Kimetsu no Yaiba 鬼滅の刃 – Capítulo 11 — Kudasai

Kimetsu no Yaiba 鬼滅の刃 – Capítulo 11 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Kimetsu
no Yaiba
capítulo once contiene
spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y
después regreses a leer la reseña.

Episodio 11: La casa de los tambores

En medio
del camino Tanjiro se encuentre con una escena protagonizada por Zenitsu. Este
chico no deja de aferrarse y llorarle a una chica para que se case con él.
Tanjiro interviene y se lleva al rubio con él, pero al avanzar terminan yendo
hasta casa de un demonio. Estando ahí se encuentran con dos pequeños que
siguieron al demonio que se llevó a su hermano. Tanjiro entra a la casa y lleva
a Zenitsu con él, sin embargo el par de hermanos acaba ingresando también. La situación
se complica cuando son separados y el demonio hace su aparición. Aunque no es
el único en aparecer, un cazador que viste piel de jabalí de igual manera hace su
entrada.  

Zenitsu, ¿un cobarde con potencial?

Uno de los momentos que he estado esperando finalmente ha llegado en Kimetsu no Yaiba capítulo once. Puede ser que muchos no tuvieran interés, pero yo sí que estaba deseando ver la aparición de Zenitsu. Este joven es justo como lo podía imaginar, un cobarde patético con talento para humillarse. Si bien es cierto que ya había aparecido antes, no podemos contar eso como su presentación. En cambio, este episodio nos ha dejado ver en plenitud la personalidad de este jovencito. Zenitsu es un gran cobarde, cuyo único deseo es no involucrarse en las batallas contra los demonios. Entonces, ¿por qué se volvió un cazador? Tal parece que no solo es cobarde, también posee mala suerte; yo pensaría que más bien es algo alelado. Tras ser engañado por una mujer acabo endeudado, alguien lo libero de su deuda pero a cambio lo volvió un cazador. Siempre pasa, ¿no?

Aunque Zenitsu fue prácticamente obligado a convertirse en cazador, no podemos ignorar que sobrevivió. ¿Qué implica esto? de hecho hay dos respuestas, Zenitsu es en realidad un personaje fuerte o es un personaje con mucha suerte. Personalmente me inclino por la primera, pensar en la segunda me hace imaginar que su suerte está al nivel de la de Kazuma de Konosuba. Sin embargo pensar en la primera opción también me hace preguntarme si existen condiciones para liberar su fuerza. Quiero decir, él no parece ser alguien fuerte a simple vista, quizá necesite cierto empuje. Esto es solo basándome en el opening, pero creo que su fuerza sale a relucir cuando hay una chica de por medio. Esto lo digo porque en el opening se ve a Zenitsu usando su nichirito únicamente cuando toma una pose de protección por Nezuko. ¿Qué dicen, es fuerza o suerte?

El sonido de los tambores

Con cada capítulo se vuelve más y más evidente que las habilidades de sangre de los demonios son muy específicas. Y es que si recuerdan, cada una parece tener relación con la personalidad de cada demonio, o al menos eso me ha parecido. En fin, esta ocasión estamos ante una habilidad que combina sonido con ilusión. Y es que es el sonido del tambor el que marca las transmutaciones de la casa. Lo que, por cierto, me hizo recordar cierto problema ocurrido en Sakura Card Captor. Donde la magia de Eriol altera las dimensiones y Sakura termina perdiendo a Tomoyo. Finalmente consigue encontrarla usando la carta ‘Sombra’, pero bueno ya me fui mucho por la tangente. Lo único que quería mencionar es que es posible reencontrarse aun con las dimensiones todas alteradas. Pero diferente a lo que ocurre con Sakura, creo que será el sonido lo que guie a Zenitsu.

Por cierto,
el chico de la cabeza de jabalí también hizo su aparición al final del
episodio. Y él, usando la fuerza bruta, nos demostró que se puede irrumpir en
otras ‘dimensiones’.  En fin, las cosas
se pondrán complicadas a partir de ahora, pues el sonido del tambor puede
alterar el espacio en muchas formas y al parecer esas alteraciones solo no
influyen en el demonio. Además existe el dilema de que esta será la primera vez
que Tanjiro luche en compañía de otro cazador. Esto no sería un problema si no
fuese por la personalidad del otro cazador. Si bien fue poco lo que vimos de
cabeza de jabalí, fue lo suficiente para hacernos a una idea de que no es de
los que gustan de compartir el crédito. La cuestión es, si podrá cooperar o no
con Tanjiro en la batalla.

Comentario final

El capítulo
de esta semana me ha dejado deseando por ver más. La introducción de Zenitsu y
la aparición de cabeza de jabalí han sido la dosis justa para dejarnos deseando
ver lo que sigue. En general la serie mantiene su buen ritmo narrativo, hace
uso de los tiempos y favorece la tensión. Este episodio es un buen ejemplo de cómo
se debe introducir un enfrentamiento. Inicia con comedia, da espacio para la crónica
y esta desemboca en el gancho de la tensión. Como si de una buena partida de póker
se tratase, el hilo narrativo te mantiene pensando si estás jugando por una
mano ganadora o si de hecho estas sosteniendo un ‘cerdo’.

Pero bueno, antes de cerrar con esto quiero volver a hablar de Zenitsu. Anteriormente mencione mis ganas de que hiciera su aparición, y la verdad es que no me arrepiento. Muy diferente a lo que se pueda creer, yo disfruto mucho de los personajes simples y en ocasiones patéticos. La razón de esto es porque son ellos los que cargan con el peso de la comedia. Hacer comedia no es sencillo, y menos aun cuando estas en un show tan cargado de tragedias como lo es Kimetsu no Yaiba. Así que, tener a un personaje que simplemente por ser quien es alivie el ambiente, es algo que agradezco. De hecho el constante berreo de Zenitsu, incluso dentro de la casa, hace que uno se de ciertos respiros ante el inminente enfrentamiento con un nuevo demonio.

Finalmente, es tiempo de cerrar con esto, no sin antes preguntar: ¿Qué les ha parecido este episodio? ¿Qué opinión tienen sobre Zenitsu? ¿Qué esperan del chico con cabeza de jabalí? ¿Quién será el chico de sangre especial? ¿Por qué dejaron solita a Nezuko? ¡Pobrecita!

Kimetsu no Yaiba 鬼滅の刃 – Capítulo 11 — Kudasai

Fruits Basket フルーツバスケット – Capítulo 11 — Kudasai

Fruits Basket フルーツバスケット – Capítulo 11 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Fruits Basket capítulo once
contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a
checarlo y después regreses a leer la reseña.

Esta
es una maravillosa posada

Un mes ha pasado desde San Valentín
y es tiempo de que se regrese el favor. Es por ello que Momiji decide
obsequiarle un viaje a una posada de aguas termales a Tooru. Una llamada pone
en evidencia que Tooru dejo de pagar una factura escolar para solventar el
gasto de los chocolates. Al juntar esto, con una historia narrada por Momiji,
Kyou acepta ir al viaje como su regalo del día blanco para Tooru. El viaje a la
posada resulta muy placentero e incluso le da la oportunidad a Yuki de entregar
su propio obsequio, un listón para el cabello. Es momento de volver a casa, pero
una noticia importante es revelada: a partir del siguiente semestre, Momiji y
Hatsuharu asistirán a la misma preparatoria que Yuki y el resto.

‘El
viajero más tonto del mundo’

Esta semana, Fruits Basket capítulo once, nos regala una de las reflexiones más lindas dentro de esta serie. Y es que, muchas veces olvidamos que los actos de desinterés también merecen cierta retribución. Para ser completamente justos, no podemos pensar en personas reales teniendo un nivel de bondad similar al de Tooru. Pero esto no significa que no existen aquellos que son felices dando todo por otros. Aunque esto no es necesariamente un problema, se vuelve uno cuando se da por sentado estas acciones. Porque darlo por sentado es el inicio del abuso. La historia narrada por Momiji es un ejemplo de esto, aunque llevada al extremo. Aquel viajero dio todo lo que tenía porque nunca pensó que estuviera siendo engañado. Incluso derramo lagrimas ante el primer acto de retribución que le dieron. Sinceramente aquel viajero no era tonto, era bondadoso y carecía de maldad.

Desde la primera vez que
escuche esta historia me he sentido terriblemente apenada. Porque es una pena
que la historia sea contada como una burla, recuerden el título del libro que
la contiene. Y es más penoso que hubo quienes le hayan encontrado gracia a la
historia. Me hace reflexionar en lo que hemos perdido; nadie nos enseña a
retribuir la bondad, nos enseñan a imitarla y/o agradecerla, pero nunca a
retribuirla. Porque son actos sin interés, porque quien los hace no espera nada
a cambio; sin embargo eso no significa que debamos solo darlo por sentado. El
despiste de Shigure y el resto, con respecto al dinero de los chocolates que
recibieron, es una prueba de como es fácil dar por sentado la amabilidad. Es extremadamente
sencillo sentirse agradecido por una acción, tanto que a veces se olvida lo que
se tuvo que sacrificar por ello.   

El
día blanco es para regresar el favor

No es mi intención ponerme moralista y hablar del deber y la retribución. Sin embargo es inevitable pensar en ello al ver este episodio. En Japón hay tradiciones que difieren con las que tenemos en este lado del hemisferio. Un ejemplo es San Valentín y su contra parte el Día Blanco. Estas son fechas tan significativas que no es extraño encontrar este tema en muchas historias. Pero Fruits Basket capítulo once lo aborda de una manera muy especial. Según la tradición, el día blanco es para que los chicos que recibieron un obsequio en san Valentín, regresen el favor. La característica más especial de este día es que el ‘favor’ debe ser devuelto al triple. Este quizá no sea un dato tan conocido, pero lo sacó a colación porque influye mucho en este episodio. Y no, no es porque literalmente a Tooru se le haya dado el triple.

En resumen el regalo no importa, lo que importa es la intención. En el subtítulo anterior les hable de la retribución, y el día blanco es la perfecta ejemplificación. Quien recibe, en algún momento debe regresar lo que obtuvo. En efecto, Tooru da a manos llenas sin esperar pago alguno. Sin embargo Momiji comprende un punto importante de ello: esa acción, dar y no esperar, no es un don de cualquiera. En lugar de ser parte de aquellos que se aprovechan de la bondad, él opta por ser quien la proteja. De hecho sus palabras tiene la virtud de calar hondo en todos, llegando a la conclusión: no tonto, es algo preciado. La gran reflexión en la que debemos pensar es sobre esto: ¿estamos retribuyendo la bondad que nos han dado, o somos quienes nos estamos burlando de esa bondad?

Comentario
final

Antes de cerrar esta reseña les contare algo, cuando vi por primera vez esta serie hace años, honestamente creí que este episodio era un relleno bonito. En mi cabeza solo se había grabado que todo fue un bonito pretexto para que Yuki se luciera dándole un obsequio a Tooru en las aguas termales. Fue hasta que leí el manga, y de nuevo con este remake, que comprendí que ‘los regalos’ fueron los verdaderos pretextos para regalarnos tan bella reflexión. Ya se los dije antes y lo repetiré, Fruits Basket es un anime que incita a reflexionar en diversos temas, su principal: la soledad. Sin embargo no quiten el dedo del renglón, ya observaron que la bondad y la retribución también tienen su aparición.

Aunque doy un trato especial
a la narrativa no crean que no aprecio el visual. Este remake ha sido hasta
ahora una obra con excelente animación, lleno de vivos colores. El cambio de
estilo al contar el cuento ha sido especialmente hermoso de ver.

En fin, antes de cerrar esto
¿Qué piensan de la dueña de la posada? Sin duda es una mujer muy peculiar y
bastante intensa. Como ya se dijo ella no es parte del zodiaco, pero su hijo si
lo es. Lo único que les adelantare es que comparte muchas similitudes con su
madre, así que seguramente nos reiremos un poco cuando haga aparición.

Finalmente, les recuerdo que el siguiente capítulo estará a cargo de Miyu Hikari, y yo volveré para el trece. Ahora sí, díganme: ¿Qué les ha parecido este episodio? ¿Se esperaban que Momiji fuera de la edad de Haru? ¿Qué opinan de las descripciones de Tooru para cada príncipe Souma? En lo personal concuerdo con Kyou y Momiji pero con Yuki no puedo, si Yuki es amable Shigure será Buda.

Fruits Basket フルーツバスケット – Capítulo 11 — Kudasai

Reseña | Dororo – Capítulo 22 — Kudasai

Reseña | Dororo – Capítulo 22 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline La siguiente reseña Dororo – Capítulo 22 contiene spoiler, si ya viste el capítulo por
favor sigue leyendo, sino puedes verlo en cualquiera de las plataformas. Aviso,
esta serie es algo gráfica, atractiva, curiosa y muy entretenida, te encantará
seguir esta historia y recuperar las extremidades vendidas.

DORORO

TVアニメ「どろろ」公式

CAPÍTULO 22 “LA HISTORIA DE NUI”

Una guerra épica se aproxima, el odio ha envuelto a quienes por ley participaran de esta batalla, una madre será pieza clave, un pequeño niño actuará con acorde su sentir. Una transformación se presentará, gracias a una fiel entrega… Un trato se completará y los demonios harán presencia en el cuerpo y la mente de otros. Las últimas piezas de aquel rompecabezas llamado Hyakkimaru, tendrá sus piezas faltantes frente a frente.

OPINIÓN CAPÍTULO 20

El desenlace de todo aquello que pudimos apreciar en un inicio, dará comienzo en este capítulo, un relato que nos demostrará cuán importante son unos para otros, que tanto darías por tus creencias y cuan conectados estamos con la tierra que nos vio nacer… todo esto será puesto a prueba en nombre de Hyakkimaru, Daigo y Tahomaru.

Los lazos e hilos que conectan están increíble historia, comienza a regresar al estambre del que surgió su camino, todo para llegar al mismo destino. Dororo pasa frente a los ojos de Jukai, este va tras las tierras de Daigo en busca de respuestas o quizás evitar tragedias y Hyakkimaru ha activado la llama que despierta su ira, esa empaña su noble corazón y lo tiñe de rojo fiesta. Y en este camino, aparece un corcel digno de un jinete apocalíptico, un jinete digno de quién ha sobrevivido a la muerte, esa que aún lo persigue.

El odio surge de aquellos sentimientos que a causa de otros, han envenenado nuestras vidas, ahora Tahomaru conoce bien ese sentimiento, pues Hyakkimaru ha herido a Hyogo y su hermano, aquellos que servían fielmente a su lado. Pero su fiel convicción y decisión de acabar con su hermano Hyakkimaru, ha logrado distorsionar su razón y revelarse ante lo correcto, pues no olvidemos que tras de él, hay quien maneja sus pensamientos y sus pasos.

Las decisiones se han tomado y cada quien sabe que debe hacer, pues sus impulsos son determinantes, la madre de Hyakkimaru ayuda a Dororo a escapar de aquella prisión que le proporcionaron por ser compañero de un duro rival invicto. Mutsu se ha levantado de su dura pena, su dolor y aquella peste que se ha incubado en su interior. Pero esta no es la escena que nos llena de inquietud, sino aquella en la que la madre de Hyakkimaru, se propone acompañar a Dororo

El camino siempre será misterioso y temeroso, pues no tenemos conocimiento de aquello que está más allá de lo que podemos ver. Dororo cruza las duras corrientes que guiaron a Hyakkimaru luchar por vivir y sus orillas escucharon el llanto de una madre a quién le arrebataron su hijo. Mientras en las montañas, dos jinetes van en busca de una mujer que aún en su precaria condición, intenta cumplir un deber que se le inculcó.

Dororo y la madre de Hyakkimaru han sobrevivido a tan estruendoso escape, ahora asilados en una pequeña aldea que resguarda a los pocos que sobrevivieron a la epidemia y la limpieza que organizo el ejército de Daigo, buscan avanzar con todas sus fuerzas y lograr vivir un mañana más, ahora con la ayuda de una generosa mujer y un pequeño que ha vivido más que otros y sobrevivido lo suficientemente. Pero el peligro se acerca, el ejército de Daigo está en camino y a su vez… todo aquello que le dará un fin a este ciclo.

Hyakkimaru se ha transformado, ha encendido aquel fuego demoníaco que existe en su interior, devorando con el todo aquello que esté a su paso… Mientras en el templo de los 12 demonios, Mutsu intenta ofrecerse como sacrificio, pero este es rechazado por los mismos demonios, pues el trato inicio con un líder de Daigo y debe completarse con ese mismo… pues el alimento que les ofrecieron fue al mismo primogénito de aquellas tierras, a Hyakkimaru.

La batalla épica está en camino, Tahomaru es ahora el poseedor de los ojos de Hyakkimaru y sus dos sirvientes se han adueñado de sus brazos, la batalla es épica y con ella su final… La madre de estos dos hermanos será clave en la presente batalla, al igual que el pequeño Dororo y como broche de todo esto, Daigo debe cerrar el ciclo que inició. Ahora los nervios estarán encendidos y lanzarán corrientes, cada que nuestro cerebro nos recuerde que el final está cerca ¿Quién ganará? ¿Qué sucederá con todos aquellos que participaran de esta batalla? ¿Cuál será el final?


Reseña | Dororo – Capítulo 22 — Kudasai

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 23 — Kudasai

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 23 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Tate no Yuusha no Nariagari contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 23: «Isla de Cal Mira»

En esta nueva entrega de Tate no Yuusha no Nariagari, los héroes llegan a Cal Mira y comienzan allí su entrenamiento para ganar experiencia y subir de nivel. En el barco, Naofumi conoce formalmente a L’Arc Berk y a su compañera Therese Alexandrite. Más tarde, traban cierta amistad y hacen equipo en la isla para ganar experiencia venciendo monstruos.

Tras la ayuda mutua y diversas peripecias, el héroe del escudo descansa en la playa junto a Raphtalia y Filo. De repente, la pequeña filolial descubre un castillo sumergido y, consecuentemente, deciden ir a explorarlo. Allí, en su interior, descubren un temporizador de las «olas»: quedan 48 horas para que la siguiente «ola» arrase Cal Mira.

Análisis: Peripecias y anécdotas en Cal Mira

Este nuevo capítulo de Tate no Yuusha ha sido, en líneas generales, un capítulo donde la trama principal ha ido serpenteando por entre las numerosas anécdotas que se acumulan. Algunas posiblemente relevantes, otras, meros momentos para darle color y amabilidad al episodio (lo que viene a ser un eufemismo de relleno); todas esas escenas componen el capítulo como si fuera un puzzle en 3D. No son escenas que desentonen en absoluto con los escenarios luminosos y el tono de la narración, pero se aglomeran y se superponen, casi empujándose unas con otras.

Efectivamente, y retomando el tema de los escenarios y la narración, destacan los paisajes llenos de luz, veraniegos, propios de una isla tropical, aunque a veces la música nos invita a pensar en el Mediterráneo. En este ambiente se suceden anécdotas como la fiesta nocturna o la breve escena de playa. Esta última me ha resultado una construcción hecha para regalar a los fans, aunque admito que ha sido muy discreta.

El respeto al aspecto femenino en Tate no Yuusha

Este es un aspecto que me gusta bastante de la serie, porque tiene un respeto implícito a Raphtalia y Filo. Las vestimentas de ambas siempre son discretas y su personalidad está siempre por encima de la fantasía estética. Por otro lado, la hipersexualización recae en Mein, que es precisamente una de las antagonistas. Mucho es lo que podría decirse sobre el tratamiento sexual que se le da a los personajes femeninos en los Isekais y otros Shounen de aventuras, pero centrándonos en Tate no Yuusha, creo que el equilibrio es perfecto.

Hay mujeres con una vestimenta más sugerente y mujeres con ropa más recatada, variedad. Logramos así una impresión realista y alejada del tono grosero o la censura. Aunque soy amante de la libertad imaginativa, y también fiel seguidora de series como One Piece, me siento muy incómoda con las escenas hipersexualizadas de las mujeres. Hay momentos que rompen la trama, excesivos, pierden el hilo de la historia. Esto no sucede en Tate no Yuusha.

Dos nuevos personajes y el «mocoso del escudo»

La llegada de L’Arc y Therese a la serie no nos es indiferente. No solo tienen un protagonismo superior en el capítulo respecto a los héroes de la espada, el arco y la lanza, sino que, desde el primer momento, nos los han presentado con todos los signos para saber que van a ser personajes muy importantes.

L’Arc representa una serie de estereotipos obvios: el joven atlético y arrollador, de fuerte personalidad y gusto por presumir de su propia madurez. Therese, en cambio, es su equilibrio en inteligencia y dulzura. Ambos, son un grupo misterioso cuyos poderes nos sorprenden. Así lo anuncia de forma repetida Raphtalia, que está sorprendida por las llamas que crea Therese gracias a la joya que Naofumi le ha fabricado.

La incredulidad de los nuevos personajes cuando Naofumi se presenta como héroe del escudo me ha llamado bastante la atención. Resulta extremadamente interesante la interpretación que podemos hacer de ello, y sin complicarlo demasiado, podemos llegar a la conclusión de que Naofumi y su leyenda negra están totalmente divorciados. El «mocoso del escudo» no es un insulto ni una manera de degradarlo, sino la firme creencia de L’Arc de que Naofumi es una buena persona, y es algo que agrada a nuestro héroe.

El comportamiento de los otros héroes

El papel de Motoyasu, Ren e Itsuki ha quedado reducido al ridículo en este capítulo. Los únicos dos o tres momentos que se les dedican exponen su debilidad y su egoísmo infantil. En la escena del barco pasan a ser personajes cómicos y secundarios, creados para engrandecer la figura del héroe del escudo. Creo que la grandeza de Naofumi ya reside en sus propias acciones, no era necesario exagerar tanto la debilidad de los otros tres héroes.

En cuanto a la escena de la fiesta, hay una relación directa entre madurez e infancia en cómo los héroes soportan el alcohol. Únicamente Naofumi queda de pie y soporta el alcohol concentrado de las frutas, lo que se podria leer como que es el único adulto.

Por último, la escena de la caza muestra el egoísmo de los otros tres héroes y refuerza su papel infantil y secundario.

A modo de conclusión

Este capítulo 23 ha servido como introducción a las aventuras en Cal Mira y nos ha dejado con la intriga tras descubrir que la próxima calamidad está a 48 horas para ellos y a una semana entera para nosotros, los espectadores.

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 23 — Kudasai

Fairy Gone — Capítulo 10 — Kudasai

Fairy Gone — Capítulo 10 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Alto! Esta reseña sobre Fairy Gone contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 10: La chica maldita

El capítulo 10 de Fairy Gone comienza en el cuartel general de Dorothea. Todos están reunidos en una habitación opaca, acompañando a los cadáveres de aquellos camaradas que perdieron la vida en la última batalla. Tres cuerpos sin vida yacen en planchas, y en medio se encuentra el que perteneció alguna vez a Ozz Mare. Los miembros de Dorothea permanecen inmóviles, con la mirada caída. Solo algunos sollozos y la lluvia logran perturbar la callada habitación.

La entrada de la directora Nein logra sacar del ensimismamiento a sus subordinados. El sonido de sus pasos recorre la habitación, solo deteniéndose por un momento para dirigir una mirada a cada uno de sus hombres caídos. La directora reconoce el fracaso de Dorothea, y acalla los lamentos de la habitación, y anima sus subordinados a seguir adelante. «Incluso si estamos cubiertos de barro y sangre, no podemos quedarnos sentados. En lugar de eso, deberíamos considerarnos afortunados si somos nosotros los que sangramos.»

A pesar de todo, el trabajo para Dorothea continua. Fratanil ha sido robada, por lo que no deben descuidar nada. Free, Serge, Clara y Maria parten a Tsubal para realizar la inspección de Kal-o. Deben asegurarse que el «Arma Hada» y las «Hadas Artificiales» que pertenecen a Ray Dawn, el duque de Kal-o, estén en sus parámetros estipulados. En su primer encuentro, Maria no podrá ocultar sus sentimientos en frente de Ray Dawn.

Sin embargo, Maria se encuentra deprimida y bastante distraída, lo que preocupa a sus compañeros, en especial a Clara. Nuestra protagonista aprovecha un día libre para hacer una visita a un viejo conocido; Maria vivió por algún tiempo en Tsubal. Sus preocupados compañeros la siguen, temiendo que ya no vuelva. Para su sorpresa, el conocido de Maria es Jingle, líder de la Mafia Biaklay. Free, Serge y Clara se sinceran con su compañera, pidiéndole que no huya para protegerlos. «Esa gata salvaje hizo algunos compañeros.»

Opinión

El capítulo 10 de Fairy Gone es la entrega más dramática de la serie. En este episodio vemos las consecuencias de los eventos del capítulo anterior: Dorothea ha sufrido pérdidas. Aunque los corazones de los miembros de la «Agencia Reguladora» necesiten tiempo para sanar, el mundo sigue girando. Inevitablemente tendrán que buscar resignación y continuar con su labor. Su nueva misión consiste en realizar la inspección de Kal-o.

Este nuevo episodio es, sencillamente, excelente. Ninguna escena sobra, y cada una tiene su relevancia. Ningún frente es descuidado, ya que se nos muestra tanto la labor del grupo de Free, como el trabajo que realiza Robert en el cuartel. Además, no se olvida de mantenernos al tanto de los movimientos del grupo de Liscar, y del duque Hybranz, que ahora posee al Fratanil. Claro, todo esto sin olvidar cual es el frente principal.

Me gustaría también señalar lo bien construidas que están las escenas. Se logra aprovechar todo lo que el medio puede ofrecer. Cada movimiento, cada sonido ambiental, cada expresión de los personajes, cada detalle es usado para enriquecer los diálogos. Para ejemplificar, me gustaría hacer referencia a la escena que he descrito en los primeros dos párrafos de esta reseña.

El sonido de la lluvia, de los sollozos y las miradas caídas, todo enriquece la atmósfera. Pero lo que más disfruté fue la entrada de la directora Nein. El sonido de cada paso que daba, cuyo ritmo se interrumpía por el pequeño instante que dedicaba para observar a cada cuerpo y su expresión fugaz al mirar a Ozz, son detalles que nos cuentan mucho sobre la directora sin necesidad de una palabra; la directoria Nein es una excelente líder que mira a todos y a cada uno de sus subordinados. No sé a ustedes, pero a mí me conmueven este tipo de cosas.

Maria y sus demonios

La muerte de Ozz sacudió a todos, pero hay dos personajes que lo sufrieron aún más debido a sus traumas. La primer persona, sorpresa para nadie, es Maria. Conocemos su trágico pasado, y el capítulo 10 de Fairy Gone confirma mucho de lo que supuse de la aparición de Victor en el episodio pasado. En efecto, se encuentra con el cazador después de separarse de Ver, pero no de forma inmediata. Nos cuentan que se refugió con otras personas que evacuaron de sus hogares, pero decidió huir por el temor que les pasara algo. Al fin y al cabo, se considera a sí misma una niña maldita.

Vivió con Victor durante dos años. En este tiempo el hombre le enseñó como valerse por sí misma. Infortunadamente para Maria, Victor enfermó, y eventualmente murió. Un golpe realmente duro para nuestra protagonista. El tener que cavar la tumba de tus seres queridos es doloroso, y más si es en reiteradas ocasiones. Con este suceso sumado a la muerte de Ozz, podemos concluir que Maria ha vivido una y otra vez su más grande temor.

Nunca se menciona directamente de la boca de Maria, pero en verdad ella tenía la intención de no regresar a Dorothea. Por fortuna para nosotros, Clara y los demás lograron percatarse de la situación. Su visita a Jingle significó el regreso a su hogar. Un hogar donde el dolor de pérdida no está presente. La residencia del líder de Biaklay le brinda la seguridad que el cuartel general de Dorothea ya no le podía dar. En fin, Free sabe decir buenas frases en el momento indicado. «No somos familia. Pero somos compañeros que cuidan la espalda del otro.»

El superviviente Free

La segunda persona que vemos en su pena es Free. La culpa que siente se reparte en su aparente síndrome del superviviente y que él fue el oficial al mando cuando Ozz murió. Free, al igual que Maria, ha renegado de su suerte. La pérdida de amigos y compañeros de armas lo ha marcado, pero también lo ha hecho más fuerte. Es él quien logra convencer a Maria de que regrese a Dorothea, y en el proceso él mismo se curó de su pena. Ya lo he dicho antes, la chica será su ancla para que supere sus traumas. Bien lo dijo Jingle, «Espero que un hombre como él no tengo prisa por morir».

Otro punto que quiero comentar que involucra a Free es su manera tan única de despedir a Ozz. En ningún momento bebe, pero siempre se sirve un trago. Recordemos que su compañero era un gran bebedor, ya que cuando se presentó formalmente estaban en un bar en la fiesta de bienvenida de Maria, y no dejaba ninguna gota de la botella. No creo que si beberías con Ozz, tuvieras tiempo de tomar siquiera un trago.

La guerra se acerca

Si bien el capítulo 10 de Fairy Gone se centró en los traumas de Maria, no se olvidó de los problemas que se avecinan. Nos han mostrado los movimientos de varios personajes que sin duda convergerán en el clímax del arco argumental. Tenemos al nuevo ministro estudiando el «Cuarto Negro», a Robert entregar los resultados del interrogatorio de Ted y al duque Hybranz practicando con Fratanil. Pero lo más importante es la movilización del grupo de Liscar, que aparentemente se prepara para atacar Rondacia.

No está claro si dicha movilización sea parte del plan de Arcame y Diese, pero es lo más probable. El objetivo de todos estos grupos no está del todo claro, pero todo podría girar en su sed de guerra. Liscar parece el típico personaje que extrañaría los días de gloria que vivió durante la guerra. Entonces, podríamos suponer, que lo que mueve a este hombre no es la venganza, sino la añoranza. Lo más probable es que el ataque que Liscar protagonice sea solo una distracción. Quizás todo dependerá de que tan rápido llegue la carta que encomendó Ray Dawn a Dorothea.

Maria o Marlya

Antes de llegar a las conclusiones, y a modo de paréntesis, me gustaría aclarar un punto. Me refiero al nombre de la protagonista, que he estado escribiendo como Maria. Cuando comencé a escribir la reseña de este anime me topé con la difícil decisión de si escribir Maria o Marlya. Los medios de noticias estaban divididos. Unos artículos usaban Maria y otros Marlya, por lo que simplemente me decidí por uno de ellos.

Sinceramente, solo he visto el nombre de la protagonista en katakana, que es マーリヤ. No he encontrado el nombre escrito de forma oficial en algún alfabeto occidental, por lo que tomé la decisión basándome en lo que escuchaba en la pronunciación. Comentado esto les informo a ustedes, mis valiente lectores, que a partir de la siguiente reseña escribiré el nombre de la protagonista como Marlya. ¿Qué opinan al respecto?

Conclusiones

Un episodio lleno de emociones. Hemos visto un verdadero crecimiento en algunos de los personajes, lo cual es bueno. La narrativa fue excelente, ya que usaron cada elemento que les proporciona el medio para contarnos las historia. En lo personal pienso que cualquier obra audiovisual debe explotar ambos elementos, el audio y la imagen, lo mejor posible. Dichos elementos deberían igualar o superar la importancia que tiene los diálogos.

En fin, apenas nos encontramos en vísperas de lo que será el clímax de este arco, el último de la primera parte, el cual, considerando la calidad de los últimos episodios, promete ser fantástico. Para finalizar les pregunto, ¿qué les ha parecido el capítulo 10 de Fairy Gone?

Fairy Gone — Capítulo 10 — Kudasai

Kimetsu no Yaiba 鬼滅の刃 – Capítulo 10 — Kudasai

Kimetsu no Yaiba 鬼滅の刃 – Capítulo 10 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Kimetsu
no Yaiba
capítulo diez contiene
spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y
después regreses a leer la reseña.

Episodio 10: Siempre juntos

El demonio
de las flechas es derrotado por Tanjiro, pero antes de perecer lanza sus últimos
ataques contra el cazador, quien con mucho esfuerzo consigue repelerlos. Por su
parte Nezuko demuestra sus habilidades al combatir contra la demonio de los
temari. Pero es Tamayo quien da el golpe de gracia para acabar con esta. Ambos demonios
han sido derrotados, sin embargo ninguno era realmente miembro de las doce
lunas de Kibutsuji. Con su fachada descubierta, Tamayo y Yushiro deberán moverse
a otro sitio, y están dispuestos a llevar a Nezuko con ellos. Aunque no es mala
idea, Tanjiro declina la oferta, su deseo es permanecer a lado de su hermana. El
viaje de ambos hermanos continua, y su caminar los ha llevado ante una peculiar
escena interpretada por Zenitsu.  

Fuerza, maldición y empatía

Kimetsu no Yaiba capítulo diez, es un episodio llenos de numerosas emociones. En primer lugar podríamos hablar de la fuerza, tanto la de Tanjiro como la de Nezuko. Él demostró que tiene la fuerza para usar varias técnicas seguidas, aun si en el proceso se agota hasta casi el desmayo. Nezuko por su parte, demostró que su habilidad para fortalecerse a sí misma está por sobre cualquier predicción. El capítulo anterior la vimos perder un pie al patear la temari, sin embargo en este se muestra capaz de, no solo patearla, sino de regresarla con mayor fuerza. Cada vez es más evidente que Nezuko no es como cualquier demonio, ella es especial en muchas maneras. Todavía es un misterio cuanta sangre le fue dada por Kibutsuji, pero se hace claro que no fue una cantidad pequeña. Después de todo, aun sin alimentarse, su fuerza y recuperación son superiores.

Y hablando de Kibutsuji, él es otro que lento pero seguro nos ha ido dando pistas de su naturaleza. En una recolección de escenas propias y lo que otros han dicho sobre él, hemos podido formar una imagen sobre su personalidad. Pero, en definitiva, las acciones de este episodio dejan más claro el tipo de persona que es. Muzan, no es más que un personaje atormentado por la idea de la muerte, su propia muerte. No es un líder, es un jefe, y uno del tipo tiránico. Siempre temeroso: maldijo a sus “seguidores”, les mintió y los uso hasta el final. Justo al final de su vida, lo único que podemos pensar es en lo miserable del destino para el demonio del temari. Era solo una niña, y aun así sufrió el peor final por seguir a la persona equivocada. Pese a todo, genera tristeza contemplar el destino que tuvo.

Son humanos

Ya la reseña pasada hablaba de lo peculiar que era que Nezuko protegiera a Tamayo y Yushiro. Pues bien, parece que si era algo que no podía ser pasado por alto, así que se le dio una respuesta. Recordemos que Nezuko está bajo una sugestión que le hace proteger a los humanos y atacar a los demonios. Pero a pesar de esta sugestión, ella se muestra protectora con Tamayo y Yushiro, además los ve como su familia. Conociendo la naturaleza de ambos como demonios, es curioso notar el inmediato instinto protector de Nezuko en ellos. Al final todo se explica por la propia capacidad de discernir de Nezuko. Fue su elección verlos a ambos como humanos y no como demonios.

A pesar de que la explicación no me dejo del todo satisfecha, he de admitir que la carga emocional que le dieron a esto fue suficiente para hacerme olvidar. Tamayo es un demonio renegado, no solo por haber repudiado las técnicas de Kibutsuji. Ella destaca como demonio renegado ya que siente todo el peso de su naturaleza no humana. Tanto así, que busca una solución para esta condición de demonio que ella misma llama enfermedad. A pesar de todo, Tamayo también tiene su fibra egoísta, pues pese a que sabe el peso de ser demonio, aun así convirtió a Yushiro. Sin embargo también carga con esa culpa al mismo tiempo. Por lo anterior, Tamayo no puede evitar emocionarse al ser reconocida como “humana”. Hace tiempo que había renunciado a que la traten diferente a un monstruo.

Algo similar
ocurre con Yushiro, él renuncio a esa humanidad para servir a Tamayo, pero eso
no evita que sienta alegría de ser reconocido como humano. Aunque es posible
que esa alegría sea más por su amada Tamayo que por él mismo.

Comentario final

Esta semana,
Kimetsu no Yaiba capítulo diez nos demostró
que se puede combinar la emoción y la acción sin restar nada. Tuve un momento de
pánico al inicio del capítulo, pensar que Tanjiro usaría tantas técnicas seguidas
me hizo temer por la calidad de la animación, afortunadamente comprobé que todo
siguió tan bien como siempre. Lo único que ahora estoy sufriendo es al pensar
que ya he visto todas las técnicas de Tanjiro, o por lo menos las favoritas
para pelear. Quizá me estoy adelantando demasiado pero siento que ya pronto debe
aparecer alguna técnica secreta de la katana negra.

En otros
temas, no sé cuando volvamos a ver a Yushiro pero yo si lo voy a extrañar. Su personalidad
obsesa por Tamayo y su actitud pasivo-agresiva, realmente han conquistado mi corazón.
Esa línea final que le dieron me dio tanta ternura, finalmente reconoció la
belleza de Nezuko y eso me encanto. Actualmente espero que Zenitsu me haga
amarlo tanto, o más, que a Yushiro. De entrada puedo decir que las pequeñas
apariciones que ha tenido me han gustado, adoro a los personajes cómicos. Su aparición
final en este episodio me recordó al monje Miroku
versión desesperado, y eso ha conseguido captar mi atención. Realmente estoy
esperando mucho de este personaje.

Finalmente,
es tiempo de cerrar con esto, no sin antes preguntar: ¿Qué les ha parecido este
episodio? Hasta el momento, ¿qué imagen se han formado respecto a Kibutsuji? ¿Creen
que la “humanidad” es algo que se pueda discernir, pese a la naturaleza del
cuerpo? ¿Qué esperan de la aparición de Zenitsu? Guiándome por el ending, yo
quiero ver su crush por Nezuko.

Kimetsu no Yaiba 鬼滅の刃 – Capítulo 10 — Kudasai

Fruits Basket – Capítulo 10 — Kudasai Kudasai

Fruits Basket – Capítulo 10 — Kudasai Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre el anime Fruits Basket contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Fruits Basket

Es que, es San Valentín

El día de San Valentín había llegado y con
ello grandes sorpresas por descubrir en esta interesante historia, Kyou estaba
muy ansioso ya que se veía algo desesperado como si la pesadilla fuera
demasiado aterradora, por otra parte, Yuki debía recibir cientos de obsequios
en su casillero gracias a su fama de príncipe, pero… no fue así, como dice
Hana-chan sucedió el fenómeno del cuco, donde cada chica que venía, tiraba el
chocolate de la anterior para que resalte frente a todas las demás, al final
Hana-chan se quedó con lo último que no fue echado al cesto de la basura, mas allá
de tener o no el permiso de Yuki para llevarse su regalo. Tenía mis sospechas
sobre cuál era la razón del nerviosismo de Kyou, era nada más y nada menos por la
presencia de Kagura, era muy gracioso ver como ponía expresiones de
desesperación e incluso quería irse de viaje para evitar cualquier contacto con
ella.

Además del instante que lo perseguía diciendo
“te amo” en dos idiomas, quería una cita con Kyou ya que en teoría es su
prometido, pero él no acepta del todo el compromiso, como siempre muestra una
actitud de rechazo frente a las proposiciones románticas de Kagura, quizás
acepto por el simple hecho de que Tooru estaría presente ya que se emocionó
demasiado con la idea, pienso que no quería que ella se decepcione con su
insistente negativa. Hasta ahora casi todos creen que la relación entre Yuki y
Kyou ha mejorado demasiado, eso tiene algo de verdad ya que desde el primer
momento en que los vi tenían un vínculo algo complicado, pero con el paso del
tiempo ellos han logrado establecer una tregua si se podría catalogar de esta
manera, aunque hay un secreto que le impide conseguir tranquilidad en todo su
misteriosa e intrigante vida.

Shigure es amable, sonríe en cualquier
situación como si fuera libre y sin ningún tipo de compromiso ni ataduras de
por medio, pero…, su personalidad era todo lo contrario, tiene un propósito oscuro
que hasta ahora se han dado pistas de lo que desea, para ser sincera no me han
quedado claras sus verdaderas intenciones, estoy segura que algún día podré
descubrir los secretos que guarda detrás de esa falsa sonrisa, no le da miedo nada
ni nadie incluso si alguien sale lastimado al final de toda esta travesía, no
comprendo cuáles sean las razones de esa actitud, pero si algo se sale de las
manos puede arrepentirse por ese hecho toda su vida, debe lidiar con eso ya que
se considera el más maldito de los juunishi. Pasando a la cita, debo decir que
fue más normal de lo que había imaginado, además se notaba en el rostro de Yuki
y Kyou que estaban muy incómodos por la película, tampoco comprendí la razón de
las lágrimas de las chicas cuando no se trataba de un género de drama.

Definitivamente ellas tienen gustos
especiales que no cualquiera puede comprender del todo. Al volver a casa, en la
puerta se encontraba la editora de Shigure, Mit-chan, quien es muy particular
porque enviaba correo de voz a cada rato para asegurarse que Shigure no se
escape de sus responsabilidades como escritor, algo que me había causado intriga
hace mucho porque por lo general los editores están vigilando a los autores todo
el tiempo para que cumplan con el plazo de publicación de sus novelas, pero son
ellos mismos quienes sufren con el aplazamiento de las historias debido a que
algunos escritores se retrasan o se encuentran enfermos, ya me parecía raro que
esto no ocurra con Shigure por lo cual este episodio me muestra la cruda
realidad, hay muchas cosas que oculta este personaje, misterios que podrían
hacer que dudes de la existencia del amor y la bondad que una persona guarda en
lo más profundo de su corazón.                                                                         

Análisis/Opinión – Mis recuerdos

El día de San Valentín se hizo presente y
como es usual en cualquier historia de anime con temática escolar, habría cientos
de chicas esperando llamar la atención de Yuki, pero como era de esperarse
todas hicieron los suyo para que ninguna resalte más que otra, como el fenómeno
del cuco que nos cuenta Hana-chan, me quede con la pequeña duda sobre la
identidad de la última que dejo sus chocolates, pero como no era relevante para
la serie se dejó de lado, por otra parte, Kyou estaba muy nervioso por la
inminente visita de Kagura, al finalizar las clases se encontró con ella, no
espero nada para salir corriendo lo más pronto posible para no establecer ningún
contacto, es algo divertido de ver cómo quiere imponer su afecto a toda costa,
aunque por otro lado es difícil de lidiar con alguien tan persistente cuando sabe
perfectamente que será rechazada por todos los medios.

Además, está el hecho de que él sale muy
lastimado cada vez que se reúne con ella, la bipolaridad de Kagura es algo de
cuidado si se interesa de manera romántica por ti, ya que a las demás personas
las trata de forma normal incluso despliega dulzura en todos los ámbitos, pero
como siempre cuando está al lado de Kyou se transforma por completo, en esta
ocasión al menos solo recibió un golpe en la frente, no uno cualquiera porque
lo dejo tirado en el piso por algunos minutos, antes de todo esto pensé que
Kyou se sonrojaría al escuchar sobre una cita doble con Tooru, o Yuki se
enojaría por salir a ver una película con ellos, quizás una de estas
posibilidades se hubiera surtido efecto si Tooru no estaría en la vida de los
Souma, ya que la actitud indiferente de Yuki ha disminuido demasiado, así como
el enojo continuo de Kyou, eso es algo que demuestra a simple vista que el amor
verdadero puede cambiar tu destino en tan solo un segundo para convertirse en
algo perpetuo.

Han 
pasado más de cuatro meses desde que Tooru llegó a la vida de los Souma,
ella les ha tomado cariño a todos, pero sobre todo a Yuki y Kyou por quienes se
preocupa cuando están tristes o enojados, siempre está pensando cómo ayudar
para que no se sientan de ese modo, no solo a ellos sino a todos los que conoce
porque así es su personalidad, aunque desde mi punto de vista los aprecia más a
ellos dos, hasta ahora ha disminuido la ira contenida que tenían antes de que
Tooru aparezca, tanto sus palabras como sus acciones han logrado que el
temperamento de los Souma se calmen poco a poco, como en aquella ocasión donde
le explicaba a Yuki que habían varios tipo de amabilidad, o cuando hizo una
analogía con la bola de arroz porque Kyou no logra ver que posee algo especial,
situaciones similares han hecho que ellos cambien de alguna manera, ella es tan
pura pero a la vez susceptible de herir con facilidad.

Por eso es que los Souma a veces se
detienen antes de actuar si eso puede lastimar a Tooru, como el episodio de año
nuevo donde salen corriendo a su encuentro al darse cuenta de que ella se
sentiría demasiado sola por la ausencia de su madre, las intenciones de Shigure
al lado de la pureza de Tooru son realmente muy turbias, ella es de esas pocas
personas que conservan un poco de inocencia, algo que no es fácil de encontrar
en estos tiempos, por lo general alguien con este tipo de actitud es rechazado
por completo, de todas formas ella es como un tesoro que no todos pueden
encontrar con facilidad, ya que es como una luz que brilla a millones de
kilómetros de distancia como si fuera una estrella fugaz en el inmenso cielo
nocturno.

La cita de San Valentín fue la más normal
de todas las que haya visto antes, pensé que podría surgir algo romántico entre
los protagonistas, pero eso fue algo apresurado de mi parte, no es el momento
adecuado para que las emociones de los personajes puedan salir a flote, esto
debido a que no se llega a la parte más importante de la historia, además se
requiere contar todo poco a poco para comprender los cabos sueltos conforme
avanza la serie, de otra forma dejaría muchas dudas si se resumiera una gran
parte del manga como sucede con frecuencia, por eso me tocará esperar a que las
cosas sigan su curso natural. Me hubiera gustado una cita muy diferente, como pasa
en otros animes donde van a un centro de juegos o a un centro comercial para
comer algunos dulces o solo ver ropa, quizás tomarse fotos con algunos efectos
como pasa frecuentemente, pero nada de lo que yo tenía en mente sucedió en esta
ocasión.

Quizás más adelante se de alguna de estas
situaciones, sería muy interesante de ver a los Souma tratando de posar para
una fotografía al lado de Tooru, aunque eso es un gusto propio por ver ese tipo
de escenas, de todos modos se decidió darle más importancia a revelar la
verdadera personalidad de Shigure y todas sus intenciones a cuestas, al parecer
desde niño conserva un sueño que quiere cumplir a toda costa, solo Hatori
entiende a que recuerdos se refiere cuando habla de la mañana que encontró lo
que dictaría un camino para su vida, no se puede saber con claridad lo que hay
guardado en lo más recóndito de su memoria, pero estoy segura de que hay una
enorme posibilidad de que salga lastimado de alguna manera por todo lo que está
haciendo para conseguir sus propósitos, pero así sea la persona más mala de
este mundo tiene derecho a curar sus heridas que se volvieron más profundas a
lo largo de su miserable e insufrible existencia.

Mi sueño eterno

Kyou al parecer tuvo un mal sueño porque se
despertó demasiado tembloroso como si hubiera recordado algo que lo lastima mucho,
quizás sea algo que involucra a Yuki, ya que por unos instantes recordó algo
sobre su pasado cuando hablaba con Shigure sobre los comentarios de su mejor
relación con Yuki, tal vez lo que haya sucedido anteriormente sea la razón
principal de su odio e inclusive esperar por una pelea con él todo el tiempo,
según las palabras de Shigure, es como si Kyou no quisiera enfrentar la
realidad ni darse cuenta de quién es Yuki y solo dirige todo su resentimiento
sobre él como si fuera algo natural que lo rechace por completo, me intriga
saber qué pasó para que Kyou luzca una expresión de intranquilidad al hablar de
su enemistad, esas ganas de no pensar en nada, no querer nada, acurrucado en el
suelo como si se protegiera de todo lo malo con una coraza de mal genio.

Apoyo los pensamientos de Tooru con
respecto al rencor que tiene por Yuki, si quiere odiar que lo haga, está bien,
ella anhela todo lo que contrario, pero no importa si él aún no se siente cómodo
al lidiar con todo lo que haya ocurrido antes, espero que pueda encontrar esa
paz interior ya que ha sido demasiado sufrimiento el hecho de ser el gato del
zodiaco chino, claro que no solo él tiene derecho a conseguir calma en su vida
sino todo los juunishi que han soportado el dolor por tantos años, incluso se
volvió algo normal porque la maldición siempre ha estado presente desde hace
muchas generaciones atrás, al igual que Tooru también quiero que la
desesperación y angustia de toda la familia Souma se vayan algún día, porque no
hay nada más hermoso que mirar a tu alrededor sin ningún tipo de preocupación,
ya que por fin habrás encontrado la mayor felicidad del mundo entero.

Hasta ahora pensaba que Shigure era totalmente
diferente, que tenía buenas intenciones y quería que los demás sean felices,
incluso creía que había interferido en la decisión de Akito al dejar que Tooru
conserve sus recuerdos después de haber descubierto la verdad de la familia
Souma, en realidad era algo sospechoso porque parecía que ellos escondían un interés
oculto que involucraba a Tooru en todo el proceso de conseguir sus propósitos, en
este capítulo me he quedado totalmente sorprendida al desenmascarar los verdaderos
objetivos detrás de esa sonrisa amable y ese comportamiento algo infantil, no
podía creer lo que estaba viendo porque Shigure era un personaje de mi agrado,
definitivamente esa frase que nos dice, jamás terminas de conocer a las personas,
es cierta al cien por ciento ya que no me imaginaba que él tenía tanto rencor
acumulado como para ejecutar sus planes a cualquier precio, quiere obtener lo
que desea a toda costa, ni siquiera si Tooru llegara a salir herida, solo se
interesa por él mismo y nadie más. Se preguntarán cuáles son las razones para
que un hombre como Shigure actúe de este modo, ya hay spoilers circulando por
ahí, pero no quiero arruinar la emoción de que se revele de forma natural.

Cuando Yuki mencionó que habían comparado a
Shigure con una ondulación en el agua, una ola que se acerca y luego retrocede,
te hace cosquillas en los pies pero cuando quieres alcanzar esa ola se va, esto
dice mucho de alguien que no pretende ser dominado por nadie, con una actitud
rebelde de romper lo que sea, si te acercas demasiado es posible que salga
huyendo porque no le gusta estar atado a nada ni tener compromisos a largo
tiempo, otra interpretación, es que cualquiera que posee este tipo de
personalidad ha sufrido demasiado durante su vida que procura no ser herido
otra vez, por eso escapan al primer instante que ansías establecer un vínculo más
estrecho. Al igual que Hatori pienso de que algo saldrá mal, es seguro que habrán
consecuencias, quizás se sienta culpable de todo el mal que hizo o vea como
jugó con el corazón puro de Tooru de una manera muy perturbadora, espero que
ella pueda apaciguar sus sentimientos de odio antes de que suceda lo
inevitable, así podrá olvidar todas sus tristezas, su bondad y sensibilidad
serán de vital importancia en esta dramática e impredecible historia, que nos
muestra que el amor es un camino guiado por el dolor, pero que puede convertir
tu entorno en un mundo lleno de estrellas que brillarán por siempre.

En conclusión, este capítulo de Fruits Basket, me deja con todo tipo de
sentimientos encontrados, como la enorme preocupación que siento por Kyou al no
saber qué fue lo que sucedió en el pasado, cuanto odio puede sentir por Yuki
para expresar que no quiere pensar en nada y olvidar absolutamente todo, esto
me hace sospechar que hay un origen de ese rencor acumulado, por el cual
comenzó a tomar mayor interés en las artes marciales, incluso sobrepasa el
simple hecho de que la rata haya engañado al gato como establece el cuento
popular, pienso que faltan por revelar muchos misterios e intrigas, situaciones
que hicieron que los juunishi tengan un comportamiento peculiar que va más allá
de la maldición que los condena, como aquella ocasión donde Akito pierde el
control al enterarse del matrimonio de Hatori, mas allá de que ella no haya
sido un miembro de la familia principal, algo paso detrás de esa escena para
que Akito reaccionara de ese modo, no pido que los enredos se aclaren de forma
rápida, es bueno que se tomen el tiempo de explicar con lujo de detalles, así
no habrán muchas dudas al final de la serie, porque así puedo comprender a
ciencia cierta lo que todos guardan en su corazón, además de ver el punto de
vista de cada personaje, no una versión personal o subjetiva, sino una visión
global de lo sucedido durante toda la historia, ya que la percepción de alguien
dista mucho de otra porque siempre habrán emociones de por medio, lo único que
espero es que todos puedan apaciguar el dolor, así como el sufrimiento continuo
para llevar una vida a toda plenitud.

También tengo la enorme decepción de haber
descubierto la verdadera personalidad de Shigure, ya que era un personaje de mi
agrado, con lo que acabo de conocer sobre él ya no me siento igual que antes,
ahora solo me preocupa como sus propósitos puedan dañar el frágil corazón de
Tooru, parecía una persona amable que sonríe todo el tiempo, pero no le importa
nada ni nadie si obtiene lo que desea, aunque ya sospechaba de su actitud en el
episodio de año nuevo cuando dijo que Akito merecía sufrir después que Yuki evitara
el banquete familiar, en ese momento pensaba que lo hacía por venganza, pero jamás
imagine que era por el rencor tan grande que ha conservado durante muchos años,
lamentablemente no se ha mostrado la información necesaria para revelar sus
verdaderos planes, estoy segura que más adelante se demostrará el porqué de
tanto odio que lo ha llevado a fingir bondad, donde absolutamente nadie
sospecha de sus intenciones ocultas, sé que el dolor es muy difícil de soportar,
pero no es razón suficiente para herir a alguien tan pura como Tooru, espero
que sus acciones para lograr lo que busca no se salgan de control y quien
termine lastimado sea él mismo, de todas maneras pienso que los lazos que se
van forjando con el pasar de los días, serán de gran importancia para el
desenlace de esta historia, ya que los deseos siempre se pueden hacer realidad,
solo necesitas algo de esperanza para transformar todo tu entorno en lo que más
anhelas en el universo.

Déjame en los comentarios que te pareció este capítulo de Fruits Basket. ¿Cómo reaccionarías si descubres que un amigo oculta su verdadera personalidad solo para conseguir lo que más ha deseado durante toda su vida? ¿Qué harías si posees un sentimiento de odio inconsolable por alguien teniendo en cuenta que conservas un pasado muy doloroso del cual esa persona es la clave fundamental para todo tu sufrimiento?

Si te perdiste de la reseña del capítulo 9 de Fruits Basket realizada por Jihye, puedes leer y disfrutar de la review dando clic aquí. Estaré a cargo del episodio 12, ya que mi compañera Jihye se encargará del capítulo 11 de este anime.                             


Fruits Basket – Capítulo 10 — Kudasai Kudasai

Reseña | Dororo – Capítulo 20 Y 21 — Kudasai

Reseña | Dororo – Capítulo 20 Y 21 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline La siguiente reseña Dororo – Capítulo 20 Y 21 contiene spoiler, si ya viste el capítulo
por favor sigue leyendo, sino puedes verlo en cualquiera de las plataformas.
Aviso, esta serie es algo gráfica, atractiva, curiosa y muy entretenida, te encantará
seguir esta historia y recuperar las extremidades vendidas.

DORORO

TVアニメ「どろろ」公式

CAPÍTULO 20 Y 21 “LA HISTORIA DE NUE” “LA HISTORIA DE ROMPER EL CICLO DE SUFRIMIENTO”

La cercanía, los sentimientos puros y nobles son resplandecientes, pero si las acciones duras y guiadas por el mal toman tu vida, está será tan mala como quien te lo ha arrebatado todo. Hyakkimaru va tras la venganza, sus sentimientos definen sus acciones y Dororo teme por el alma de quién ahora más aprecia. Tahomaru y sus seguidores, se encuentran segados por falsos delirios de grandeza territorial. Una batalla épica se presenta entre dos lazos de sangre, una separación dolorosa, el nacimiento de un ser extraño y el temor de todo aquello que nos depara el futuro, con la vista de un gran Ending, que nos ha dejado más confusos.  

OPINIÓN CAPÍTULO 20

La historia nos ha demostrado que las acciones son repetitivas y consecutivas, que toda acción genera una reacción y que está puede ocurrir una y otra vez, aun cuando aquello que se realiza, puede tener distintos procederes y procedentes. Es aquí donde entendemos la causa de aquella mala fortuna que sufren las tierras de Daigo y que ahora su hijo Tahomaru debe enfrentar, pues aquel acto desalmado de su padre, ha traído la desgracia desde el momento en que se pactó y aquella diosa salvo a Hyakkimaru. Pero ahora el enfrentamiento está en hacer lo correcto, enfrentando aquellas epidemias que han sido calificadas de plagas, dos hermanos luchan por lo que creen es lo mejor, retando el destino que se les impuso.

Hay escenas que nos entristecen y otras que nos llenan de emociones que activan muestro corazón, una esas escenas son las que aprecio de ver entre Hyakkimaru y Dororo, pues su conexión ha sido tan íntima, que me atrevería a decir que esperamos que algo más suceda (aún si en el manga y la serie original… No pasa nada). Pero en todo caso, es grato observar como Hyakkimaru se esfuerza por ser cada vez mejor con su pequeña compañía y este lo agradece cada día.

Un nuevo personaje aparece para darle color a nuestra historia, este es Saburota, un hombre misterioso, que nos genera desconfianza por la sencilla actitud de Hyakkimaru sobreprotectora para con Dororo. Pero ahora todo lo tenemos claro, aquel sujeto de gran cicatriz que se parece a cierto domador de tiburones antes visto, es simplemente otro ser trastornado por su pasado y que ahora busca llenar sus vacíos por medio de fetiches sádicos y muy extraños… cómo darle de comer a aquel demonio que asesinó a su madre, personas inocentes.

Ahora tenemos más que claro que Hyakkimaru está encontrando otras razones por las cuales recuperar su cuerpo, una de ella es para defender y proteger a Dororo, quien en medio de aquella batalla con un extraño demonio, quedó atrapado entre piedras y estuvo a punto de morir ahogado. Un gran desespero se apoderó de Hyakkimaru, quien no encontraba la manera de rescatar a su pequeño compañero y que por poco y gracias a la ayuda del anciano Biguahoshi, logró sacarlos a ambos de aquel aprieto… Aún después de que Hyakkimaru perdiese su dos brazos.

En medio de estos sentimientos de odio, rencor y venganza, la historia de Saburota resalta por la típica y cruel cobardía, un Samurái que entrego a su madre a aquel demonio, pues la abandonó sin más, hasta liberarse de aquella carga que una sola mano pudo marcar en él. Ahora que sus acciones lo han llevado a ser un demonio más, se ha fusionado para atacar a Hyakkimaru, quien invadido por todo aquel rencor y deseo de recuperar lo que por ley es suyo, se ha cegado y ha manchado su noble corazón. Todo inicio con Daigo y su primogénito sabe que todo terminará con él.

OPINIÓN CAPÍTULO 21

Un mal presentimiento surge de Dororo, al notar que su compañero y protector, va en busca de venganza y adquisición, pues está claro que en la tierra de Daigo está el resto de su cuerpo, pero es allí donde esperan por él y dónde harán todo por acabar con quién creen está destruyendo el imperio que creo Daigo sobre la miseria de los demonios.

Las guerras solo dejan tristeza y destrucción, y con ella la sombra que cobija un pueblo resentido, con sed de venganza y su humanidad más apagada. Ahora Tahomaru va tras su hermano, la madre de estos dos está en el hilo de la angustia, pues sabe que entre ello la brecha es inmensa y todo a causa de su señor. Mientras aquel que va tras su cuerpo, ha apagado su corazón y su odio va tras todo aquel que se interponga en su camino. Aun cuando Dororo intenta que Hyakkimaru entre en razón y abandone su odio, sus argumentos son demasiado fuertes y ahora es Dororo quien duda de que debe hacer.

Tahomaru y sus fieles seguidores, ven en perspectiva propia lo que es la dedicación y la fiel necesidad de salvar su pueblo y mantener el gran dominio que su padre Daigo ha construido ¿Pero a que costó lograrán mantener una falsa paz? Daigo ha manejado una carta bajo la manga, todo para resguardar la seguridad de su sucesor. Pero Tahomaru y su dos fieles sirvientes, se han visto apresados por el odio de Hyakkimaru, dando como hecho una batalla épica, en la cual dos perdieron miembros y uno incremento su marca. Ahora Hyakkimaru se hace en un risco rodeado de cuerpos sin vida y Dororo es tomado como rehén del clan Daigo.

Hyakkimaru está débil y perdido en el risco que ahora se ha convertido en el nacimiento de un ser poderoso… ¿Quizás un demonio? ¿O será un aliado? Mientras tanto, nosotros nos quedamos embelesados viendo la nueva versión de Dororo un poco más crecido y en apariencia mucho más femenina ¿Que deparará el futuro de esta serie?


Reseña | Dororo – Capítulo 20 Y 21 — Kudasai

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 22 — Kudasai

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 22 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Tate no Yuusha no Nariagari contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 22: «Reunión de héroes»

En esta nueva entrega de Tate no Yuusha no Nariagari, Raphtalia y Filo consiguen subir de clase, aunque no pueden escoger el tipo. Por otro lado, la reina se reúne con los héroes y les pide que colaboren para fortalecerse y subir de nivel antes de la próxima «ola». Para ello, propone viajar a Cal Mira, una isla donde podrán entrenar y aumentar su experiencia. A pesar de la negativa inicial de Itsuki, Ren y Motoyasu, la reina presiona y acceden.

Una vez en el barco, los tres héroes toman todas las habitaciones, así que Naofumi, Raphtalia y Filo deben compartir camarote. Para su sorpresa, sus compañeros de estancia son dos aventureros a los que el héroe del escudo conoce en una parada previa que hacen para honrar la tumba de Rifana.

Análisis: Sembrar una nueva aventura

El episodio 22 de Tate no Yuusha ha sido un capítulo de transición y preparativos. Todos los elementos nuevos y reciclados que se abren paso en esta etapa, aparecen esbozados. Estamos, por tanto, ante un momento que sirve para asentar los cambios, dar un descanso a la acción y como punto de partida. Es un alto en la narrativa pensado para el espectador; se siembra la semilla de todo aquello que va a ser esencial en adelante, se nos presentan nuevos ambientes y personajes, etc. Se crea, en fin, un nuevo marco sobre el que desarrollar la historia. Esto se ha hecho combinando una presentación directa -la reunión sobre Cal Mira- o sugerente- nuevos personajes en escenas fugaces o anecdóticas.

En medio de toda esta introducción, la estructura narrativa se bifurca en su parte central y se vuelve a unificar al final, como dos brazos paralelos en un río. Así, mientras, por un lado, se desarrolla la reunión de los héroes- motivo central del episodio-, por otro, Raphtalia protagoniza el altercado en la fiesta. Las dos historias se vuelven a unir en cuanto Raphtalia y Naofumi se reúnen y comparten los malos resultados de la fiesta y reunión respectivamente.

Otros elementos que destacan son la amabilidad del episodio y el abuso ambiental del atardecer y/o amanecer. También destacan la separación de Melty en sus aventuras y la reaparición de la trama de los semihumanos.

Doble historia: la reunión y la fiesta

La parte central del capítulo de Tate no Yuusha desarrolla el devenir de la reunión y la pelea de Raphtalia a la vez. A este respecto, siendo el eje central del episodio lo primero, siento que la parte de Raphtalia es una concesión para darle un poco de protagonismo tras varios episodios en los que se difuminaba casi por completo. También me lo parece así el alto en el camino que hacen para honrar la tumba de Rifana. Queda un poco forzado quizás (o quizás es un aviso de que la trama de los semihumanos va a regresar).

En cuanto a la actitud de Raphtalia, tal y como sucedió en otros capítulos, su ira solo responde cuando el mal ataca a sus seres queridos. Si el aventurero solo la hubiera insultado a ella, no se habría producido la lucha.

En otra parte del castillo y al mismo tiempo, los héroes de la lanza, el arco y la espada vuelven a demostrar que no son capaces de evolucionar. Volvemos al punto de partida, a los jóvenes inmaduros que no comprenden el valor del esfuerzo, al Motoyasu absurdo que todavía tiene el arresto de defender a Me… (perdón)…Bitch. Llegados a este punto, es un poco desesperante y algo simplista devolverlos al carácter inicial, no concederles un mínimo de cambios en los 22 episodios que lleva la serie.

Tonos amables y anaranjados

Volvemos a la cara más amable de Tate no Yuusha. El héroe del escudo muestra rostros de serenidad y dulzura que no mostraba antes y todo el capítulo está repleto de momentos dulces y cómicos. Es un fuerte contraste con los sucesos del «sacrificio de sangre» y la ejecución, precisamente pensados para equilibrar las emociones y descansar de la tensión dramática. Todo ello en conjunto me parece correcto aunque, si ver a Bitch reducida a la escoria cómica es agradable, el gemido de la reina al principio es imperdonable y quiero borrarlo de mi mente.

Un aspecto ambiental que me tiene descolocada es la sobreexplotación de luces anaranjadas en momentos del día en los que – tras ver el capítulo cinco veces- sigo sin estar segura al cien por cien de qué es atardecer y qué es amanecer.
Entiendo que los tonos de estos momentos del día pueden acentuar la sensación de ternura en la primera escena. También entiendo que refuerzan el sentido de transición a una nueva etapa y que tienen tantas posibilidades metafóricas que sería imposible nombrarlas todas. Pero ese abuso crea definitivamente una distorsión temporal, no quedan claros los momentos del día en mi opinión.

El adiós de Melty y nuevos personajes

Mención especial merece Melty, uno de mis personajes favoritos. Su abandono de las aventuras, a pesar de la tristeza, responde a su convicción de no olvidar lo que han visto sus ojos y ayudar a los demás desde su posición. Feliz y acongojada a un tiempo, se despide llena de fuerza y entusiasmo.

Por último, parece evidente que Naofumi y el grupo van a relacionarse en adelante con los dos aventureros con los que comparten camarote. Parecen personajes interesantes. Esperaremos con ganas a la siguiente entrega de Tate no Yuusha no Nariagari.

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 22 — Kudasai

Kimetsu no Yaiba 鬼滅の刃 – Capítulo 9 — Kudasai

Kimetsu no Yaiba 鬼滅の刃 – Capítulo 9 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Kimetsu
no Yaiba
capítulo nueve contiene
spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y
después regreses a leer la reseña.

Kimetsu no Yaiba capítulo nueve

Episodio 9: Demonios de temari y flecha

Esta semana en Kimetsu no Yaiba capítulo nueve, el ataque a casa de Tamayo toma por sorpresa a todos, pero prontamente inician el contraataque. Tanjiro, con ayuda de un ‘hechizo’ de Yushiro, puede empezar a ver las flechas que controlan las temari. Pero ver las flechas no es suficiente para derrotar a los demonios. Con ayuda de Nezuko forman un plan de ataque para que cada uno se encargue de un demonio. Ahora que saben que ambos demonios forman parte de ‘Las Doce Lunas Demoniacas’ de Kibutsuji su determinación de derrotarlos y extraerles sangre aumenta.  Mientras que Tanjiro lidia con el demonio de las flechas, Nezuko, Yushiro y Tamayo hacen lo propio con la de los temari. A pesar de ver el hilo de la brecha, Tanjiro no es capaz de encestar el golpe crítico a causa de las flechas. Solamente al emplear una combinación de diferentes técnicas es cuando finalmente consigue conectar un golpe directo.

Divide y conquistaras

Después de entender que no necesita proteger a Nezuko, Tanjiro ha decidido confiar en ella en peleas. Este capítulo es la mejor muestra de ello, no necesito meditarlo demasiado para entender que su mejor estrategia era dividir el trabajo. Una pelea en contra de dos demonios fuertes, solo podía ser abordada empleando la misma estrategia y luchar ambos hermanos. Aunque al principio Tanjiro envió a Nezuko a pelear con el demonio de las flechas, después cambiarían la estrategia. Las instrucciones de Yushiro no son malas, lo mejor era que Tanjiro se ocupara del de las flechas pues es quien representa un mayor problema. Dentro de la pelea lo más problemático era lidiar con aquellas flechas que no podían ser fácilmente evadidas. Lo más sensato era que el cazador se ocupara del mayor obstáculo mientras los otros lidiaban con los molestos temari.

Pero la
estrategia no solo es brillante al dividir las fuerzas de ellos, sino también
las enemigas. Estorbar la cooperación entre ambos demonios les restaba fuerza. Estando
solos son demonios poderosos, pero en conjunto son formidables. Si ambos
demonios seguían cooperando y luchando juntos, poder vencerlos sería una muy difícil
tarea. La estrategia de separarlos es sumamente funcional, es más sencillo
lidiar con uno que con ambos. Después de todo no podemos obviar que sus técnicas
se complementan de manera muy natural. Y guiándonos por la conclusión del
episodio, yo diría que fue un éxito el plan. Aunque el hecho de ser presentados
como demonios ‘importantes’ me hace dudar sobre la factibilidad de ese último
golpe. ¿Creen que realmente acabaron con uno de los doce de Kibutsuji, o quizá demostrara
habilidades curativas sorprendentes? Yo tengo algunas dudas al respecto.

Combinar ataques

La cooperación
fue la estrella de este episodio. Al principio lo vimos con los dos demonios,
que increíblemente estaban usando un ataque combinado para matar a Tanjiro y compañía.
El uso de las flechas para redirigir los temari fue una estrategia muy buena. Usando
ambos poderes garantizaban poder y dirección, si no fuese por el ‘hechizo’ de
Yushiro seguramente Tanjiro hubiese tenido un gran problema lidiando con las
temari al inicio. Aunque, aun sin las temari, las flechas eran una técnica difícil
de manejar. Me parece curioso, que al final Tanjiro menciona que esta pelea fue
la primera vez en que ambos demonios hablaron. Es increíble lo bien coordinados
que estaban y lo bien que encajaron sus poderes para ser su primera vez peleando
juntos, incluso hablándose. Después de todo no se debe subestimar las
habilidades de ‘Las Doce Lunas Demoniacas’.

Quien también
demostró estar preparado para combinar técnicas fue Tanjiro. Tras varios
intentos infructíferos para lidiar con el demonio de las flechas, concluyo que
necesitaba más habilidades para derrotarlo. Y la mejor manera para cubrir su carencia
de un golpe definitivo, es la combinación de varias técnicas con su espada. En una
increíble demostración de habilidades, Tanjiro no solo consigue desviar las
flechas, sino también acercarse lo suficiente al demonio para encestar un golpe
crítico. No cabe duda que el joven cazador tiene una muy buena capacidad de raciocinio
para planear sus ataques. Hasta el momento, Tanjiro ha demostrado, en cada
oportunidad, que tiene la inteligencia necesaria para planear en contra de sus
enemigos. Aun si se encuentra en la peor situación, tiene la habilidad para
salir adelante. Ahora solo nos resta saber si su plan fue suficiente, y si lo
fue, que planea para el demonio del temari después.

Comentario final

Kimetsu no Yaiba capítulo nueve ha sido todo un festival de técnicas de pelea. Sinceramente disfrute muchísimo del detalle en la animación de estas habilidades nuevas que se nos presentaron. El vuelo de los  temari y el peso que se aparentaba poseían, realmente se reflejó muy bien. En un momento se les ve ligeras como pelotas rebotando, para después pasar a lucir como pesadas bolas de cañón buscando su objetivo. Y ni qué decir del movimiento fluido de las flechas al cambiar constantemente de dirección. Por supuesto, también fue un deleite visual la técnica de gotas de Tanjiro.

Antes de cerrar con esto, quiero recordarles que Yushiro es extremadamente gracioso. Su amor por Tamayo no parece tener límites, y al ver su reacción ante su idea de abandonar a Tanjiro y Nezuko  no le quedó más remedio que disfrazarlo como una broma. Este muchacho me agrada hasta cuando es desagradable. Y tengo que admitir que la capacidad regenerativa de los demonios me tomo un poco por sorpresa cuando empezó a crecerle otra cabeza, el crecimiento rápido de su cabellera seguro fue extraño/divertido de ver. Curiosidad extra, ¿no se supone que la sugestión de Nezuko era para proteger a los humanos? Tamayo y Yushiro son demonios y aun así Nezuko los vio como su familia.

Finalmente, es tiempo de cerrar con esto, no sin antes preguntar: ¿Qué les ha parecido este episodio? ¿Qué estrategia diferente creen que podrían haber empleado para combatir a los demonios? ¿Creen que Tanjiro realmente extermino al demonio de las flechas? ¿Qué tan importante creen que sea la traición de Tamayo para Kibutsuji?

Kimetsu no Yaiba 鬼滅の刃 – Capítulo 9 — Kudasai