Reseña | Mob Psycho 100 II

Reseña | Mob Psycho 100 II

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Mob Psycho 100 II contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 1: Hecho pedazos – Hay alguien mirando

El capítulo comienza con la voz del narrador describiendo el trabajo de los psíquicos, para luego pasar a una escena donde Reigen está conversando con un agricultor. Este le dice que algo extraño está pasando en su granja, porque sus cultivos son infértiles a pesar de que los cuida. Reigen acepta el trabajo a cambio del 30% de su cosecha -dado que el granjero no tiene dinero para pagar-. Para lo cual llama a Mob y le pide que acabe con el trabajo. Acto seguido se les aparece el espíritu en forma de un espantapájaros, el cual Mob destruye sin esfuerzo, pero este solo estaba poseyendo al espantapájaros.

El fantasma se presenta como Serpenteante (o Kunekune en japonés -くねくね) y termina siendo más fuerte de lo creído, pues puede poseer a las plantas, logrando amarrar a Mob y a Reigen. Mob se da cuenta que puede hacer lo mismo, y así logra vencerlo. Al acabar el trabajo se le ve a los dos en la oficina, Mob recibe su paga (semillas), aquí aprovecha para hacer crecer una planta de tomates que tenía el “maestro”, este ve una oportunidad de dinero pero sus sueños se ven truncos, porque no saben bien.

El día de la presentación de candidatos, Kamura vuelve a presentarse -por insistencia del resto del consejo-. Es el turno de Mob, éste inhala mucho aire y se queda callado. Lo sorprendente es que recibe una carta de amor luego de esa presentación y se le declaran por primera vez. Emi y Mob terminan yéndose juntos a casa mientras charlan de sus vidas (de hecho, en todo el capítulo) parecen congeniar muy bien. Pasada una semana, Emi le muestra una novela que está escribiendo y por un malentendido termina confesándole a Mob que solo salía con él por una apuesta. Tras esto, Emi se encuentra con sus amigas y una de ellas ve su novela y la rompe, Mob ve eso y pide que no se burlen, se arrodilla y comienza a recoger los pedazos, Emi termina acompañándolo. Una ventisca hace volar los papeles y Mob, después de mentirle sobre su trabajo, le muestra sus poderes haciendo que la novela vuelva a unirse. Emi se queda impresionada. Pero hubo alguien que vio todo esto, y esa persona es Takane Tsubomi. Luego se ve a Emi en su cuarto y escribiendo una nueva novela. El capítulo culmina cuando Mob le dice repulsivo a Hoyuelo.

Opinión del capítulo

En el mundo de la literatura, la mujer muchas veces fue un ser que redimía al hombre, tenemos ejemplos claros como se ve en Crimen y Castigo de Dostoievski, donde Sonia termina encarnando la humanidad del protagonista Raskolnikov, que en el epílogo va camino a su redención. Un ejemplo más japonés estaría en el Genji monogatari (源氏物語) de Mursaki Shikubu, donde el camino de lujuria del joven Genji se ve trastocado por el vacío de la banalidad que ve en su vida, por lo cual busca y encuentra en Murasaki a la dama que culmine con sus años de angustia pecaminosa, al menos durante la primera parte de la historia. En el caso de Mob, no es que busque una redención, pero si busca una aceptación por parte de la sociedad en general y como buen adolescente busca el encuentro amoroso con la mujer. Siendo así, Emi logra llenar ese vacío que deja Takane y hace que la vida de Mob sea más feliz, no creo haber sido el único que vio la felicidad de Mob en toda la semana de encuentros con Takane. El camino de Mob no es el de la redención, sino el de la aceptación, sus poderes siempre fueron una carga para él, algo que lo hacía anormal y lo alejaba de la sociedad. Por eso también se junta con Reigen, porque lo ha aceptado como es. Mas me parece interesante el posible triángulo que pueda armarse entre Mob, Takane y Emi.

Otra cosa a recalcar es el uso de la mentira como recurso narrativo, es decir, Mob le mintió a Emi con respecto a su trabajo y con respecto al regreso a su casa. Mob dijo que trabajaba en una librería y cada vez que se alejaba de Emi regresaba al club a entrenar. De lo primero no se enteró, solo hasta que vio los poderes de Mob, pero de lo segundo sí, y se notó que le dolió, pues pensó que Mob solo estaba con ella por pena. Y si no lo sabían, sí, Mob la rechazó, siempre fiel a su crush. Esto desencadena con más intensidad el tramo final del capítulo, donde Emi le cuenta sobre la apuesta y se va con sus amigas, no sin antes decirle que ambos se parecen, dado que ella sospechaba que Mob solo se presentó como candidato porque lo coaccionaron, en resumidas cuentas le dijo que ambos son manipulables. Pero sorpresa, Emi también es una mentirosa, sus “amigas” no sabían que Mob la rechazó. Con esto me llega la pregunta: ¿Una relación se puede basar en una mentira? Y hablo de relaciones de todo tipo, desde amistad hasta de enamoramiento. Pero esto ya nos llevaría a un tema más largo, lo crucial aquí es que por medio de mentiras se fue entretejiendo la trama, y como se le ve tendrá sus consecuencias futuras.

Bueno, Mob aun es un novato en todo tipo de relaciones, desde las de amistad hasta las familiares. Esto se sigue notando en el primer capítulo. Lo cual me lleva a preguntarme si Mob tuvo un crecimiento como personaje, y mi respuesta va por un no, pero espero que la respuesta cambie pues él logró enfrentar problemas serios en la pasada temporada y no me gustaría que un personaje que tiene tanto para dar y enseñar se quede en lo plano. Mob sigue siendo inocente, lo cual le da ternura, y bueno, solo que esto llega a ser un poco más de lo mismo que ya logramos ver. Su personalidad no ha cambiado, sus power’s up’s tampoco. Mas como señalé, sigue siendo un novel, el aprendizaje cuesta -y claro, el tiempo transcurrido en la serie fue poco, es decir que entre la primera y la segunda temporada no han pasado años o varios meses.

Sobre el apartado gráfico he de decir que se mantiene igual o semejante, lo cual me es grato pues la calidad me resulta satisfactoria y hasta excelente, sobre todo en las escenas donde los colores normales se pierden para dar paso a los colores que se ven cuando se usan los poderes. El opening resultó ser muy Mob, es decir, con toda esa psicodelia -aunque no sé si llamarlo así- que ya caracterizó al primero. La escena de combate estuvo buena y la narrativa de la segunda parte fue muy conmovedora para mí, recuerdo haberle dicho a mi enamorada que casi lloro con esa parte. Y quién sabe, quizá podamos ver una historia de amor más profunda o sentimientos mejor expresados, claro que sin tener que recurrir a la violencia para que se exterioricen. Espero poder ver más de las referencias a Jojo’s: Josuke (Tenga Onigawara) y al club de fisicoculturismo, cuyas poses quisiera imitar, solo me falta el músculo, (emoticón lloroso). Así culminaría el primer capítulo de nuestro querido Saitama con pelo, además de ser la versión niño.

Capítulo 2: Leyendas urbanas – Encontrándose con rumores

Reigen no tiene ningún trabajo por lo cual decidirá ir a buscarlo, yéndose a un pueblo que para sorpresa de Reigen y Mob tendrá muchos rumores de fantasmas.

Al clavar su banca para esperar clientes, en vez de eso llega un miembro de La Unión espiritual del Sol Naciente que responde al nombre de Banshumaro Shinra, un gordito psíquico. Este les dice que necesitan permiso y entre disputa y disputa se acerca una señora con un encargo. Ella cuenta que en el pueblo corren rumores sobre fantasmas, en específico de: el perro del rostro humano, la vieja corredora, el impermeable rojo y la arrastradora. Reigen acepta el trabajo y por azares del destino Shinra se les une. Los cuatro, pues Hoyuelo estuvo en forma invisible, se separan e investigan en parejas, aunque Shinra no sabía que Hoyuelo lo acompañaba. Mob y su maestro se van a investigar por internet -sabía decisión-, Shinra por su parte decide preguntar a los niños, quienes lo acusan de pervertido y para su sorpresa se encuentra con el fantasma del impermeable rojo, y entre ellos se desata una batalla al mejor estilo de Street Figther, el rojo sale corriendo, Shinra lo persigue, llega a alcanzarlo en un bosque, pero el del impermeable le tiende una trampa.

Derrotado Shinra, la arrastradora sale de la laguna y desmaya al rojo. Por su parte, Mob y Reigen, encuentran al perro con cara de humano, que solo resultó ser un perro al que le pintaron la cara. Mientras tanto se desata una pelea entre Hoyuelo en el cuerpo de Shinra y la arrastradora. Hoyuelo llama a Reigen y este con Mob van en ayuda de Hoyuelo, llegando a tiempo. Mob termina derrotando a la arrastradora porque no sabía de los rumores y por ende no le tenía miedo. Ahí van tres misterios resueltos, falta el último. Se van a una vía de automóviles en forma de cueva y encuentran a la corredora, la cual no cae en los poderes psíquicos, Reigen le dice a Mob que corra y él corre con su vida, pero la corredora pasa a Mob con creces, esto hace que Mob decaiga y sienta el verdadero terror. En fin, el capítulo acaba con Reigen creando su página web, tomando la idea de la señora que los contrató en el pueblo.

Opinión del capítulo

(Mientras buscaba las imágenes me topé con la sorpresa de que Shinra ya había aparecido en el capítulo 1, dentro del cuadro donde hay varios psíquicos. En todo caso suban y miren con atención la primera imagen de la primera galería).

El psicólogo suizo Carl Gustav Jung acuñó el término “inconsciente colectivo” para referirse a una idea, imagen o fenómeno común dentro de un grupo de personas. Estas ideas están almacenadas en la psique del grupo y tienden a no tener una razón dada, o a decir que están más allá de la razón o usando el lenguaje nietzscheano, está más allá del bien y del mal. Toda esta carga tiene un simbolismo detrás, es decir alimentan la psique del individuo, llegando a, en cierta manera, transformar o modificar la conducta. Un ejemplo podría ser el como ilustró Dante Alighieri el infierno, el purgatorio y el cielo, símbolos o imágenes de una cultura y de un contexto social dado. Y me parece que esta teoría del psicólogo mencionado puede estar muy acorde a los acontecimientos dentro del capítulo. Los cuatro espectros representan el miedo social que comparte el pueblo, un miedo irracional que se agudiza o agranda porque también les es desconocido. Poniendo los ejemplos, el perro con cara de humano podría representar el miedo a los seres y/o animales extraños o jamás vistos -como el chupacabras-; el del impermeable rojo, podría ser el miedo a los pedófilos y/o pervertidos que hay en el grupo, que podría ser cualquier persona, pues se desconoce su identidad; la arrastradora puede ser la misma muerte, que te arrastra al infierno o te mata para ser parte de su grupo de muñecas; finalmente, la corredora, esta está ahí porque sí. No le puedo encontrar un símbolo, pero para Mob tiene mucho de aterradora, pues es la viva imagen de lo que quiere, mas no puede conseguirlo por mucho que lo persiga.

Otra cosa a recalcar es la creación del miedo que puede haber, este es el caso de Mob, y estos miedos que pueden ser traumáticos se pueden generar a cualquier edad. Lo curioso es que a él le causa miedo lo más “común” por sobre lo más sobrenatural. Podríamos decir que la naturaleza de Mob es lo sobrenatural o lo incomprensible para el común, por eso la ignorancia de los rumores sobre la arrastradora no le chocó, pues al final fue un espectro que podía ver y vencer, a diferencia de la corredora a la cual no puede vencer por mucho esfuerzo que se tenga. Esto nos lleva al tema del conocimiento de nuestras capacidades, el descubrimiento de nuestras habilidades o, según la sentencia griega, el conocernos a nosotros mismos. Mob sabe que mientras sea un ser espectral podrá vencerlo, conoce su capacidad y también sabe en qué se puede volver, solo siendo limitado por su físico. Esa fuerza corporal es lo que desconoce nuestro pequeño protagonista, siendo algo que quiere vencer por sus propias fuerzas y no por sus poderes. Esto quedó claro en la primera temporada cuando pelea contra Hanazawa. Por eso Mob sintió el verdadero terror, porque una anciana -¡UNA ANCIANA!- tiene mejor físico que él.

Sin ponernos tan académicos, ni filosóficos, añadiré unas pocas palabras más: la animación me ha gustado como casi siempre, las escenas de pelea son muy seguibles, la banda sonora va de acuerdo a los momentos y el ending no fue tanto de mi agrado, aunque las imágenes soy muy lindas y solo por eso veré los siguientes ending’s. Diría que mi canción favorita de Mob Psycho 100 es el primer opening, pero gustos son gustos. Parece ser que el siguiente capítulo traerá sorpresas que tienen que ver con las debilidades de Mob, solo queda esperar. Aunque yo sigo esperando la aparición de Teroki Hanazawa (y para quién no lo recuerde, porque también ya lo mencioné antes, es el rubio al que Mob dejó sin pelo y tuvo que usar una peluca que le quedaba como Marge de Los Simpsons) y de lo que ha quedado de GARRA. Sin más, solo añadiré: el anime es para disfrutar, pero también se puede aprender. Los dejo con unas imágenes que me encantaron, una del ending, otra bien Jojo’s  (ya dejaré de buscar referencias a los Jojo’s).

Reseña | Mob Psycho 100 II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.