Reseña | Yuragi-sou no Yuuna-san

Reseña | Yuragi-sou no Yuuna-san

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Yuragi-sou no Yuuna-san contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Yuragi-sou no Yuuna-san - Capítulo 4

Capítulo 4: Sagiri, vigía yokai

Sagiri, luego de ocuparse de un yokai comepelo, le informarle a Urara, quien le pide consiga ayuda del médium Kogarashi para que pueda enfrentarse al siguiente yokai, pues este crea una niebla oscura que deshace la ropa, dejando a las víctimas desnudas, y para poder llamar su atención, Sagiri y Kogarashi deberían parecer una pareja. Al principio no había señal del yokai, pero después de que Sagiri tomara el brazo de Kogarashi, la niebla se hizo presente, y en el centro de esta se encontraba el yokai con forma de una araña enorme. Sagiri logra derrotar al yokai, sin embargo, la ropa que usaban ambos terminó arruinada, quedando prácticamente desnudos. A Sagiri no le importaba, pues pensaba que ese tipo de ropa no se veía bien en ella, no obstante, Kogarashi cree lo contrario, diciendo que hacía que esta se viera linda.

Yaya es cautelosa

Todos los inquilinos de Yuragi-sou están hablando de la relación entre Yaya y el dios gato, pues aunque este la haya poseído y normalmente duerma dentro de ella, hay veces en las que está afuera jugando, pero siempre regresa con Yaya por el afecto que le tiene. Durante el desayuno, Nakai les dice que saldrá por unos días, por lo que ellos deberán cocinar y tomarán turnos para hacerlo. El primer turno es de Yaya, quien les da de desayuna comida para gatos; luego es turno de Nonko, que solo les da dulces y cosas por el estilo; después va Yuuna, que a pesar de que su comida se ve muy bien, su sabor es malo debido a que confundió algunos ingredientes; Sagiri prepara comida con un toque peculiar pero perfecta para la salud, aunque era demasiado peculiar; por último, Kogarashi prepara salmón asado, el cual todos disfrutan, en especial Yaya, quien a partir del día siguiente comenzó a seguirlo a todos partes. Luego de saber la razón por la que lo seguía, Kogarashi prepara más salmón, pues Yaya quería darle también al dios gato, el cual desde ese momento muestra afecto por Kogarashi también.

Opinión

Un episodio que está separado en dos “historias”, una concentrándose en Sagiri, mientras que la otra lo hace en Yaya. Siendo los capítulos 8 y 9 del manga correspondientemente. En general, el episodio del anime me gustó, ya que mostraron un poco del lado dere de ambas, sin embargo, siento que la censura fue demasiada, entiendo que al ser anime en emisión por televisión tengan que censurarlo, pero esta vez se me hizo exagerada, mucho más que los capítulos anteriores, ya que los rayos mágicos de luz, la niebla super densa, y las sombras físicas eran mucho más pequeñas antes, lo suficientemente grandes para censurar, pero también lo suficiente delgadas como para dejar ver un poco de fanservice, con esto no quiero decir que haya sido en todas las escenas de fanservice. No me gustó que haya sido así, por lo que mi ganas de que cuando salga la versión blu-ray son mayores, ya que es posible venga sin estos molesto detalles. Aún así, no puedo negar que lograron animar muy bien algunas escenas con fanservice.

Cada quién tiene su encanto, y la tsundere Sagiri no puede ser la excepción. Ya sea con el uniforme de la escuela, o con la ropa casual que usó para atraer al yokai, siempre viene junto con sus medias cubriendo completamente sus piernas, algo curioso, pues normalmente los estereotipos de tsundere en el anime no las usan completas, dejando ver una franja de piel entre el final de la media y la falda, lo que se conoce cómo: “zettai ryōiki” (territorio absoluto). Aún así, en ningún momento he pensado que sea poco femenina. Comprendo que pueda ser muy agresiva con los hombres, e incluso más fuerte que la mayoría de ellos, no obstante, tampoco es como si se vistiera igual a uno de ellos, simplemente noté (antes de saber que solo había estado en escuelas femeninas anteriormente) que le costaba trabajo hablar adecuadamente con hombres, así como interactuar con ellos, por lo que terminaba ocultando su vergüenza detrás de una actitud que se podría considerarse agresiva.

Yaya también mostró que puede ser bastante linda, es suficiente con que veas su sonrisa, además del aprecio que le tiene al dios gato, pues a pesar de que aún no confía completamente en Kogarashi, estuvo siguiéndolo varios días para intentar pedirle hiciera más salmón para compartirlos con el yokai. Claro que su cuerpo no es tan voluptuoso como la de las demás chicas, pero su perfecto comportamiento de gato llama bastante la atención. En este episodio (o por lo menos durante su historia) pude ver que cuida muy bien de las personas a las que aprecia, y si algo le gusta, quiere dárselo a los demás, algo que demostró con la comida para gatos, que intentó darles en el desayuno a todos los demás, así como el salmón para el dios gato.

Sabiendo el nombre del siguiente capítulo, ya no puedo esperar por un episodio que pareciera tener bastante “trama”, y también espero que la censura sea como anteriormente, y cubra solo las partes esenciales y no la mitad de la pantalla.

Reseña | Yuragi-sou no Yuuna-san

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.