musical. Carole y Tuesday por su parte, buscan ganar algo de dinero para el día a día mientras componen nuevas canciones.

Tao y Angela se reúnen con Schwarz, un magnate del fondo de cobertura Intergalactic, al que el productor le pide invertir 12 millones de woolongs en la chica, para lo que la hace cantar, “Move Mountains”, una canción a capella.

Gus intenta convencer a Höfner de darles una oportunidad a Carole y Tuesday para actuar en el festival Cydonia, pero no tiene mucha suerte. Mientras tanto, Roddy solamente consigue que las chicas puedan tocar una canción en un club independiente.

Luego de oír cantar a Angela, Schwarz decide darle los 12 millones a Tao. Con dicho presupuesto, Tao le asegura a Angela que será una estrella, y que para ello usará publicidad encubierta.

El hermano de Tuesday quien ha llegado a Alba city da con la casa de las chicas, pero es desviado por el casero. En tanto, Carole y Tuesday, emocionadas por la presentación conseguida por Roddy, deciden escribir una nueva canción.

El día de la presentación, Carole y Tuesday cantan “Someday I’ll Find My Way Home” ante diez personas entre las que se cuentan: Roddy, el hermano de Tuesday, Gus y Beth, la dueña del club, quien recibe una llamada durante la canción para luego pasar el teléfono al manager de las chicas.

Conexiones necesarias

El mundo de la música es uno muy amplio, y si algo nos dice este capítulo, es que inevitablemente necesitas conocer a varias personas que se muevan en él.

Carole y Tuesday por un lado, y Angela por el otro, se mueven paso a paso en su camino a ser reconocidas y en ambos casos gran parte de esto se debe a las personas que trabajan con ellas, quienes a su vez conocen más personas relacionadas al medio. Así se forma una extensa cadena de conexiones vinculada a un elemento en particular: la música.

Inicialmente pudimos verlo en el caso de Carole y Tuesday con esa suerte de videoclip que intentaron, y como Gus se puso en contacto con gente de su agenda para lograr mejores resultados. En este capítulo el manager sigue demostrando que no es solo palabras logrando un encuentro con Höfner, (que cuenta con sospechosos tintes de amistad), un magnate a cargo de organizar eventos entre los que destaca el festival de Cydonia, (imaginemos que esto es como el Coachella de Marte), y aunque lamentablemente no logró su cometido, ha logrado picarme la curiosidad saber hasta dónde llegan sus conexiones.

Roddy es otro caso interesante pues este “productor” casi accidental de las chicas, creador de la IA musical de Ertegun, fue a dar al lugar más viejo del mundo relacionado con la música: un club nocturno, dada la diferencia existente entre el personaje y este entorno, ¿cuál creen que será su relación pasado con el club y con la música en general?

Finalmente tenemos a Tao y Angela, quienes apelaron a la inversión de un grupo multimedia para solventar la publicidad que reciba la chica. Lo curioso de este caso es que la conexión va por otro lado y podemos relacionar la oferta de Schwarz, el hecho de que Tao haya sido un neurocientífico y la propuesta que este hace sobre la comercialización encubierta con un término bastante conocido en la industria audiovisual: publicidad subliminal.

Primeras veces

Esa llamada telefónica del final podría suponer muchas cosas, pero quiero ser optimista y pensar que la primera gran oportunidad está a punto de llegar para Carole y Tuesday, y personalmente hallo excelente que su primera presentación y la puerta a eso, haya sido en un club delante de poca audiencia, pues así empezaron algunas de las más grandes bandas de la historia, como ser The Beatles, Queen e incluso la banda cuya canción le da el título a este capítulo The Police, quienes al igual que nuestras protagonistas iniciaron siendo teloneros.

Esta vez pudimos ver a Roddy en el mismo papel que nosotros cargamos: el espectador. Como tal, el chico dió constantemente su sincera opinión de lo que la música de las chicas y su ambiente le generaban, y ese sentimiento fue lo bastante sincero y poderoso como para convencer a Beth de dejarlas tocar en el club. Así como a Gus tiene su papel de narrador en la historia, Roddy justamente se ha ganado el lugar del primer fan, porque fue tanto testigo como causa de que las chicas hayan llegado a este punto.

Opinión final

Primero que nada, hay que admirar el trabajo de Bones en cuanto al apartado audiovisual del capítulo, puntualmente en la presentación de las chicas fue excelente, no solo en el puro sentido de la animación, (de la que no debería haber quejas), sino en la creación del ambiente y en cómo el desarrollo de la escena empieza alejándose de las protagonistas para observar como los presentes se voltean a verlas y termina poniendo el foco en ellas.

Ahora sí, el capítulo me gustó por varias razones, empezando por el pequeño foco que hay en Roddy y lo que piensa sobre las chicas y la música que estas hacen de forma similar a la de Gus en el capítulo anterior, asimismo el como él mismo y el capítulo terminan por definirlo como el primer fan del dúo.

Otra de las cosas que me gustaron fue el trasfondo que se desarrolló entre la madre de Angela, de la que el productor resaltó su “androginia marciana”, y Tao siendo un neurocientífico, algo que le da más sentido a su forma de ser fría y lógica, así como al resto de sus acciones. Ambas cuestiones despertaron aún más mi interés en estos personajes y me generaron tanto dudas como expectativas.

Finalmente fue interesante ver cómo funciona administrativamente el mundo de la música con Tao y su acuerdo con Intergalactic, los intentos de Gus por convencer a Höfner y el porqué de la negativa de este, y claro también, la interacción de Roddy y Beth, pues la manera en la que esta describe a su club como “independiente”, nos lleva a pensar en que quizás la industria musical de Marte es algo monopolizado.

El mundo de la música es amplio, tiene muchas facetas que explorar y asimismo puede abordarse por muchos lados diferentes. Eso parece ser lo que Carole & Tuesday quiere demostrar, y lo está haciendo de una manera destacada.

Reseña | Carole & Tuesday

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.