Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Kouya no Kotobuki Hikoutai contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 5: La espléndida Areshima

Tras la exitosa misión en Rahama, el escuadrón arriba a la ciudad de Areshima, donde pasa poco tiempo antes de que recibieran su próximo encargo. Se le informa al escuadrón que una reunión de gran importancia entre la consejera Julia y el jefe de Comercio View, Isao, se llevara a cabo, y se necesita de su apoyo en caso de la aparición de piratas aéreos. En contra de la opinión de sus compañeras, Reona decide aceptar el trabajo, una decisión desconcertante por parte de la líder de Kotobuki.

El tiempo avanza, y la reunión de inicio. Además de Kotobuki, los miembros restantes de Nazarin también son contratados para apoyar con la seguridad. Justo como previsto, los piratas realizan su movimiento, y depende de Nazarin conseguir tiempo suficiente para que Kotobuki llegue a la zona del conflicto. Incluso siendo solo dos hombres, Nazarin hace su parte y Kotobuki toma el relevo para eliminar al enemigo.

Sin embargo, Reona actúa de forma solitaria y agresiva, atacando por su cuenta al enemigo, mostrando una cara que su equipo no había visto antes. Desafortunadamente, este estilo de vuelo es arriesgado y pronto ocasiona que Kate se vea alcanzada por el fuego enemigo, este evento, y un sermón de Kylie, bastan para devolver a Reona a la normalidad. Mientras, en Areshima, Isao se decide a devolverle el favor a los piratas, probando al mismo tiempo la razón por la cual solía ser llamado: “El mago del aire”. Con tal fuerza en el cielo, los piratas pronto son derribados, y la relación entre Reona e Isao es revelada.

Reona la tenaz

Un líder debe de ser una persona capaz y responsable, a quien uno pueda confiarle su vida sin siquiera pensarlo, estas siendo, una de las muchas cualidades que uno esperaría de un líder innato. En ese sentido, Reona definitivamente está a la altura de muchos en cuanto a liderazgo se refiere, siendo una persona calmada que toma decisiones racionales y se preocupa por el bienestar del escuadrón, aun así, no existe tal cosa como una persona perfecta. El humano cuenta con una gran cantidad de peculiaridades, manías y defectos que en ocasiones pueden llegar a nublar su juicio, dejándose llevar por las emociones y actuando de manera impulsiva, algo no muy positivo cuando las vidas de otros dependen de ti como su líder.

Reona, como se pudo observar en este episodio, posee una segunda naturaleza que, solía ser prevalente en su pasado, e indudablemente, influencio en gran parte a su persona actual. Inicialmente el apodo de “Reona la tenaz” definitivamente no suena como algo negativo, después de todo, aquellos que son considerados como individuos tenaces logran llegar muy lejos al jamás abandonar su objetivo, sin embargo, llevado a extremos, esto definitivamente puede ocasionar problemas a uno mismo y la gente alrededor. Indudablemente Reona demostró gran destreza con sus antiguas alas, pero estas probaron ser un estorbo para el escuadrón, tanto en el presente como en el pasado.

Esta actitud impulsiva casi le cuesta la vida en múltiples ocasiones, de no ser por sus compañeros, Isao en específico, ella no estaría aquí. Este pasado es la principal razón por la cual poseer deudas es algo que Reona simplemente no puede soportar, ya que, a sus ojos, tener una deuda es lo mismo que ser una carga para otra persona. Dado que en el pasado Reona tenía que ser salvada constantemente, no es ninguna sorpresa que incluso algo tan simple como deber un poco de dinero sea algo insoportable para ella, las deudas representan su pasado y todos los problemas que le ocasiono a otros. Pagar una deuda pasa de ser solamente algo que se hace por sentido común y honor se vuelve una parte esencial de quien Reona es en el presente y su voluntad para nunca volver a ser una carga, llevándola así a volverse la líder ideal para el escuadrón Kotobuki.

Entre magos y veteranos, el cielo tiene de todo

En el pasado, Reona constantemente recibía ayuda de un piloto de gran habilidad y ambiciones a la par, esa persona es Isao, el actual jefe de Comercio View. El apodado mago del aire definitivamente fue una inclusión peculiar al elenco de Kouya no Kotobuki Hikoutai. Dejando de lado el hecho de que casi decide presentarse como un pariente de Camión-kun a tan solo minutos de que iniciara el episodio, Isao es en realidad alguien bastante carismático y entretenido de observar. Su personalidad hiperactiva y altamente optimista seguramente acabaría con la paciencia de muchos, combina eso con su afición por los trucos de magia y su inhabilidad para comprender la situación, en definitiva, te haría cuestionar como alcanzo una posición tan elevada si esto no fuera un anime.

Además de Isao, en este episodio volvieron dos miembros del escuadrón Nazarin están de vuelta, los únicos que quedaron de hecho. ¿Relevante?, no realmente, al menos no mucho para mí, pero según parece para el anime si lo son, después de todo, al igual que Isao y las chicas de Kotobuki, en Nazarin recibieron el tratamiento CGI, lo cual no estoy seguro de que sea exactamente algo positivo, pero al menos significan que son algo relevantes, incluso sus aviones aparecen en el opening, algo tendrán preparado para esos dos, probablemente. En cualquier caso, me alegro por ellos, puede que al fin logren volverse algo más que un simple grupo que haga ver mejor a las de Kotobuki cada vez que se les comparen.

Capítulo 6: Sin lugar para volver

Tras el asalto de los piratas aéreos en Areshima, Kylie es encargada con cobrarle a Julia el dinero ameritado a defender Areshima. Esta parte del trabajo es llevada a cabo sin problemas, pero el regresar con el resto de las chicas prueba no ser tan sencillo. Impulsada por un repentino encuentro con el avión con el emblema de una serpiente, Kylie nuevamente inicia una persecución en su contra, esperando finalmente devolverle el favor por todo lo que le ha hecho.

Desafortunadamente, el piloto con el emblema de la serpiente pruebe nuevamente estar fuera del alcance de Kylie, derribándola dentro de un cañón abandonado, específicamente, Ofukouyama. Entre sueños, Kylie recuerda el tiempo que paso con el viejo Sab, un anciano infame por su reputación con Yufang, pero ante los ojos de Kylie, era una persona que sabía cosas que ella no. Impulsada por mera curiosidad, Kylie paso una gran parte de su tiempo con el viejo Sab, aprendiendo y preguntando todo lo que pudiera, hasta que un día, el viejo Sab solo se largó, quemando cualquier cosa que habría dejado atrás.

En el presente, aprovechándose de partes de aviones abandonados y un poco de experiencia propia, Kylie al fin logra reparar su Hayabusa y se prepara para finalmente abandonar Ofukouyama. Una vez de vuelta en el cielo, lo único que resta es reencontrarse con el resto del escuadrón.

Incluso si no queda nada, hay quien siempre continuará buscando

La curiosidad humana es algo genuinamente sorprendente, no sería una exageración decir que el ser humano se encuentra dónde está ahora gracias en parte a esta, siendo lo que nos impulsó en primer lugar a cuestionar el mundo a nuestro alrededor con tal de saciar nuestro deseo por conocer cómo funciona nuestro mundo. Sin embargo, este episodio de Kouya no Kotobuki Hikoutai me planteo un interesante escenario: incluso en un mundo desértico, devastado por una calamidad sin nombre, ¿existirá deseo algún de explorar los horizontes en búsqueda de algo nunca visto?

En el postapocalipsis, revelar los grandes secretos del mundo ciertamente no es una prioridad. La mayoría solo consideraría vivir el día a día lo mejor que les sea posible, eso sería para los adultos, pero que pasa con las generaciones más jóvenes. Incluso con el tipo de ambiente al que estarían expuestos, los más jóvenes siempre tendrán una curiosidad insaciable, que incluso en un mundo desértico, les llenará la cabeza con expectativas y deseos relacionados con aquello que desconocen. Entra Kylie, quien en el pasado resultó ser una chica bastante peculiar y sin preocupaciones aparentes, lo cual es demostrado por su indiferencia al hablar sobre cadáveres y su interés en ver uno fresco con un anciano desconocido que encuentra tirado en el suelo. Claramente la supervivencia viene segunda en su mente y en primero viene su deseo por tener nuevas experiencias.

Esta es su mayor motivación, Kylie probablemente adore de volar gracias a la libertad que los cielos le otorgan, y es esta libertad la que le da aquella oportunidad que perdió en el pasado para explorar todos esos lugares desconocidos y tener las experiencias que tanto anhelo en el pasado. Para ella, la roca que se ubica donde la casa del viejo Sab solía estar no es una lápida como yo pensé que sería, sino un memento que le sirva como conexión con aquella persona que le mostró lo que la libertad era y lo que se siente ver algo que uno nunca había visto antes en su vida, una experiencia única y especial para cualquiera que viva en un mundo desolado.

Opinión final

Revuelto entre conflictos políticos, el pasado de las chicas, un constante antagonista con la insignia de una serpiente, y aparentemente un dodo, uno podría decir hubo una gran cantidad de información que procesar en los últimos dos episodios, sin embargo, uno estaría muy equivocado al respecto.

¿Cuál es mi problema se preguntarán?, en especial si consideran que lo único que hago es adular a Kouya no Kotobuki Hikoutai por su apartado técnico y su atención al detalle. En ese ámbito no tengo problema alguno, continúo disfrutando al máximo cada ocasión que las chicas alzan vuelo e inician combate contra los piratas aéreos, desafortunadamente, no puedo decir lo mismo de la historia. Hasta ahora lo más cercano que hemos tenido en cuanto a historia respecta ha sido el conflicto político que se lleva a cabo tras escena.

Explorar un conflicto político que tratar de lidiar con una sociedad desbastada y que debe lidiar constantemente con piratas aéreos no suena tan mal, si no fuera por el hecho de que no poseen el más mínimo interés en profundizar más en el tema. Cada ocasión que se presenta esta temática es solo una excusa para que las chicas alcen vuelo y se enfrenten a los piratas aéreos, o para introducir algún nuevo personaje al elenco. Ciertamente exponen el tema y construye un panorama general en cada ocasión, pero es inevitable sentir que tales eventos carecen peso alguno para las protagonistas y el progreso de la historia, lo cual a mi parecer hubiera sido una gran oportunidad para crear una historia más intrigante y expandir el mundo de Kouya no Kotobuki Hikoutai.

Sin un conflicto real o algún objetivo bien definido no creo que este anime pase a ser más que solo un slice of life ambientado en el viejo oeste que cuenta con combates aéreos impresionantes. Esta es la mejor forma de verlo, siendo que ya hemos alcanzado el punto medio, lo mejor es disfrutar de la dinámica entre los múltiples personajes y de las hazañas aéreas realizadas por los mismos. Todo lo demás, incluida la animación, se presenta como elementos que trataban de volver única a la experiencia, pero que al final, lo único que hacían era elevar las expectativas de la audiencia hasta llegar a un punto donde no se verían capaces de cumplir sus promesas.

Decir que la historia de Kouya no Kotobuki Hikoutai no tiene esperanza sería una exageración, pero estoy casi seguro de que, si aún siguen esta serie, es porque disfrutan de los combates aéreos o de sus peculiares personajes. Que opinan ustedes, ¿acaso me estoy precipitando con mi veredicto? o, ¿la historia de Kotobuki genuinamente no tiene salvación?

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.