Reseña | Yakusoku no Neverland

Reseña | Yakusoku no Neverland

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Yakusoku no Neverland contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

140146

Tanto Ray como Emma revelan que su depresión fue una fachada para despistar a “Mamá”, asimismo, la niña comenta que dejó el entrenamiento y los preparativos en manos de Don y Gilda, y que su huída sería ese día antes del mediodía.

Ray enumera las dificultades del plan y explica que lo mejor es quemar el orfanato esa misma noche. Luego de intentar convencer una última vez a Emma de dejar atrás a los pequeños, ambos coinciden en que Isabella daría por perdido el orfanato y los perseguiría, por lo que Ray se empapa en combustible, y decidido a inmolarse, lleno de culpa y deseo de venganza, lanza un fósforo encendido a sus pies.

Desde su habitación, Isabella oye el grito de Emma y al dirigirse hacia allí, encuentra el comedor en llamas y a la niña gritando por Ray. Luego de que la niña lo señala, Isabella saca el rastreador, que efectivamente ubica a Ray entre las llamas.

“Mamá” pide a Gilda que evacue a los demás niños, mientras intenta apagar el fuego, pero es inútil, por lo que le pide a Emma que se vaya, pero la niña ya no está allí, y al ubicarla con el rastreador, solamente descubre una oreja cortada.

Emma se reúne con los demás huérfanos y Ray, mientras que este rememora lo acontecido hace unos momentos: siguiendo las instrucciones de Norman, quien sabía sobre su intento suicida, Emma lo detiene y junto a otros niños arman un “cuerpo” falso con carne y cabello, y luego la propia niña inicia el incendio.

“Mamá” intenta ir a la habitación secreta, pero la cerradura está bloqueada. Por otro lado, mientras se dirigen al muro, Don le cuenta a Ray cómo hicieron que los niños conozcan el secreto hace tiempo.

Al llegar al muro, Ray se da cuenta de que faltan niños, y mientras Isabella aún tiene esperanzas en recuperar la mercancía, Phil la toma por la ropa.

Sacrificios

Anteriormente, Norman había comentado que nunca habían podido ganarle a Isabella en el ajedrez, pero esta vez fue jaque a un precio que el mismo chico previó: su sacrificio.

No caben dudas de que dado su intelecto, la pérdida de Norman es muy grande para los niños, pero incluso en su mayor momento de desesperación, él nunca dejó de jugar y a costa de sacrificarse a sí mismo, creó una abertura en la infranqueable estrategia de Isabella, que no solo podría permitir que los demás escapen, sino que también previno el sacrificio de Ray. Ahora, solo resta declarar el jaque mate.

Por otro lado, Emma dejó de lado su antigua estrategia, y heredando por momentos el espíritu de Norman, pero sin olvidar su lado jocoso, se ha convertido en un personaje con un potencial ilimitado, poniéndose a la par de Ray a la hora de idear sus planes. Si en este punto, ha llegado al extremo radical de cortar su oreja y, por deducción, dejar atrás a los niños pequeños no puedo esperar para ver en que se convertirá, pues de ella y de Ray dependerá la dirección que tome el grupo.

Opinión final

Después de una mitad bastante aburrida, estos capítulos finales han sido excelentes con la trama moviéndose y preparándose para entrar en un nuevo arco, parece que ha llegado la hora de dejar el orfanato, o según Ray, de quemarlo y es este el eje del capítulo.

En una jugada influenciada por la mano de Norman, en estos meses que parecieron vacíos y desesperanzados, Emma y Ray han ido acercándose al objetivo del escape sin dejar que “Mamá” lo sepa, algo que fue llevado a cabo de forma brillante. Hay que destacar la intención de Ray de sacrificarse por el resto, así como la resolución de Emma de no dejar que muriera, aunque eso significase cortarse la oreja, (un pequeño recuerdo de la hermana Krone), pues estos dos deberán superar a Norman y seguir adelante por su propio bien y por los niños que ahora los acompañan.

Por otro lado, fue muy placentero ver a Isabella hacer algunas expresiones de frustración a lo largo del capítulo, pues, a pesar de que no me desagrada su personaje en el papel de villana, todo le venía saliendo a pedir de boca. Para finalizar, otra vez debemos mencionar al jugador menos tenido en cuenta, pero que se ha convertido en una importante fuerza a lo largo del anime, y si, hablo de Phil, alguien a quien a estas alturas le confiaría mi vida sin dudarlo.

Resta un capítulo para saber si el escape fue exitoso, pero las cosas parecen encaminadas en favor de los huérfanos y probablemente también de una segunda temporada que nos muestre más de este mundo distópico, pero eso lo veremos la próxima semana.

Reseña | Yakusoku no Neverland

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.