Reseña | Mob Psycho 100 II

Reseña | Mob Psycho 100 II

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Mob Psycho 100 II contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 10: Colisión – Tipo potente

El ataque de GARRA se efectúa con Toichiro dando órdenes para el despliegue. Mientras tanto Reigen y los demás siguen escondiéndose, pero deciden tomar acciones y arman un plan que es comandado por Reigen, al cual descubre el ejército de GARRA. Se desatan algunas peleas entre psíquicos, mas Mob está inactivo pues sigue durmiendo, teniendo Hoyuelo que poseer su cuerpo para escapar del musculoso de Shibata. Después de cierto tiempo y de una pelea entre Hoyuelo poseyendo el cuerpo del presidente del club de fisicoculturismo contra Shibata, Mob logra despertar. Por su parte Ritsu y Sho llegan a las puertas de la torre donde está Toichiro y la ex séptima división de GARRA se encuentra con Shimazaki.

Opinión del capítulo

Los enfrentamientos entre el “Equipo Mob” contra los de GARRA por fin se mostrarán, además de haber peleas que ya se han dado pero que no se mostraron, como la del grupo de Sho contra Minegeshi. Esto me lleva a decir que parece ser que en estos capítulos que quedan nos darán la acción que no nos han dado a lo largo de la temporada, aunque las que hubo sí han estado buenas, así que debemos prepararnos para una dosis de psicodelia al buen estilo de Mob, y lo que yo quiero ver es la pelea entre Sho y Toichiro, padre versus hijo.

Este capítulo no tiene mucho de sorprendente, salvo las escenas de combate y el como Reigen sale de las situaciones complicadas -lo cual añade un humor sencillo pero efectivo-. Algo que logra sentirse es que parece que los personajes, tanto principales como secundarios, llegaron a la cúspide de su realización, como Ritsu que ya no es un niño que no confiaba en sí mismo, Reigen quien por fin pudo mirar hacia el futuro y encontrar valor a su vida, Teru el cual -a pesar de seguir confiando en su fuerza- dejó de ser un egocéntrico y petulante que humillaba a los demás, y claro que Mob también entra. Siendo los dos personajes que faltan desarrollar, para nosotros los espectadores, son Sho y su padre, aunque claro que ellos ya se desarrollaron como personajes tras vestidores, no logramos ver su evolución pues fue antes del inicio cronológico de la serie. Así que con los personajes en tal estado solo faltaría el enfrentamiento final.

Kono Toichiro da!

Si no me equivoco -y corríjanme si es así- ,Toichiro es el “enemigo final”, al menos de este arco que tiene que ver con GARRA. En la anterior reseña explique en parte mis problemas con este personaje, pero admitiendo que no me parece uno malo sino poco explorado y que no llega a conectar cuando es presentado. La exploración avanza poco a poco y aquí se nos revela su frialdad extrema, cayendo en la egolatría y me arriesgo a decir en narcisismo. “Puedo permanecer positivo en todo momento porque no me dejo influir por lo que sientan los otros”, esta frase de por sí habla mucho de él, siendo una persona a la cual le importa poco lo que le pase a sus subordinados, solo son juguetes para lograr sus objetivos y que siempre consigue lo que se propone. Este modelo de enemigo ya lo vimos en otros animes y el que más viene a mi mente es Asano Gakuhou, el director de Kunugigaoka del anime Ansatsu Kyoushitsu. Su frialdad y modo de llevar las cosas me es muy parecida, aunque de hecho que han de tener diferencias.

Esfuerzo verdadero

La parte más emotiva, en lo personal, fue cuando el presidente del club de fisicoculturismo protege a Mob para luego armarse una pelea entre Hoyuelo en el cuerpo de Musashi Gouda contra Shibata. Siendo la pregunta planteada acá: ¿Qué tan lejos podemos llegar sin poderes? Lo que hizo Hoyuelo fue activar ese 100%, lo cual pienso requiere de un control mental más que de un control psíquico. Esto último lo digo porque en cierta forma nos limitamos por culpa de la mente, sintiendo miedo o un querer reprimir nuestro potencial -como le pasaba a Mob-. En las tradiciones griegas, indias, chinas y japonesas, el control de la mente -o del alma, espíritu, diferentes nombres pero misma idea- nos ayuda a liberar nuestras potencialidades y abrirnos un camino que es imposible de seguir si nos quedamos en el plano de lo físico.

Haciendo una comparación con Jiren, a él se lo ve en buena parte del torneo en posición de meditación, lo cual ayuda a regular las emociones fuertes y a mantener un equilibrio que nos ayuda a controlar también nuestra fuerza física. Así Jiren no es solo puro músculo, sino también mentalidad y su pérdida se genera cuando el cansancio llega a afectar a la mente, que ya no puede estar serena -algo parecido también es la doctrina egoísta-. Así Hoyuelo al lograr dominar su mente también domina su fuerza, que es natural y solo la lleva a sus límites. Acoto: tanto en China como en Japón al cuerpo y a la mente no se la trata como una dualidad, sino como unidad.

Palabras finales

Un capítulo dentro de lo regular, como que si se estuvieran conteniendo para el clímax final. Seguiré orando para que a Toichiro lo desarrollen más. Ahora que Mob está despierto las peleas puede que se pongan mejores o que sean rápidas y sin tanta emoción, con Mob no se sabe, además dudo que pierda de nuevo el control salvo pase algo a Reigen o a Ritsu o a sus amigos -pero a varios, no solo a uno-. Y claro, sí, creo que Sho tiene razón, Ritsu tiene más posibilidades de ser fuerte que Mob.

Reseña | Mob Psycho 100 II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.