Reseña | Yakusoku no Neverland

Reseña | Yakusoku no Neverland

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Yakusoku no Neverland contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

150143

Emma explica a Ray que han decidido dejar a los niños menores de 4 años o menos. Subsecuentemente, un flashback muestra la discusión entre la protagonista, Don y Gilda sobre el problema que representaba llevarse a todos.

Emma pensando en sus opciones, decide llamar a Phil y contarle lo que ocurre en el orfanato. El niño, con una ligera idea, asimila lo que Emma le cuenta y decide quedarse atrás para que los demás escapen.

Isabella da la señal de alarma, haciendo que los demonios realicen una búsqueda de los fugitivos. Mientras tanto, siguiendo las instrucciones de Norman, los niños buscan una saliente del otro lado del precipicio en lugar de ir al puente.

Ray impresionado al ver que los juegos de los niños eran un entrenamiento que estaban poniendo en práctica, ríe admitiendo la derrota ante Norman.

Usando una tirolesa improvisada, todos los niños cruzan el precipicio, dejando a Emma al final, justo cuando Isabella por deducción propia, llega al encuentro con la niña, quien salta luego de despedirse, ignorando las súplicas de “Mamá”.

Luego de ver a los niños marcharse, Isabella recuerda en su infancia, a su primer amor, Leslie y la canción que este compuso; seguido de la revelación del secreto, su entrenamiento como “Mamá” y su embarazo, momento en el que solía cantar la canción de Leslie. Canción que oiría años después por parte de Ray. Luego de recordar su principal motivo, mira en dirección al exterior y les desea buen viaje a los fugitivos.

Isabella regresa con Phil y los otros niños, mientras Emma y los suyos reciben su primer amanecer en libertad.

Isabella

Yakusoku no Neverland fue un anime interesante en un apartado en particular y eso es el desarrollo de personajes. En un reparto variado en donde sobresalen Emma con su idealismo infantil y heroico o la hermana Krone aportando su humanismo trágico, el personaje mejor logrado en mi opinión ha sido Isabella, y no es sino hasta este episodio que logramos ver eso.

No es por exagerar, pero cuando un personaje se construye de una forma, (Isabella y su antagonismo en este caso), es difícil darle un giro de 180º para lograr lo contrario y que resulte creíble. Por eso me impresiona que, en una sola escena, hayan llenado todos los huecos que hacían de “Mamá” una antagonista más, deconstruyendo el personaje en el proceso y dotándolo de una humanidad similar a la de Krone, esa teñida por la tragedia.

Y resulta aún más sorprendente, ver que en su niñez, Isabella era muy similar a Emma, con la personalidad inquieta y todo, (lo que explica el apego que siente por la niña), y que incluso pasase por una situación similar, con la recogida de una persona importante para ella, lo que me lleva a pensar en que hubiese pasado con Emma si hubiesen recogido a Norman antes de que descubrieran el secreto.

En una escena grandiosa, el duro flashback es acompañado por la hermosa y melancólica canción que compuso Leslie, la misma que Isabella le cantaba a Ray cuando lo llevaba en su vientre y lo único que le quedó después de perder todo tras la huida de sus niños.

Opinión final

El final del arco y de la temporada estuvo perfectamente a la altura, con un capítulo intenso que cubre la huida de los chicos, completa el desarrollo de Isabella, y también, de cierto modo, nos prepara para lo que vendrá.

En mi opinión, fue un buen anime que sin llegar a ser genial es gran ejemplo de como hacer un shounen distinto manteniendo alguno que otro cliché.

Cómo adaptación puede dejar a más de uno disconforme porque a pesar de ser fiel en cuanto a la historia, las analogías que se observan durante los diálogos en el manga no aparecen, lo que torna las conversaciones en algo pesado al ser puramente información. También está el tema de las expresiones, que se observan de forma suavizada en el anime, algo que a mi parecer, no es un gran problema.

Visualmente no tengo muchas quejas, pues la animación fue buena, pero por otro lado los ambientes dentro de la casa parecían demasiado saturados al punto de que, con las luces tenues o la falta de estas, era difícil observar la escena en detalle. El otro problema fue el soundtrack, o mejor dicho, la falta de este, pues por si no lo notaron, solo unos pocos momentos, (aunque momentos importantes vale aclarar), tienen música de fondo.

Este anime fue una montaña rusa, con altos y bajos, pero al igual que esta fue entretenida, lo suficiente como para esperar por la segunda temporada que llegará el próximo año, pues el escape de Emma, Ray y compañía fue solo el comienzo y ahora hay un mundo desconocido allí afuera donde los esperan secretos aún más terribles que los de Grace Field, y allí estaremos para acompañarlos en su aventura.

Finalmente, hay que cerrar esta reseña y despedir al anime como es debido, saludando de pie al gran Phil, quien se quedó atrás para que los demás pudieran huir.

Reseña | Yakusoku no Neverland

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.