Reseña | Tensei shitara Slime Datta Ken

Reseña | Tensei shitara Slime Datta Ken

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Tensei shitara Slime Datta Ken contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

El rey demonio Milim ataca

Gazelle regresa a Tempest, trayendo a Bester, a quien ordena seguir su investigación allí. Asimismo, Gabiru aparece entre la multitud, pidiéndole asilo a Rimuru, y junto a él, su hermana enviada por su padre.

Rimuru nombra “Souka” a la hija del líder de los hombres lagarto así como al resto de su grupo y accidentalmente reescribe el nombre de Gabiru, por lo que también nombra a los seguidores de este, resultando en que los hombres lagarto evolucionen en dragonewts, algunos con apariencia humana.

Mientras que Souei se encarga del grupo de Souka, Gabiru y los suyos son enviados a trabajar a la cueva de Verudora, lugar donde también crean un laboratorio para Bester.

Lejos de allí Clayman y otros tres individuos observan la pelea de Rimuru con Geld. La más joven, Milim, visiblemente emocionada logra el permiso del grupo para ir a Tempest, debido a que el pacto de no agresión que tenían con Verudora se rompió con la desaparición del dragón. En Tempest, Rimuru siente la llegada de un enorme poder mágico y se dirige a las afueras de la ciudad, donde al llegar se encuentra con Milim cayendo del cielo.

El slime conversa con la dragonoid para saber los motivos de su visita, mientras esta insiste en ver su forma humana. La charla es interrumpida con los kijin atacando a la niña, mientras Ranga intenta llevarse a Rimuru pero es detenido por este. El slime vuelve para encontrar que Milim ha vencido a los suyos, por lo que decide enfrentarla, resultando en una victoria técnica para Rimuru al poder frenar a la niña.

Hablando con Rimuru, Milim se da cuenta de que está aburrida, de modo que pide al slime que la lleve a Tempest. Allí la presenta delante de una multitud donde la niña declara que ahora vivirá allí, para sorpresa de Rimuru que acepta presionado por el peligro que la dragonoid representa.

Esa noche, en una reunión con su círculo cercano, Rimuru evalúa el impacto que tendría una posible alianza con la joven rey demonio.

Reyes demonio

Yendo contra la imagen del rey demonio presentado recurrentemente en la Fantasía, Tensei shitara Slime Datta Ken nos presenta una propuesta interesante al convertir al “rey demonio” en un título para las existencias más poderosas, además de mostrarnos a varios de estos en lo que va del anime.

Otra cosa a destacar es que sin apelar a propósitos cómicos, ha expuesto con Milim como ejemplo, que estas existencias no son necesariamente antagónicas a pesar de que algunos posibles enemigos pertenezcan a este grupo, asimismo también hay que señalar que los portadores del título no son necesariamente demonios siendo que Milim es una dragonoid (¿Tendrá alguna relación con los verdaderos dragones?) y que Geld que alcanzó dicho estado, era un orco.

Fanservice

Es llamativo el aumento de escenas… sugerentes, en esta adaptación. Ya lo había mencionado con el diseño de personaje de Shion y nuevamente ocurrió lo mismo con Milim, un personaje que desde su creación viste de manera ligera y que aquí se las han ingeniado para que incluso muestre más de lo que debería. Mi opinión sobre el fanservice es neutral, pero en ocasiones como esta lo encuentro algo molesto porque le otorga un atractivo innecesario al personaje o exagera demasiado en las proporciones físicas llevándolo a lo ridículo.

Cabe mencionar que las novelas y el manga tienen su cuota de fanservice pero se han visto superados por el anime, que nos dio algunas escenas prácticamente sacadas de la galera con el físico desmedido de Shion o las perspectivas sobre Milim.

Opinión final

Fue un capítulo divertido, y definitivamente una buena introducción al personaje de Milim que trajo muchas cosas interesantes para ver a futuro y que podríamos discutir en los comentarios, como por ejemplo, la incorporación de una forma de medir los niveles de poder tal y como lo hizo ‘Gran sabio’ con la dragonoid o como el ‘Milim eye’ de la niña (aunque de esta habilidad, solamente sabemos que puede ver el poder real). También fue agradable volver a ver a Bester y saber que vamos a tener más de él trabajando bajo las órdenes de Rimuru, e igual de positivo fue la reincorporación de Gabiru como alivio cómico para ocupar el cargo dejado por Gobuta.

La pelea fue adaptada de gran forma, con bastante acción y sintiéndose más intensa que en el manga, además nos permitió tener una buena vista del poder de Milim, y personalmente no puedo esperar para verla pelear en serio a futuro con alguien de su nivel o incluso con Rimuru cuando esté la alcance en términos de poder. Volviendo a la adaptación, nuevamente hubo cambios en comparación con el material original, puntualmente en la escena del baño, dado que dicha escena solo existe en el anime, (no sé si sea así en la novela), mientras que en el manga solamente hay una cena, previa a la reunión de Rimuru con su círculo íntimo.

Este capítulo podría considerarse el punto de partida de otro arco, dadas las cosas que vimos y lo que podría pasar a partir de la nueva relación entre Milim y Rimuru, junto con la introducción de los reyes demonios: Frey, Karion y el ya conocido Clayman como ¿aliados?, ¿enemigos? Es algo que está por verse, mientras tanto veremos más del crecimiento de Tempest, sabremos más sobre Milim y quizás, veremos algún reencuentro en el capítulo de la próxima semana: Reunión

Reseña | Tensei shitara Slime Datta Ken

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.