Reseña | Yakusoku no Neverland

Reseña | Yakusoku no Neverland

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Yakusoku no Neverland contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

130146

Luego de afirmar que aún es posible escapar, Norman explia a Ray y Emma los detalles del muro, revelando que Grace Field tiene forma hexagonal y que solo se puede huir a través de un puente cercano a la sede.

Norman es llamado por Isabella, y antes de irse, le regresa el bloqueador a Ray reafirmando su negativa a escapar. A pesar de las quejas de Ray y Emma, Norman los abraza, mientras les cuenta lo feliz que fue, para luego despedirse.

Al empacar, Norman ve un teléfono de vasos, lo que evoca un recuerdo relacionado a su niñez con Emma y Ray, al finalizar, Don y Gilda entran a la habitación.

Con Ray ausente durante la despedida, Norman le encarga a Don y Gilda que cuiden de Emma y a la chica le pide que se encargue de todos. Ignorando su lesión, Emma corre hacia Norman y le taclea, pidiéndole que escape. Norman la detiene, mientras le reprocha su imprudencia, a lo que Emma responde que él no está siendo honesto con sus deseos. Conmovido por las palabras de la chica, Norman casi se confiesa, pero es interrumpido por Isabella, quien le dice que ya es hora y, posteriormente, amenaza a Emma.

En su adiós final, Norman le devuelve el bloqueador a Emma y cruza miradas con Ray.

Norman e Isabella tienen una breve charla, donde el chico le pregunta si es felíz, algo que sorprende a “Mamá”, quien finalmente lo afirma. Ya en la puerta, Norman acepta su destino.

La partida de Norman afecta profundamente a Emma y Ray. Este último decide rendirse, mientras que la niña recibe una oferta de Isabella.

La noche antes de la recogida de Ray, Emma se encuentra con el chico, quien le pregunta si en realidad se rindió, a lo que la chica responde mostrando una sonrisa leve y los ojos vacíos.

El final de la inocencia

Si algo me molestó desde el inicio, fue la actitud de Emma de cara a la situación en la que se encontraban, y es que aún después de conocer el aterrador secreto del orfanato, la niña continuó teniendo en mente la utopía de escapar con todos, por muy falto de lógica que sea eso, pues cae de maduro el hecho de que los niños pequeños jamás podrían resistir una persecución.

Si bien aprecio de cierto modo que el personaje sea optimista y mantenga esa vibra del shounen, es algo que definitivamente no podía durar para siempre, y este capítulo parece demostrar que algo se quebró dentro de Emma a raíz de la recogida de Norman, con la niña demostrando una expresión maliciosa en el final, muy similar a la que sus amigos ya habían expuesto.

Como dije en capítulos anteriores, cuando nuestra protagonista, una niña cuya fortaleza mental se apoya en sus amigos, pierda a alguno, se convertirá en alguien de temer y parece que el momento ha llegado.

Opinión final

Este ha sido mi capítulo favorito hasta el momento superando incluso al primero. La temporada está llegando a su fin y ha pesar de que llegué a pensar que pasaría algo que salvaría a Norman en el último minuto, nada pasó, y es de forma literal, solamente cruzó por la puerta y no tuvimos oportunidad de ver su cadáver, así que de momento se desconoce su estado.

Por otro lado, la partida de Norman dejó dos consecuencias claras: primero, aún es posible escapar, solo que es más complicado; segundo, lejos de golpearlos y llevarlos a rendirse como piensa Isabella, la recogida de Norman ha incentivado aún más a Ray y Emma, algo que puede apreciarse en el intercambio de expresiones al final.

Dentro de un capítulo muy bueno, debo decir que el recuerdo de Norman, (el trío en su infancia fue demasiado adorable), y la secuencia de la despedida, fueron mis momento favoritos. Este último gracias a su banda sonora y a que pasó de ser un momento agradable con Norman casi confesándose a Emma a Isabella interrumpiera y además amenazara con matar a la niña. Asimismo, el último cruce de miradas con Ray y la charla final con “Mamá”, hicieron que la despedida de Norman sea especial, y definitivamente espero que sepamos de él en un futuro cercano pues realmente dudo que haya muerto.

Uno creería que sin Norman la idea de escapar se haría imposible, pero el final del capítulo nos mostró que Emma y Ray siguen vivos en el juego y que jugarán su última carta antes de la recogida del chico, pero eso es algo que veremos la próxima semana.

Reseña | Yakusoku no Neverland

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.