r Sword Art Online: Alicization – Capítulos 11 y 12 — Kudasai - Neko-anime.com

Sword Art Online: Alicization – Capítulos 11 y 12 — Kudasai

Sword Art Online: Alicization – Capítulos 11 y 12 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Sword Art Online: Alicization contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 11: Catedral Central

Un
inesperado reencuentro sorprende a Eugeo, pero nada sale según las expectativas.
Aquella ante él es Alice, pero al mismo tiempo no lo es. Por haber quebrado un tabú,
Eugeo y Kirito deberán ir a la Capital Central, ahí serán interrogados y
ejecutados. Mientras tanto, en el mundo real, Asuna descubre más acerca de las
actividades que se llevan a cabo en la isla Tortuga. De vuelta en Underworld,
Kirito y Eugeo permanecen cautivos en el calabozo. Sin embargo, haciendo uso de
su astucia, ambos consiguen zafarse de sus cadenas y escapar de su celda. Pero no
sin antes determinarse a luchar, aunque eso signifique revelarse a la iglesia. No
pasa mucho antes de que su escape se vea frustrado por un caballero de la
integridad, Eldrie ha aparecido para interponerse en su huida.

El barco que nunca zarpo

Existe
bastante en lo que uno podría detenerse sobre este episodio, pero como amante
del shippeo no puedo dejar fuera esto. Personalmente encuentro muy lindo el
Eugeo x Tieze, porque es una pareja visualmente agradable y emocionalmente
fuerte. Como muchas kouhai dentro del anime, Tieze desarrolla muy buenos
sentimientos por su senpai. Lo respeta enormemente, además de que le guarda un
profundo cariño. El cual, por cierto, no tardo tanto en externar. Ella es parte
de la nobleza “baja”, por lo que en algún momento deberá casarse con otro
noble. Lejos de lo que el deber le marca, ella tiene el fuerte anhelo de que
Eugeo suba la escala social y sea él quien camine junto a ella al altar. Anhelo
que, contario a todo pronóstico, Eugeo accede a cumplir. Acción que denota
sentimientos del superior por su aprendiz.

No me atrevería a decir que los sentimientos de Eugeo por Tieze son de amor. Más bien es un profundo cariño y una inquebrantable responsabilidad para con ella. Cual sea el caso, él accedió a buscarla cuando el momento sea oportuno. Pero luego está la realidad, Eugeo se ha convertido en un criminal que ha roto un tabú. Más tarde que temprano le llegara un castigo por su acción. Mientras tanto ha sido alejado de Tieze y de la vida como espadachín que había llevado. Llevándonos al subtítulo que enmarca esta sección: ambos se han convertido en una ship que tenía todo el potencial para explotar en internet, pero no pudo llegar muy lejos. Mi corazón shipper duele por esto.

Fluctlight artificiales a la realidad

El
trabajo de RATH es cada vez más complejo, pues no solo intentan crear la mejor
IA, sino también llevarla a la realidad. Por lo menos eso es lo que entre deja
ver la creación de “Ichiemon” y “Niemon”. Dos ‘robots’ construidos para imitar
acciones humanas, además de poder almacenar una fluctlight en ellos. Dejando de
lado lo imposible y fantasioso que suena el asunto, debo decir que es una idea
fascinante y al mismo tiempo predecible. Nadie crea una IA ‘humana’ con la intención
de simplemente dejarla en un computador. Lo lógico a pensar es que el siguiente
paso es colocarla dentro de un cuerpo que pueda controlar. Aunque claro, de
pensarlo a hacerlo realidad hay mucho tramo.

Suponiendo
que el experimento es un éxito y, de hecho, consiguen traer fluctlights a la realidad,
creo que aquí se  crea un problema ontológico
insuperable. ¿Dónde estaría la línea entre lo humano y lo no humano? Las fluctlight
en esencia son réplicas de procesos mentales completos, en teoría son humanos. Recordemos
que poseen cierto grado de conciencia y capacidad de crear una identidad. Se reconocen
como un ‘yo’. La única diferencia con el hombre que tienen es, que no poseen un
cuerpo que interactúe con la realidad. De lograr crear el robot, esa diferencia
estaría superada, pero ¿Qué sigue después? El propósito de crear estas IA es
con fines militares, cosas como asesinatos serian parte de sus labores.

El dilema más grande a partir de esto es el moral y el de responsabilidad. ¿Podrían realmente evitar que un IA tan ‘humanizada’ no cree conciencia moral de sus actos? ¿Al tener conciencia, no los vuelve responsables y, por tanto, juzgables de lo que lleven a cabo?

¿Alteración de recuerdos o borrado de memoria?

(Vamos
a fingir que ni ustedes ni yo hemos visto aun el capítulo doce.) El reencuentro
de Eugeo con Alice fue terrible, básicamente porque ella no tiene ni idea de quién
es él. A pesar de todo, Eugeo está completamente convencido de que ella es
Alice, su amiga de la infancia. Esta situación no hace más que sacar a flote
uno de los mayores misterios de este mundo: ¿Quiénes son los Caballeros de la
Integridad? Tal parece que lo que ocurre en la Capital Central encierra más
misterios de los que se creyó en un inicio. Aunque claro, para Eugeo las grandes
preguntas se resumen a: ¿Qué paso con Alice cuando se la llevaron? Y ¿Por qué ahora
se comporta de esa extraña manera?

Existe
una posibilidad de que los recuerdos de Alice hayan sido alterados. Pero no
solo los de ella, sino todos los recuerdos de todo aquel que ha llegado a la
Capital Central para convertirse en un Caballero de la Integridad. Pero hay una
diferencia muy importante entre alterar recuerdos y borrar la memoria. Al alterar
un recuerdo, siempre existe la posibilidad de que este sea desmentido. Usan el
ejemplo de los padres, la mayor certeza como humanos que tenemos es que tenemos
padres. Un Caballero de la Integridad tiene un dragón con el que puede ir a
cualquier sitio, no sería inusual que lo usaran para hacer una visita familiar.
Ahí seria en donde el recuerdo falso seria desmentido. Sin embargo borrar la memoria
es menos problemático, ni siquiera es necesario llenarla de nuevo, más que con
instrucciones que precise como nuevo Caballero de la Integridad.

Capítulo 12: La sabia de la biblioteca

La
pelea contra Eldrie toma un giro inesperado cuando Eugeo y Kirito hacen que
comience a recuperar sus recuerdos. Pero antes de conseguirlo por completo
aparece otro caballero de la integridad y los obliga a huir. En su escape,
ambos acaban entrando a una biblioteca. Ahí son recibidos por Cardinal, la única
bibliotecaria del sitio. Mientras Eugeo se retira para tomar un baño, Kirito y
Cardinal sostienen una enriquecedora conversación. Ella le explica acerca de
los primeros cuatro que llegaron a ese mundo. Además profundiza en el
nacimiento de la clérigo mayor de la Iglesia Axioma.

Incitar al mal

Volvemos al fascinante problema del borrado de memoria. Porque, en efecto, lo que se hace por los Caballeros de la Integridad es un borrado de memoria. Cuando se recibe la invitación de la clérigo mayor de la Iglesia Axioma, toda tu vida pasada deja de existir. Por lo menos en tu mente, se te despoja de la identidad que habías creado con los años y se te rebautiza como Caballero de la Integridad. Todo esto lo sabemos gracias a la pelea de Kirito y Eugeo contra Eldrie. En ella quedo demostrado que Eldrie carece de todo recuerdo de su vida antes de llegar a la Catedral Central. Pero que carezca de sus memorias no lo hace menos vulnerable a los recuerdos. Mientras Eugeo sigue hablando de su vida anterior, Eldrie cae en un trance que parece pretender evitar que Eldrie recupere sus memorias.

Las cosas solo se complican con la llegada de un nuevo Caballero de la Integridad. Este acaba por frustrar el intento de Kirito y Eugeo por que Eldrie recupere su memoria. Pero lo fascinante de todo esto, son las palabras del caballero: “¡Es imperdonable que incites al mal a un Caballero de la Integridad!”. ¿Qué clase de mal es al que se refiere? ¿Por qué recuperar sus memorias es equiparable a hablar de un mal? Estas cosas solo consiguen que me pregunte si existe algo en esas memorias que podría hacerse cuestionar el sistema que rige ese mundo. De otra manera no tiene sentido, para mí, que se hable de un mal.

Los primeros cuatro

De
lo que conto Cardinal, ‘los primero cuatro en el mundo’ han llamado mucho mi interés.
Underworld no tiene dioses, ciertamente tiene un par inventados por la iglesia,
pero no tiene “verdaderos” dioses. Lo más cercano a “verdaderos” dioses, fueron
aquellos cuatro primeros del mundo. Esto porque fueron ellos quienes sentaron
las bases de lo que rige el mundo. De ellos fue de quienes la humanidad aprendió
todos sus conocimientos. Pero al final no eran dioses, siempre fueron simples
humanos. Por ello no pudieron evitar dejar malicia en los corazones de algunos
de sus hijos. El egoísmo, la envidia y la soberbia fueron los ingredientes que
se requirieron para la creación de castas. Underworld nunca fue una utopía pues,
en el último de los casos, siempre se  trató
de un mundo creado por humanos. La avaricia de los hombres solo se encargó de
repetir la historia en otra realidad.

Quinella

El máximo poder, hasta ahora, revelado es el de la clérigo mayor de la Iglesia Axioma. ¿Pero quién es ella en realidad? Según la historia de Cardinal, se trata de una hija nacida del primer matrimonio político entre dos terratenientes: Quinella. Una niña muy inteligente, no tardó mucho en comprender la asociación de palabras dentro de las artes sagradas. Se encargó de aumentar su control de objetos con la cacería. Además se ocupó de labrarse un camino hacia la cima. Pero no fue suficiente, siguió su ego y se aseguró de que nadie fuera más poderoso que ella, para ello creo el Índice de Tabús. Pero aun no era suficiente, abrió la ventana de comando y recupero su belleza y durabilidad perdidas. Seguía sin ser suficiente, finalmente consiguió fusionar su alma con el Sistema Cardinal y grabar las ordenes de este en su fluctlight: “Mantener el orden”.

Admito
que fue bastante información, al mismo tiempo sé que aún hay más por venir. Al menos
ahora sabemos quién era la chica en lo alto de la torre. La historia de
Quinella no hizo más que recordarme lo poderoso del ego humano. Debemos admitir
que todo lo que consiguió fue impulsado por su ego. Porque ella debía ser mejor
que el resto, incluso mejor que el sistema. Lo que a últimas instancias le jugo
en contra, pues acabo fusionándose con él. Quiso superarlo y terminaron siendo
uno, que ironías. En fin, ahora sabemos que la única manera en que Kirito logre
su cometido es llegando hasta Administrator. No parece que el viaje realmente
este llegando a su fin como Eugeo parecía creer el capítulo anterior.

Comentario final

Aún
queda más por saber acerca de Administrator e incluso el doble por descubrir
acerca de Kikuoka y RATH. Lo que Kirito y Eugeo descubran en la biblioteca puede
ser solo el principio de su aventura. Las circunstancias no los favorecen pero
cuentan con el apoyo mutuo. Por ahora sería bueno descubrir que ocurre con los
Caballeros que recuperan sus memorias. Alice debe recordar, pero la experiencia
por la que paso Eldrie no augura que sea un paseo en el campo. Quedan tantas
interrogantes por delante, por ejemplo, ¿a quién pertenece la voz que guio a
Kirito a la entrada de la biblioteca? ¿Quién era el hombre que paso a lado de
Asuna en su camino a la cafetería y por qué lucia sospechoso?

Seguro existen muchas más interrogantes, pero hasta ahí lo dejo yo. Nuevamente podrán notar que no soy TaeMa, por motivos personales la estoy supliendo. Pronto ella volverá para compartir más reseñas de esta serie con ustedes, mientras tanto seguiremos compartiendo puntos de vista, díganme: ¿Qué les han parecido estos episodios? ¿Qué opinan de los conflictos que ya se están dejando ver?

Sword Art Online: Alicization – Capítulos 11 y 12 — Kudasai

Descargar anime por MegaDescargar anime Mega
Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.

Cerrar