Reseña | Kono Oto Tomare!

Reseña | Kono Oto Tomare!

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Kono Oto Tomare! contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

# 1 Nuevos miembros del club

Los rumores sobre un delincuente de 1er año llamado Chika Kudo circulan por la escuela. Kurata Takezou de 2do año, intenta reclutar miembros para el club de Koto, así como también recuperar la sala del club de manos de unos delincuentes.

Kurata es atacado al intentar proteger uno de los kotos, pero Kudo lo auxilia, sacando a los delincuentes del salón en el proceso. Tras descubrir que Takezou es el presidente del club de Koto, Kudo le entrega una solicitud para unirse.

Kudo se enoja al observar el estado del club, pero de inmediato observa el koto que hay allí e intenta tocarlo, siendo detenido por Kurata, quien lo saca de la sala. Luego de ser echado, Kudo observa el cartel sucio del club y se lo lleva dejando una nota, para sorpresa de Kurata.

Al recordar los sucesos que lo llevaron a entrar en el club, y todo lo dejado por sus superiores, Kurata le pide a Kudo que le devuelva el cartel pero este se niega. Enojado con el chico de 1er año se dirige al club, solo para encontrarse nuevamente con Kudo quien se encontraba limpiando la sala.

Luego de un nuevo incidente con los delincuentes y del rechazo de Kurata, Kudo comienza a faltar a clases. Tetsuki, amigo de Kudo, le cuenta a Kurata las circunstancias de Chika y la relación con su abuelo, un fabricante de kotos, así como la verdad detrás de la muerte de este.

Kurata es atacado nuevamente y esta vez Kudo es acusado. Tras despertar, la enfermera le cuenta a Kurata la situación y este decide alejarse de Kudo, pero luego de ver el cartel del club restaurado, corre a ayudar al ex delincuente. Con ayuda de Tetsuki se demuestra la inocencia de Kudo, y este junto a Kurata hacen las paces.

Atados al pasado

El capítulo, además de ser una presentación de los personajes, nos permitió conocer algunas de las circunstancias que rodean a los protagonistas y que serán desarrolladas a futuro.

Por un lado tenemos a Chika, un novato de 1er año que carga con una mala reputación producto de sus decisiones y de un incidente que causó la muerte de su abuelo, algo de lo que fue inculpado. Luego está Kurata, el presidente del club, quien lo atesora por ser un legado de sus superiores, quienes de alguna manera lo salvaron cuando se encontraba perdido al no poder entrar en la escuela que quería y fallar a  las expectativas de su familia.

El inicio del capítulo nos engaña ligeramente, mostrando a Kudo y Kurata como si fueran opuestos: uno sonriendo en el club y el otro siendo apresado. Pero a medida que la historia avanza descubrimos que a pesar de tener personalidades muy dispares, ambos son similares y también, que aman aquello que los ayudó a encaminarse en su peor momento: el koto.

Opinión final   

Cuando anunciaron que adaptarían esta historia al anime sentí bastante temor, ya que en términos de arte, (con un estilo que mezcla el shoujo y el shonen), Kono Oto Tomare! de Amyuu Sakura es sencillamente impecable y su historia aunque un poco cliché, no se queda atrás, y el hecho de que este manga fuese animado por un estudio nuevo y prácticamente desconocido como Platinum Vision me generaba aún más dudas. Pero todo eso desapareció tras el primer capítulo.

Con la dificultad que representa adaptar el manga, (un shounen de música tradicional con estilo shoujo), siento que el estudio ha empezado con el pie derecho en esta adaptación, al menos en términos de estilo donde puede reconocerse ese diseño que se acerca más al shoujo pero manteniendo la vibra del shounen.

Un indicio de que este es un anime shounen se encuentra en el opening, “Tone” interpretado por Shouta Aoi, (quien a su vez interpreta a un personaje dentro del anime), una canción enérgica y vibrante que acompaña a una secuencia llena de micro spoilers sobre lo que pasará en esta temporada y que eventualmente iremos descubriendo.

Por otro lado, el ending, “Speechless” interpretado por Uchida Yuuma, (voz de Kudo Chika), nos acerca a los protagonistas y a los miembros del club de Koto de una forma más cálida con un estilo más cercano a las baladas.

Entonces, ¿dónde queda el koto? Aún falta la pieza más importante en un anime que trata sobre música tradicional, y eso es la clásica melodía del gran instrumento de cuerda, algo que parece veremos en el siguiente capítulo y lo que será una prueba de fuego para saber si esta adaptación está bien encaminada.

Reseña | Kono Oto Tomare!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.