Reseña | Seishun Buta Yarou wa Bunny Girl Senpai no Yume wo Minai

Reseña | Seishun Buta Yarou wa Bunny Girl Senpai no Yume wo Minai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Seishun Buta Yarou wa Bunny Girl Senpai no Yume wo Minai contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Seishun Buta Yarou wa Bunny Girl Senpai no Yume wo Minai - Capítulo 7

Capítulo 7: La juventud es una paradoja

Tal como lo había dicho, Sakuta se encarga de Hayate, el gato blanco que recogió junto con Shoko, quien va a verlo de vez en cuando a la casa de él. Al saber que esta no tiene hermanas, ni algún familiar muy parecido a ella, Sakuta decide preguntar por la opinión de Futaba. Cuando se encuentra con ella, nota que esta trae el pelo recogido, además de no traer sus anteojos, aún así le explica la situación con Shoko Makinohara. Al salir de la librería donde estaban, Sakuta menciona que ese día habría fuegos artificiales, y también que el año pasado fueron Kunimi, Futaba y él juntos, pero que ella fue con ropa común y no con un yukata como esperaba, para llamar la atención de Kunimi.

Luego de terminar de hablar con Futaba, Sakuta va a su trabajo, encontrándose en el mismo con Tomoe, quien a pesar de llevar un yukata puesto, fue a ver los horarios para la próxima semana. Al volver a su trabajo, él se sorprende al ver que Mai ya había vuelto, y por lo tanto lo visitó en su trabajo y lo esperaría hasta que su turno terminara. En la noche, cuando ambos caminaban a casa, ven a Futaba entrar en un café internet a pesar de ser de noche, así que Sakuta le pide su celular a Mai para poder hablarle a esta, la cual responde como siempre lo hace, sin embargo, frente a sus ojos se encuentra otra Futaba, y Sakuta la persigue hasta atraparla. Futaba les explica que desde hace tres días existen dos de ella en el mundo y que no sabe la razón, pero ya que la otra está viviendo en su casa, ella no puede volver. Sakuta la invita a quedarse en su casa en lo que se arregla su Síndrome, pero Mai no está muy de acuerdo, así que ella también se quedará con él.

Al llegar, Sakuta le presenta a Futaba a su hermana, y viceversa, mientras que Mai irá a su casa por ropa. Futaba está tomando un baño, y a la vez también habla un poco sobre el Síndrome con Sakuta. En la noche, Mai va a la sala donde está durmiendo Sakuta, despertándolo sin querer, y hablando con él, pues tenía una semana que no se veían. Al día siguiente, mientras desayunaban, llega Shoko, quien entra y se presenta con Futaba, y esta se sorprende al ver que en verdad existe. Sakuta va a la escuela para buscar a la otra Futaba, pero esta no se encontraba en el salón del club, sino que estaba viendo una práctica del club de Kunimi. Sakuta habla con ella, sobre el hecho de haber dos Futaba, en busca de ver si es una impostora, no obstante, no parece ser el caso. Luego, Sakuta habla con Kunimi, y este acepta ayudarle si ocurre algo con Futaba. Sakuta habla con Mai por teléfono antes de que Kamisato hablara con él, pues, la cuenta de Futaba ha estado subiendo alguna contenido peculiar.

Opinión

No sé por qué pero me esperaba que este arco tratara un Síndrome bastante parecido a este, pues si bien ya habían hablado del Gato de Schröndinger y el Demonio de Laplace, supuse que también hablaría de un Doppelgänger. Por lo menos eso es lo que esperaba, sin embargo, con todo lo dicho en el episodio, estoy aún más seguro de esto. Todo comenzó cuando al hablar con Futaba en la librería, esta menciona el hecho de que existen 3 personas con la misma cara en el mundo. Ahora bien, hablando de el motivo por el que hay dos Futaba, personalmente creo que es debido a que sus personalidades y emociones se separaron, y esto es debido a sus sentimientos por Kunimi, pues parece que la Futaba sin anteojos, ni bata y con el pelo recogido está para acercarse a Kunimi, osea, más agresiva en ese aspecto. Algo que llamó mi atención es que esta mencionara el hecho de llevar mucho tiempo sin comer con alguien más, por lo que supongo tiene una relación familiar muy complicada.

Debo decir que no me molesta que haya dos Futaba, de hecho, me encanta la idea, no obstante, me fascina mucho más el hecho de que ambas “personalidades” estén en una sola persona, y que seas el único que ha visto los dos lados, eso es mucho más excitante y encantador a mí parecer. Claro que teniendo esta ideología, me molestó bastante ver que la Futaba agresiva subiera ese tipo de imágenes a las redes, pues aunque sean bastante atractivas y haya pensado en descargarlas, no me gusta pensar que lo hizo para llamar la atención de Kunimi. Por cierto, creo que con ese nombre de usuario e imagen de perfil, cualquiera sabría lo que siente por Kunimi, siempre y cuando haya estado o tenga conocimientos sobre ese momento, y en este caso, Kunimi obviamente estuvo allí.

La relación entre Mai y Sakuta es extremadamente… linda… adorable… tierna… no sé muy bien cómo explicarlo, pero definitivamente es una relación que no he visto desde hace mucho tiempo en el anime, o por lo menos, que ninguna otra ha llegado a hacerme sentir de la misma forma que esta. Ambos protagonistas me gustan mucho en sus personalidades, visualmente, relación entre ellos, etc. Y como tal, no puedo negar que en la escena cuando estuvieron a punto de besarse, no  haya soltado un grito estilo fangirl. Es una lástima que no haya pasado, sin embargo, tampoco sentí que fuera necesario u obligatorio en ese momento. Eso sí, tampoco puedo decir que no vaya a ocurrir algún problema en su relación, pues algo me dice que aunque no sea muy grande, habrá un  suceso que los acerque más, o incluso pueda distanciarlos, pero esto lo veo menos posible. Después de todo, Mai no sintió celos por Shoko pues esta cursa secundaria, sin embargo, sí lo hizo cuando se trataba de Futaba. Además, la sorpresa de su representante me pareció algo curioso.

Me encanta el detalle de que la animación del ending cambie con cada arco, además de que no es simplemente que cambie el personaje, sino también el momento del día. Pero esta vez, definitivamente me gustó mucho más, pues al principio apareció la Futaba que había estado saliendo hasta ahora, pero a la mitad, se cambia pareciéndose a la otra Futaba. No recuerdo que en los anteriores ending haya alguna pequeña muestra del Síndrome del personaje femenino protagonista a su respectivo arco. Claro que, al final del ending, y a diferencia de los anteriores, Sakuta no era el único que se encontraba con el personaje femenino, esta vez también está Kunimi, lo que me lleva a creer que el final del arco no será uno feliz para Futaba, pero sí será uno que la lleve a madurar de una u otra forma.

Inconscientemente dejé de lado lo referente a Shoko, concentrándome únicamente en el Síndrome de Futaba, después de todo, ya sabía que no saldría nada importante de ella por ahora, pero que lo haya ignorado me sorprendió a mí mismo, pues no estoy seguro si ese era el objetivo de la trama o simplemente lo hice por estar extremadamente cautivado debido al encanto de Futaba en sus dos formas.

Reseña | Seishun Buta Yarou wa Bunny Girl Senpai no Yume wo Minai

Descargar anime por Mega
Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.

Cerrar