El anime Kouya no Kotobuki Hikoutai tendrá adaptación a manga — Kudasai

El anime Kouya no Kotobuki Hikoutai tendrá adaptación a manga — Kudasai

Noticias anime

La aplicación Shonen Jump + de la editorial Shueisha comenzó a publicar una adaptación en manga del proyecto de anime original del director Tsutomu Mizushima y la guionista Michiko Yokote, Kouya no Kotobuki Hikoutai. Muneaki Taoka (Tenjin) está a cargo de la historia y la composición, y Tsubasa Sugie (Tenjin) está dibujando el manga.

El anime se estrenó el 13 de enero de este año y se emitió durante 12 episodios. Crunchyroll transmitió la serie conforme a su emisión en Japón.

El juego para teléfonos inteligentes titulado Kōya no Kotobuki Hikōtai – Ōzora no Take Off Girls! fue lanzado el pasado 13 de febrero.

Sinopsis

La historia del anime se lleva a cabo en una frontera donde las personas intercambian bienes entre sí para ayudarse mutuamente a sobrevivir. El Escuadrón Kotobuki son guardaespaldas a sueldo, dirigidos por una líder de escuadrón estricta pero hermosa, un oficial al mando poco confiable y un verdadero jefe de equipo. Junto a los pilotos que no carecen de personalidad, se lanzan al aire en peleas, dejando que el ruido del motor de sus Hayabusa resuenen en los cielos.

Fuente: ANN

El anime Kouya no Kotobuki Hikoutai tendrá adaptación a manga — Kudasai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Kouya no Kotobuki Hikoutai contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 12: Kotobuki de la puesta del sol

Incluso contando con una cantidad mínima de cazas, las
Kotobuki y sus aliados aún no están preparados para rendirse. Al amanecer, un
ultima ofensiva es lanzada en contra Ikesuka, está con el fin de deshacerse del
hueco en el cielo antes de que Isao sea capaz de utilizarlo. Una vez dentro de
la ciudad, solo falta distraer al enemigo y acabar con las mayores amenazas,
ente ellas, Isao.

Esta cruel batalla es una que el escuadrón Kotobuki no puede
ceder, sin importar los números del enemigo y todos los trucos que este guarde.
Es así como continúan haciendo paso a través de la ciudad, hasta que logran
captar la atención de cierto mago. Con la aparición de Isao, un feroz combate
inicia entre los miembros restantes de Kotobuki e Isao junto a sus fuerzas.

Con el pasar del combate, Isao y Kylie son los únicos
combatientes restantes en el aire. Es en este momento cuando Isao se percata
del verdadero objetivo de esta operación. Utilizando el Hagoromo cargado de
explosivos, el escuadrón planea cerrar el hueco estrellándose contra este. Con
el fin de evitar esto, Isao lanza un último ataque desesperado contra el
Hagoromo, pero para su infortunio, Kylie lo detiene antes de alcanzarlo.

Una vez el Hagoromo se estrella contra el hueco, este se
comienza a cerrar. Sin embargo, Isao no puede dejarlo desaparecer como si nada,
por esto, se decide a lanzarse contra el hueco, desapareciendo junto a él. Tras
este arduo combate y la desaparición de Isao, todo apunta a que todo el mundo
será capaz de retomar su vida normal una vez más, incluso si eso significa
empezar desde cero.

Grandes personas, poca historia

La historia del escuadrón Kotobuki finalmente ha alcanzado
una conclusión, cerrando consigo la historia de sus integrantes y la gente que
las rodeaba. Aliados y enemigos, todos seguramente tenían sus propias historias
y razones para volar, pero en algunos casos, nunca escuchamos nada al respecto.

Kouya no Kotobuki Hikoutai introdujo una gran cantidad de personaje durante el transcurso de su historia, pero pocos de ellos fueron explorados adecuadamente. Claro que no tendrá la oportunidad de trabajar con todos en tan solo 12 episodios, pero si falla en exponer la historia y motivos de los personajes más relevantes, tenemos un problema. El mejor ejemplo que tenemos de este problema es Isao, en ningún momento se da una razón que explique sus anhelos, y en su caso es especialmente perjudicial, dado como sus objetivos chocan con su personalidad.

La obsesión con el poder que tiene Isao es demasiado simple
e infundada, tal antagonista definitivamente no favorece a la serie. Por su
parte, las mismas Kotobuki no están totalmente exentas de este problema. Sus
motivos para volar y el pasado son temas vagamente tocados, siendo Kylie la
única que recibió alguna clase de desarrollo real a lo largo de la serie. De
todas las demás la historia fue diferente, con un desarrollo mínimo y con pocos
detalles revelados sobre ellas. Esto puede no ser suficiente para arruinar mi
experiencia con este anime, pero en definitiva me decepciona un poco, siendo
que algunas de ellas apuntaban a tener historias y experiencias genuinamente
interesantes.

Aun así, incluso sin conocer sobre su pasado, el presente
que me mostraron fue genuinamente entretenido. Las peculiares personalidades de
las chicas del escuadrón Kotobuki y la forma en como se descarrilaban las
conversaciones gracias a ello, eran suficiente para poner una sonrisa en mi
rostro. Sus personajes no podrían haber sido los más complejos o intrigantes,
pero les puedo asegurar que son unas de las chicas más agradables y
entretenidas que podrán ver piloteando cazas.

Las proezas aéreas de Tsutomu Mizushima

Claramente, un anime que deleito a su audiencia con espectaculares combates y persecuciones aéreas con cada episodio debería hacer algo mejor en su clímax. Déjenme asegurarles que cada segundo del ultimo episodio es todo un espectáculo. Y, ¿a quien le debemos tal maravilla?, al director de este y uno de mis animes favoritos de todos los tiempos: Tsutomu Mizushima.

Mizushima trabajo como director de sonido y director general para Kouya no Kotobuki Hikoutai, donde dejo en claro su nivel de habilidad. Antes de ello, otros dos animes que se me vienen a la mente que Mizushima dirigió son: Shirobako y Girls und panzer. Para muchos, esos nombres seguramente son familiares, y si soy sincero, es el segundo el que un mayor impacto tiene en mí. Girls und panzer es uno de mis animes favoritos por combinar dos de mis cosas favoritas: chicas y tanques. Este anime junta estos dos elementos mejor de los que jamás podría haber imaginado, combinen esto con personajes carismáticos y una historia con mayor profundidad de lo que aparenta.

Esto fue lo que me incito a iniciar Kouya no Kotobuki Hikoutai, después de todo, el trabajo de Mizushima y la atención al detalle que mostró con cada tanque en Girls und panzer es impecable. No puedo asegurar que cada caza haya sido mostrado con perfecta lealtad a su contraparte original, después de todo soy un mayor fanático de los tanques, pero conociendo a Mizushima, eso no debería ser problema alguno. Este anime es el ejemplo perfecto del impacto que un director apasionado por lo que hace puede tener sobre un anime, y eso sin siquiera hablar de toda la gente involucrada en el proyecto.

Opinión Final

Entonces, vayamos directo al grano: ¿valió la pena seguir
este vuelo hasta el final?, ¿o acaso debí haber abandonado la travesía a vuelo
camino? Pudo haber sido un vuelo turbulento, pero no puedo negar lo divertido
que fue experimentarlo en persona. Si bien considero que tiene muchas fallas,
para mí fue más fácil dejarlas pasar gracias a los positivos con los que
contaba.

Si esta serie llama tu atención, hay ciertos puntos que
debes tomar en consideración antes de iniciar el viaje. Lo más obvio está en la
animación y su peculiar estilo para combinar 3D y 2D. No es lo que consideraría
un impedimento para disfrutar la serie, más puedo asegurar que algunos se
sentirán incómodos y requerirán algo de tiempo para acostumbrase. Otro punto
que considerar está en lo que yo considero el mayor atractivo de la serie: el
combate aéreo y los mismos cazas. Si no estás muy interesado los aviones de
hélice o en los combates entre los mismos, Kotobuki realmente no tiene mucho
para llamar tu atención.

Otros positivos están en sus variados personajes con
personalidades únicas, pero hablando de manera realista, el primer episodio es
lo único que necesitas para saber si esta serie es para ti. Su primer episodio
expone a la perfección a sus protagonistas, la dinámica que tienen entre sus
compañeras y te da una buena probada de lo que será cada combate a lo largo de
la serie.

Mi mayor recomendación para esta serie es darle un buen
vistazo a su primer episodio. Si te gusta lo que vez, ten en mente que gran
parte del tiempo te lo pasaras en el cielo, acompañado por un escuadrón
confiable y carismático. Además de esto, no hay mucho más que disfrutar, pues
sus fallas se hacen notar claramente en más de una ocasión. Si tienes algo de
tiempo libre y eres paciente, deberías darle una oportunidad por mera
curiosidad, puede que lo que veas termine gustándote.

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Kouya no Kotobuki Hikoutai contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 10: Los bombarderos agresivos

Con un alto índice de agresión, Isao se ha dedicado a la
persecución y supresión de cualquiera que se oponga a su causa. Su cruzada por
el poder no es con un solo objetivo, pues como lo prueban Allen y las últimas
acciones de la unión, el misterioso hoyo sobre el cielo de Rahama es una de sus
mayores prioridades.

Con tal fenómeno sobre sus cabezas y la enorme amenaza que
Isao representa, la gente de Rahama se encuentra discutiendo como lidiar con la
situación. Entre el caos, un mensajero de Isao emerge de la multitud exigiendo
dos cosas: entregar a la consejera Julia y la incorporación de Rahama a la
Unión. Esta es la chispa que inspira a Rahama a pelear por su ciudad, y
preparar una gran defensiva con el apoyo del escuadrón Kotobuki y sus aliados.

Al día siguiente, el cielo se vuelve el campo de batalla.
Las defensas de Rahama y Kotobuki pelean desesperadamente para derribar los
bombarderos de Isao antes de que alcancen su destino. Eventualmente, el primero
de tres bombarderos cae ante el escuadrón Kotobuki y el segundo es derribado
por un inesperado aliado, sin embargo, el tercero nunca abandona el cielo. De
ser que uno de los bombarderos chocara con hoyo en el cielo, causando que
absorbiera las bombas, Rahama ahora sería historia.

Finalizado el conflicto, Kylie y el piloto del caza con el
emblema de serpiente finalmente se ven cara a cara, revelando una inesperada
conexión que ambas poseen con el viejo Sab. Compartiendo sus experiencias e
historias con el viejo Sab, Kylie y Naomi pasan finalmente de ser enemigas
juradas a aliadas con historias similares.

Aquel hueco en el cielo

La primera vez que los Yufang fueron mencionados junto al
asunto de hoyo por el cual llegaron, me imaginaba algo como un túnel y un
sistema de cuevas subterráneas y no un hoyo literal en el cielo. En mi cabeza
sonaba lógico, una civilización desconocida que no ha vuelto a ser vista en
años que se transportaba en el subsuelo sin que nadie siquiera lo notara.
Ahora, me siento confundido por la revelación de los huecos o, mejor dicho, portales
en el cielo. ¿Porque aparecieron?, ¿cómo aparecieron? Y, ¿cuál es su razón de
ser?, son algunas de las preguntas que este peculiar fenómeno me ha generado.

Él anime no es ningún extraño a las múltiples dimensiones y viajes a través del espacio-tiempo, para este punto cualquier ávido seguidor de la animación japonesa seguramente ya está familiarizado con el tema. Pero, es exactamente por eso, que yo espero conocer más detalles al respecto sobre esta peculiar adición a la historia de Kouya no Kotobuki Hikoutai.

Poco ha sido revelado sobre los portales en este episodio,
los pocos detalles que sí conocemos se relacionan en gran parte con los Yufang
y lo que trajeron con ellos desde su mundo. Su aportación a la historia, en
este momento se fija como la chispa que di ignición a este gran conflicto. Una
carrera por obtener los mejores recursos, y con ellos, el poder absoluto.
Incluso viéndolo de esta manera, el argumento de los portales y el origen de
los Yufang, aunque algo interesante en su origen, carece de una razón real para
ser introducida de tal manera a la historia. Será interesante, pero en el
contexto de la serie, se siente algo fuera de lugar para mí.

Una rivalidad vacía

Desde el primer episodio, uno de los puntos a los cuales se
le dio más énfasis fue a la rivalidad de Kylie con el piloto del avión caza con
el emblema de una serpiente, quien ahora conocemos como Naomi. Aunque poco fue
explicado sobre ello, como mínimo se nos aseguraba que ambas estaban en los
peores términos, incluso si desconocían la identidad de su enemigo. Con cada
encuentro, genuinamente esperaba descubrir un poco más sobre esta rivalidad y
como fue que inicio, pero ahora, eso no pasara.

En el momento que uno presente una relación entre dos
personajes que se vea predominada por el odio, uno de los puntos más
importantes a destacar es el origen de tal odio. Puntos importantes para
destacar están en: como se relacionan los personajes, el evento que dio inicio
al odio y la continua persecución generada por tal emoción. En el caso de Kylie
y Naomi, solamente somos testigos de la persecución. Poco es mencionado para
justificar tal odio, además de algunas ciudades aleatorias de las que la
audiencia no tiene conocimiento. El camino tomado en esta ocasión no fue el
adecuado, aunque existe la posibilidad de que haya otro propósito tras este
conflicto.

Que tal si, su conflicto y rivalidad no son de gran
relevancia para la historia general, sino que buscan explorar más a fondo a
Kylie como personaje. Esta situación podría solo haber sido coreografiada con
el fin de darle a Kylie para continuar creciendo como piloto y llegar a una
conclusión definitiva al porque ella pasa sus días en el cielo. Con la
revelación de que ambas fueron pupilas del viejo Sab, tal tema podría tener más
significado del que originalmente aparentaba. Aunque puede que esté pensando
demasiado las cosas, y por ende, le esté dando más crédito a la serie del que
realmente merece.

Capítulo 11: Duelo en Ikesuka

El régimen de Isao no se detiene ni por un segundo, ahora
siendo la ciudad de Poroka su más nueva víctima. Si no eres un aliado, eres un
enemigo que debe ser eliminado, esta situación lleva a creación de una
resistencia conformada por aquellos que Isao ha oprimido y aquellos que
desaprueban sus métodos. En los cielos del árido desierto, una guerra sin
cuartel esta por dar inicio.

Buscando eliminar las fábricas de Ikesuka, las fuerzas
aliadas llevan a cabo un ataque a gran escala contra esta. Inicialmente, la
situación parecía estar a favor de las fuerzas aliadas, siendo que todo iba de
acuerdo con el plan. Esto por desgracia era solo una ilusión, ya que la
supuesta fuente de información de la alianza resulto formar parte de la unión
todo este tiempo. Este giro llevo los llevo a una situación desesperada donde
la supervivencia de las fuerzas de la alianza era el único objetivo real.

Con la orden de retirarse, cada quien hace lo que puede para
escapar y sobrevivir, lo cual es más sencillo dicho que hecho, especialmente
cuando Isao hace su aparición. Su llegada no solo complica más la situación,
sino que también lleva a las chicas de Kotobuki al límite. Derribando tanto a
Reona como a Kylie, Isao prueba ser un formidable oponente, hasta que se
distrae y la da la oportunidad a Kate para derribarlo.

Incluso con el apoyo de viejos conocidos, la situación es
deprimente. Tras probar tal derrota la moral es baja, y para empeorar las
cosas, Allen predice que el próximo hoyo se abrirá sobre Ikesuka.

Del otro lado del cielo

Siendo el gran centro de atención de la serie, solo era cuestión de tiempo para que alguien revelara algunos datos curiosos respecto a los hoyos en el cielo. Siendo más específicos, se revelaron más detalles al respecto de la identidad de los Yufang, quienes en realidad resultaron ser parte de la fuerza aérea japonesa. Este pequeño detalle no solo revelo gran información respecto a los misteriosos Yufang, sino que también nos habla del contexto general en el cual se ve envuelto el mundo de Kouya no Kotobuki Hikoutai.

Dejando de lado los detalles obvios como las tierras paralelas,
yo me encuentro más intrigado por el periodo de tiempo en el que se desenvuelve
la historia. Considerando dos factores: el estado en el que se encuentra mundo
y el periodo al que pertenecen los aviones de hélice, se puede empezar a
destacar detalles interesantes respecto al mundo que esta serie ha creado y
como se unen los aviones caza a la historia.

Utilizando a las fuerzas japoneses y a los aviones de
hélice, y considerando que el tiempo no se vea afectado con los portales, la
historia de manera muy hábil le da un mayor significado a la tecnología
utilizada además de solo ser un tema llamativo. Al conectarlo con un periodo
donde los cazas propulsados por hélices eran más comunes, Kotobuki ha hecho que
su presencia en la historia sea más única y peculiar a que si hubieran sido
desarrollados de la manera normal. Esta conexión temporal también da un mayor
contexto sobre el desastre que azoto al mundo y lo dejo en ese estado,
limitando la causa a un desastre natural debido al poco avance de la tecnología
humana, basando me en el periodo presentado.

Todo esto podría solamente a especulaciones y asunciones
propias, pero es exactamente eso lo que le da un mayor valor a la historia para
mí. Si la historia da lugar para especulaciones en lugar de escribir todo en
concreto, me da la oportunidad para tratar de darle forma a los detalles
inexplorados por la historia y posiblemente hallar detalles ocultos sobre la
misma antes de que sean siquiera revelados. Es algo extremadamente
satisfactorio para mí cuando una historia te da las piezas necesarias para
entender su mundo y conflicto, sin que esta tenga que explicar todos los
detalles sobre el mismo. Esta clase de inmersión me ha dado otro punto por el
cual disfruto de la serie, incluso si llego a estar equivocado sobre la misma.

Opinión final

Por fin ha comenzado, la gran batalla con el fin de tomar el
control de los hoyos en el cielo, y con ellos, el poder absoluto para colocarse
como líder indiscutible de la tierra, más o menos. Como consecuencia, tanto el
episodio 10 como el 11 cortan directo a la acción, poco tiempo es el tiempo que
las chicas están en tierra, y todo evento de gran relevancia se desenvuelve, o
toma parte directa dentro del conflicto presente. No solo eso, sino que
también, con cada combate presentado desde el episodio 9, la escala de cada
combate crece de forma exponencial, sin dejar de lado en ningún momento la
atención al detalle que caracteriza cada combate aéreo en la serie.

Kouya no Kotobuki Hikoutai logra algo digno de admiración con cada enfrentamiento: Evitar caer en el caos incomprensible y una monotonía absoluta. Esto es especialmente claro en el episodio 11, pues incluso con la ridícula cantidad de aviones en el aire, uno no se siente abrumado y puede seguir con facilidad el progreso del conflicto. Siempre se limita a la cantidad de cazas mostrada en cada escena, y ocasionalmente se pueden ver balas perdidas o cazas envuelto en flamas desplomándose hacia su muerte alrededor de los cazas de las protagonistas.

El único punto negativo que destacaría sería que, en ocasiones, es difícil distinguir de entre aliados y enemigos, dado el esquema de colores opacos y oscuros aplicados en la mayoría de los aviones. Eficiente y practico en el mundo real, pero no para conflictos ficticios, aunque agradezco que no sigan el ejemplo de Girly air force.

Entonces, con todos estos conflictos a gran escala y una
situación totalmente desesperada, ¿qué podemos esperar del último episodio de
Kotobuki?, muy probablemente, una batalla traicionera y sin cuartel llena de
sorpresas e invitados inesperados. Con suerte, presenciaremos un evento que nos
deje con la boca abierta y nos dé una conclusión definitiva a la historia del
escuadrón Kotobuki y del legado de los Yufang.

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Kouya no Kotobuki Hikoutai contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 9: El bebé vagabundo

Lidiando con las reparaciones del Hagoromo, el escuadrón se
encuentra en tierra con tiempo libre de sobra. Con tal de aprovechar tal tiempo
al máximo, las chicas de Kotobuki toman trabajos separados, exceptuando a
Kylie, quien inicialmente decide no hacer nada. En otro lugar, Julia continúa
lidiando en contra de Isao y sus seguidores, esto sin saber que podría ser más
arriesgado de lo que esperaba.

Durante ese tiempo, las chicas se dedican a sus encargos
mientras ocasionalmente surge entre conversaciones el tema de Isao y sus
reformas en la política. Mientras, Kylie pasa un corto tiempo sin hacer mucho
hasta que es llamada por Madam con el propósito de presentarle dos trabajos,
uno por parte de Allen y el otro por parte de Tamsin, una compañía aliada
Comercio View.

Kylie se decide al trabajo que involucra a Allen, el cual
consiste en llevarlo a explorar el paisaje de Rahama. Mientras Allen observaba
la zona y realizaba observaciones, él y Kylie discuten sobre la viabilidad de
la segunda oferta y lo que Kylie debería hacer. Tal conversación es
interrumpida ante el avistamiento de un peculiar “hoyo” en el cielo y el ataque
de cazas desconocidos. Superados en número y armamento, eventualmente Kylie y
Allen son derribados, mas no abatidos, ya que sobreviven al impacto y poco
después son recogidos por Chika.

Un inesperado antagonista

Inicialmente, tenía mis dudas sobre marcar a Kouya no Kotobuki Hikoutai como un slice of life que involucraba aviones y escenarios desérticos. Ahora, como mínimo, no lo considero uno, aunque eso no signifique que este totalmente convencido por lo que se ha estado haciendo hasta ahora. No me mal entiendan, no digo que sé este haciendo un mal trabajo expandiendo el mundo y explorando a sus personajes, pero donde falla un poco para mí, es en la progresión de la historia y como se le ha dado relevancia a cada elemento presentado hasta el momento.

Entre cazas de identidad desconocida, el legado de los
Yufang y los traidores de Industrias élite, todo está lentamente uniéndose para
presentar el acto final en esta historia. Hasta este punto todo bien, sin
embargo, mi conflicto está en la fuerza que unirá a todos estos elementos en la
historia, es decir, el antagonista real: Isao. Puede que me este precipitando
aquí, dado que poca información ha sido presentada respecto al pasado y motivos
de Isao, o incluso si él es el verdadero antagonista de la Historia y no su
mayordomo. Dependiendo de lo que sea presentado en el futuro, puede que deba
reconocer mi error, pero hasta entonces, tener a alguien como Isao tomando este
rol no funciona para mí.

Desde el inicio, Isao fue presentado como un personaje relevante dada su posición de poder y conflicto con la consejera Julia (Además del tratamiento CGI), aunque esta fue más bien cómica. Ahora, él sigue siendo el mismo, pero con el añadido de grandes ambiciones que podrían tener repercusiones no muy positivas. Con acciones más radicales esta claro que las cosas están por ponerse mas serias, y ese es el problema de Isao. El no tiene la presencia adecuada para este escenario, no soy capaz de tomarlo en serio y el repentino cambio de vistas no se siente realista al chocar con su personaje.

Un antagonista con la personalidad de Isao debería de ser un
personaje más complejo, que contraste su irregular actitud con un historia y
motivos igual de cínicos. Este punto es el que podría excusar a Isao
dependiendo de los próximos episodios, sin embargo, en este momento me mantengo
dudoso al respecto.

Opinión final

Con solo tres episodios restantes, como yo lo considero, entramos en la recta final de lo que es Kouya no Kotobuki Hikoutai. Lentamente armando sus personajes y el gran conflicto que está a punto de azotar la árida tierra, esta historia se tomo bastantes libertades antes de alcanzar tal punto.

En ocasiones, incluso el evento más pequeño y de poca
relevancia podría resultar en un detalle vital para el final de la historia, o
por el otro lado, podría ser un gran evento que aparenta ser de gran
importancia, resulta no ser la gran cosa. Es en estos últimos episodios que
esos detalles se vuelven más evidentes. Desde el alza al poder de Isao y los
conflictos políticos de los que se hablaba en ocasiones, elementos que en su
momento eran genuinamente irrelevantes, finalmente comienzan a rendir frutos, o
al menos eso espero.

En este momento Kotobuki está tratando con muchos temas al
mismo tiempo, ciertamente se ha dado el tiempo adecuado para preparar cada uno
de ellos, pero ¿serán tres episodios suficientes para cubrirlo todo? Incluso si
no son temas muy complejos y tres episodios es una marca aceptable, si en algún
momento pierde la paciencia y se acelera, todo habrá sido en vano. Sin importar
el resultado, al menos podremos terminar la experiencia sabiendo que
presenciamos al mejor tirador ebrio de Rahama en acción.

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Kouya no Kotobuki Hikoutai contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 8: El gran robo de la aeronave

El escuadrón Kotobuki e Isao nuevamente cruzan caminos, esta
ocasión, transportando un pescado que Isao compro con el fin de exhibirlo en
Ikesuka. Este siendo un trabajo de suma importancia, y que generalmente
requeriría más de un solo escuadrón, dado el valor del pescado. Tal valor
rápidamente se hace resaltar cuando los piratas inician su ataque.

Incluso superadas en número, el escuadrón mantiene el ritmo
y acaba con cuantos pueden. Desafortunadamente, estos solamente servían como
distracción, permitiéndole a la fuerza principal infiltrarse en el Hagoromo y
tomar control de este. Esto obliga al escuadrón a retirarse momentáneamente, y
preparar una nueva estrategia. Esta llevo a Reona y a Kylie a infiltrarse en el
Hagoromo mientras las demás actúan como distracción.

Una vez dentro, el par pronto rescata a la tripulación
gracias al apoyo de Johnny y Ririko, informándoles sobre la situación y
preparándose para recuperar la nave. Incluso con las inesperadas habilidades
especiales de Johnny, la tripulación no logra retomar completo control de la
situación. La mejor solución termina siendo derribar el Hagoromo, sin
destruirlo, con tal de evitar una tragedia. Al final, incluso con todas las
complicaciones, el trabajo es completado, y como prevención, la compañía se
asegura de no volver a tomar trabajos por parte de Isao.

La tripulación del Hagoromo

Una vez que has terminado de trabajar con tus protagonistas, lo que sigue es dar mayor presencia y profundidad a aquellos que las acompañan. En el caso de Kouya no Kotobuki Hikoutai, tenemos como secundarios o de apoyo, en su mayor parte, a la tripulación del Hagoromo. Gran parte del anime se lleva a cabo en el aire, ya sea en los cazas del escuadrón, o a bordo del Hagoromo. El segundo escenario es el que da las mejores oportunidades para desarrollar a la tripulación de este, pero ¿en realidad aprovecha adecuadamente estas oportunidades?

Los personajes secundarios raras vez son desarrollados a
profundidad a menos que la historia lo requiera, pero en mi opinión, ver que un
personaje no está ahí solo para llenar un espacio siempre será algo positivo.
Si uno planea crear un personaje, darle una voz, su propia personalidad, y en
ocasiones incluso una historia, bien podría sacarle máximo provecho a este,
dándole un propósito mayor a simplemente estar ahí por conveniencia. Tomando a
Kotobuki como ejemplo, la mayoría de la tripulación es solo eso, tripulación
con el solo propósito de hacer funcionar al Hagoromo. Esa es la idea que uno se
hace con los personajes secundarios, solamente son herramientas con el
propósito de darle más coherencia a la historia, y por ende, no necesitan
destacar por su cuenta. Pero, qué tal si, ¿los hiciéramos destacar por su
cuenta como personaje en lugar de hacerlo como un apoyo?

Este episodio mostró como la tripulación es más que solo
simple personal. El mejor ejemplo para destacar es Johnny, quien resulto ser un
tirado experto, cuya esposa lo abandono por su obsesión con las armas. Solo
añadir estas pequeñas características a un personaje de fondo le da mayor
profundidad, y nosotros nos da algo de recordar de él. Su historia y sus
habilidades, combinadas con sus habilidades nos hace pensar en él, nos hace
recordarlo como ese improbable héroe con una divertida historia, y no como el
simple bartender del Hagoromo. Añadir solo un poco más de profundidad a un
personaje secundario le da mayor variedad a la historia, y esto, por ende,
vuelve más memorable la experiencia general en cualquier historia.

Kouya no Kotobuki Hikoutai en ocasiones trabaja muy bien con su elenco de apoyo, añadiéndoles historia propósito y objetivos propios, pero no todos reciben el mismo trato. En esta historia también existen aquellos personajes que solamente llenan espacios y dan poco de que hablar, lo cual es una pena considerando el esfuerzo que ponen en formar la identidad de su elenco. Incluso así, en definitiva, uno todavía puede disfrutar de esta historia solamente con lo ya mostrado hasta ahora.

La verdadera razón para volar

Anteriormente hable sobre lo mucho que el escuadrón Kotobuki
parece disfrutar de poder volar, y sobre el pasado de Kylie y como esto impacto
su futuro en el cielo. Sin embargo, la felicidad que les trae volar al
escuadrón Kotobuki es solo una razón superficial por la que vuelan. Es cierto
que vuelan por gusto, pero este episodio busco profundizar más en sus razones
personales para arriesgar sus vidas en el cielo.

Para ello, fueron Reona y Kylie quienes estuvieron debajo de
los reflectores, siendo Kylie quien continuamente se estuvo cuestionando la
razón por la que vuela tras oír los motivos de Reona. Es indudable que Reona
trabaja en los cielos por que lo disfruta, pero más allá de solo eso, ella
tiene prioridades. Ella continuamente lo arriesga todo por el bienestar de los
huérfanos que cuida, pues a final de cuentas, su trabajo con el escuadrón
Kotobuki es solamente eso, un trabajo para mantener a aquellos que están bajo
su custodia, incluso si tal trabajo le podría costar la vida.

Kylie por otro lado, cada vez que se cuestiona por que
vuela, es incapaz de llegar a una conclusión satisfactoria. En su mente,
incluso considerando lo mucho que disfruta volar, no tiene un objetivo o razón
clara por la que ella este arriesgando su vida cuando el dinero prácticamente
no le interesa. Probablemente ahora mismo este volando gracias a su tiempo con
el viejo Sab y sus enseñanzas, pero tales lecciones no le dieron un verdadero
propósito más que el de complacer sus deseos. Estos caminos muestran
perfectamente la diferencia entre trabajar por un objetivo concreto, y trabajar
solo como un capricho. Kylie se encuentra en una situación confusa, es esto lo
que la deberá llevar a progresar como personaje, y últimamente, imponerse una
verdadera meta que la impulse a crecer y esforzarse para alcanzar nuevas
alturas nunca exploradas.

Opinión final

Como he dicho en múltiples ocasiones, Kouya no Kotobuki Hikoutai hasta ahora había sufrido la falta de un antagonista real en la historia, dejando solamente ideas vagas sobre el mismo. Pero ese ya no es el caso, después de todo, tomando en cuenta la aparición de los mercenarios de identidad desconocida, el traidor de industrias élite y toda la charla sobre los Yufang, parece que un verdadero conflicto está preparándose ahora mismo.

Una gran cantidad de elementos continúa acumulándose para
presentar una conclusión espectacular para la historia de las Kotobuki, pero
todavía es algo pronto para emocionarse al respecto. Con saber que tiene algo
preparado basta por ahora, mientras, lo mejor es hablar de lo peculiar que esta
historia puede ser. Empezando con el peculiar pájaro dodo que forma parte de la
tripulación, hasta las muy inesperadas habilidades de Johnny, definitivamente
es necesario darse un momento para procesar los eventos presentados.

Dejando de lado el hecho de que unas balas de goma probablemente no noqueen a un hombre adulto, la secuencia en la que Johnny se enfrenta a los mercenarios al puro estilo de la matrix fue extremadamente entretenida. El detalle, es que me encuentro en conflicto decidiendo si el CGI fue la opción correcta o no para tal escena, tal detalle dejare que cada quien lo decida por su cuenta. Al menos es fácil pasar el rato con las peculiares ocurrencias que esta serie puede tener en ocasiones, incluso si pueden llegar a estar fuera de lugar, como el dodo, incluso ahora trato de entender que hace allí, o mejor aún, como llego allí. Esta bien darse algunas libertades creativas, pero un dodo… tengo mis dudas al respecto.

Al final del día, Kouya no Kotobuki Hikoutai continúa siendo una serie que no se toma muy en serio a si misma, y es totalmente consiente de ello. Lentamente se ha dedicado a construir su historia mientras al mismo tiempo continúa haciendo las cosas a su inusual y muy aleatoria manera, ahora esperemos que tal manera de trabajar termine trayendo resultados positivos al final. 

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Kouya no Kotobuki Hikoutai contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 7: El derecho de sangre Nazarin

Tras su pequeña aventura solitaria, Kylie se encuentra
probando el desempeño de un nuevo combustible junto a Kate. Terminadas las
pruebas, Kate solicita tiempo libre a Reona, incitando la curiosidad de Kylie y
Chika al mismo tiempo. Llegado el día, el dúo sigue a Kate hasta el hospital
donde alcanzan a espiar la visita a su hermano, aunque ambas son fácilmente
descubiertas.

Por su parte, Fernando y Adolfo se encuentran en el pueblo
petrolero, Nanko, saludando a un conocido y charlando un poco sobre sus
futuros. La charla no dura mucho debido a una explosión en un edificio cercano.
Con el riesgo de que el fuego se propague por todo el pueblo y alcance el
crudo, Fernando y Adolfo buscan el apoyo del escuadrón Kotobuki para acabar con
las llamas. Gracias al razonamiento de Kate y un “gran” trato, Nazarin consigue
el apoyo de Kotobuki.

Con un bombardero pilotado por Kylie y con Kate como
pasajera, el grupo vuela con destino a Nanko cuando son interceptados por
cuatro aviones tipo 4. Con aviones superiores y gran habilidad, los aviadores
enemigos prueban ser un gran desafío, complicando demás la misión. Incluso con
la intervención enemiga, Kylie y Kate logran llegar a Nanko, soltando la bomba
improvisada en el lugar, apagando las llamas y completando la misión con ello.
Tras ello los mercenarios solo se retiran y dejan al escuadrón reflexionando
sobre este misterioso enemigo.

Kate, ¿Kuudere o algo diferente?

Si soy totalmente sincero, nunca he sido el tipo de persona al que le gusten mucho las Kuuderes. Por supuesto, existen las excepciones, pero en general son aquellas que rozan el borde de la categoría. Las personas inexpresivas, calladas y difíciles de leer me ponen nervioso e incómodo, hasta el punto de que la ansiedad comienza a actuar. Aun así, conozco sus encantos y porque a la gente les gustan tanto, pero existen ciertos problemas cuando algunas de sus cualidades son llevadas al extremo, justo como Kate lo ha demostrado.

En caso de que desconozcan su significado, simplificado, Kuudere se refiere a aquellos personajes con una personalidad fría, son callados, tranquilos y en ocasiones desinteresados, mostrando un rango de expresiones mínimo o nulo, pero de igual manera, muestran su afecto con un cariño sutil y sereno. Kate a primera vista podría entrar fácilmente en la categoría, sin embargo, tal exageración en su personalidad inexpresiva me tuvo dudando al respecto en más de un momento.

No es difícil confundir a Kate con una máquina, manteniendo
la misma expresión y tono de voz monótono en todo momento, y con un
conocimiento que fácilmente podría rivalizar con una. Difícilmente me causa
interés alguno un personaje así, pero lo que salva a Kate de ser un personaje
fácilmente olvidable es la forma en como contrasta con las chicas del escuadrón
y algunas peculiaridades que introducen de vez en cuando. Las conversaciones en
las que se ve involucrada tienen una cierta gracia por la peculiar forma en la
que contrastan con las respuestas de sus compañeras, añade eso a rasgos
inusuales y tienes un gran elemento para cualquier comedía. Lo que deseo ver
ahora es ver esa sonrisa de las que todos hablan.

Nazarin no se ira sin pelear

Pasando del elenco principal al secundario, tenemos al dúo
de Nazarin, Fernando y Adolfo. Para ser solo personajes secundarios, se le
invierte una buena cantidad de tiempo e interés a estos dos. No es como si se
les diera su propia historia o algo por el estilo, pero como mínimo nos
muestran más de sus personalidades, motivaciones y deseos. En muchas ocasiones,
personajes que son solamente mostrados para realizar comparaciones desaparecen
rápidamente o tienen poca relevancia. Es por eso, que ver a esos dos se siente
satisfactorio, no están ahí solamente para avanzar con la historia principal,
también están ahí para contar su propia historia y no pasar desapercibidos.

Kouya no Kotobuki Hikoutai genuinamente parece importarle trabajar con todos sus personajes y darles la oportunidad de brillar por su cuenta. No son presentados nunca de una manera simple o desinteresada, y sus eventos tienen su propia chispa. Cuando Fernando le confeso lo del alcohol, estaba seguro de que la serie estaba a punto de matarlo, afortunadamente ese no fue el caso, e aprovecharon de la situación para burlarse un poco de tal tendencia cuando se mostró que, lógicamente, traía un paracaídas.

Ese es otro de los puntos que disfruto de la serie, en
ningún momento se siente como un flojo intento para hacer las cosas, en su
lugar tenemos una serie que se toma el tiempo para hacer bien las cosas y
evitar usar cualquier truco o atajo disponible, y eso es algo que genuinamente
aprecio.

Opinión final

Pasando ya el punto medio, Kouya no Kotobuki Hikoutai está cerrando finalmente las presentaciones del elenco principal. Utilizando el primer capítulo como uno introductorio al panorama general y los siguientes seis para continuar con el elenco principal y secundario, Kotobuki por fin empieza a mostrar signos de tener un destino claro. Pero para una serie de doce episodios, ¿no es ya algo tarde para hacerlo?

Como mencione anteriormente, el mundo de Kotobuki está rodeado de conflictos políticos, sin embargo, hasta ahora parece que se mantendrán detrás de escena para dar paso a otro elemento continuamente mencionado: los Yufang. Poco se nos ha hablado de este misterioso “pueblo”, como lo llamo yo, pero aun así me siento confiado al decir que eventualmente se volverán el principal antagonista de la serie, o como mínimo, jugar un gran rol durante la conclusión de esta al estar profundamente ligado con la historia de ambas Kate y Kylie.

Aun así, opino que tales elementos podrían haber sido trabajados un poco antes en la historia y así darle más relevancia a cada combate aéreo presentado hasta ahora. Incluso sí la historia de los Yufang fue presentada adecuadamente y me genera genuina curiosidad, me hubiera gustado verla incluida anteriormente como fue el caso del caza desconocido con el emblema de la serpiente y su relación con Kylie. Aunque finalmente esas son solo mis quejas, ustedes que opinan al respecto, ¿nunca es tarde para una buena historia? o ¿el tiempo para eso ya ha pasado?

Antes de cerrar, no podía dejar sin mencionar la forma en como apagaron el incendio con una bomba, lo investigue, y resulta ser posible, puntos por creatividad y realismo. Ahora, si me disculpan, voy a practicar mis habilidades como bombero.

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Kouya no Kotobuki Hikoutai contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 5: La espléndida Areshima

Tras la exitosa misión en Rahama, el escuadrón arriba a la ciudad de Areshima, donde pasa poco tiempo antes de que recibieran su próximo encargo. Se le informa al escuadrón que una reunión de gran importancia entre la consejera Julia y el jefe de Comercio View, Isao, se llevara a cabo, y se necesita de su apoyo en caso de la aparición de piratas aéreos. En contra de la opinión de sus compañeras, Reona decide aceptar el trabajo, una decisión desconcertante por parte de la líder de Kotobuki.

El tiempo avanza, y la reunión de inicio. Además de Kotobuki, los miembros restantes de Nazarin también son contratados para apoyar con la seguridad. Justo como previsto, los piratas realizan su movimiento, y depende de Nazarin conseguir tiempo suficiente para que Kotobuki llegue a la zona del conflicto. Incluso siendo solo dos hombres, Nazarin hace su parte y Kotobuki toma el relevo para eliminar al enemigo.

Sin embargo, Reona actúa de forma solitaria y agresiva, atacando por su cuenta al enemigo, mostrando una cara que su equipo no había visto antes. Desafortunadamente, este estilo de vuelo es arriesgado y pronto ocasiona que Kate se vea alcanzada por el fuego enemigo, este evento, y un sermón de Kylie, bastan para devolver a Reona a la normalidad. Mientras, en Areshima, Isao se decide a devolverle el favor a los piratas, probando al mismo tiempo la razón por la cual solía ser llamado: “El mago del aire”. Con tal fuerza en el cielo, los piratas pronto son derribados, y la relación entre Reona e Isao es revelada.

Reona la tenaz

Un líder debe de ser una persona capaz y responsable, a quien uno pueda confiarle su vida sin siquiera pensarlo, estas siendo, una de las muchas cualidades que uno esperaría de un líder innato. En ese sentido, Reona definitivamente está a la altura de muchos en cuanto a liderazgo se refiere, siendo una persona calmada que toma decisiones racionales y se preocupa por el bienestar del escuadrón, aun así, no existe tal cosa como una persona perfecta. El humano cuenta con una gran cantidad de peculiaridades, manías y defectos que en ocasiones pueden llegar a nublar su juicio, dejándose llevar por las emociones y actuando de manera impulsiva, algo no muy positivo cuando las vidas de otros dependen de ti como su líder.

Reona, como se pudo observar en este episodio, posee una segunda naturaleza que, solía ser prevalente en su pasado, e indudablemente, influencio en gran parte a su persona actual. Inicialmente el apodo de “Reona la tenaz” definitivamente no suena como algo negativo, después de todo, aquellos que son considerados como individuos tenaces logran llegar muy lejos al jamás abandonar su objetivo, sin embargo, llevado a extremos, esto definitivamente puede ocasionar problemas a uno mismo y la gente alrededor. Indudablemente Reona demostró gran destreza con sus antiguas alas, pero estas probaron ser un estorbo para el escuadrón, tanto en el presente como en el pasado.

Esta actitud impulsiva casi le cuesta la vida en múltiples ocasiones, de no ser por sus compañeros, Isao en específico, ella no estaría aquí. Este pasado es la principal razón por la cual poseer deudas es algo que Reona simplemente no puede soportar, ya que, a sus ojos, tener una deuda es lo mismo que ser una carga para otra persona. Dado que en el pasado Reona tenía que ser salvada constantemente, no es ninguna sorpresa que incluso algo tan simple como deber un poco de dinero sea algo insoportable para ella, las deudas representan su pasado y todos los problemas que le ocasiono a otros. Pagar una deuda pasa de ser solamente algo que se hace por sentido común y honor se vuelve una parte esencial de quien Reona es en el presente y su voluntad para nunca volver a ser una carga, llevándola así a volverse la líder ideal para el escuadrón Kotobuki.

Entre magos y veteranos, el cielo tiene de todo

En el pasado, Reona constantemente recibía ayuda de un piloto de gran habilidad y ambiciones a la par, esa persona es Isao, el actual jefe de Comercio View. El apodado mago del aire definitivamente fue una inclusión peculiar al elenco de Kouya no Kotobuki Hikoutai. Dejando de lado el hecho de que casi decide presentarse como un pariente de Camión-kun a tan solo minutos de que iniciara el episodio, Isao es en realidad alguien bastante carismático y entretenido de observar. Su personalidad hiperactiva y altamente optimista seguramente acabaría con la paciencia de muchos, combina eso con su afición por los trucos de magia y su inhabilidad para comprender la situación, en definitiva, te haría cuestionar como alcanzo una posición tan elevada si esto no fuera un anime.

Además de Isao, en este episodio volvieron dos miembros del escuadrón Nazarin están de vuelta, los únicos que quedaron de hecho. ¿Relevante?, no realmente, al menos no mucho para mí, pero según parece para el anime si lo son, después de todo, al igual que Isao y las chicas de Kotobuki, en Nazarin recibieron el tratamiento CGI, lo cual no estoy seguro de que sea exactamente algo positivo, pero al menos significan que son algo relevantes, incluso sus aviones aparecen en el opening, algo tendrán preparado para esos dos, probablemente. En cualquier caso, me alegro por ellos, puede que al fin logren volverse algo más que un simple grupo que haga ver mejor a las de Kotobuki cada vez que se les comparen.

Capítulo 6: Sin lugar para volver

Tras el asalto de los piratas aéreos en Areshima, Kylie es encargada con cobrarle a Julia el dinero ameritado a defender Areshima. Esta parte del trabajo es llevada a cabo sin problemas, pero el regresar con el resto de las chicas prueba no ser tan sencillo. Impulsada por un repentino encuentro con el avión con el emblema de una serpiente, Kylie nuevamente inicia una persecución en su contra, esperando finalmente devolverle el favor por todo lo que le ha hecho.

Desafortunadamente, el piloto con el emblema de la serpiente pruebe nuevamente estar fuera del alcance de Kylie, derribándola dentro de un cañón abandonado, específicamente, Ofukouyama. Entre sueños, Kylie recuerda el tiempo que paso con el viejo Sab, un anciano infame por su reputación con Yufang, pero ante los ojos de Kylie, era una persona que sabía cosas que ella no. Impulsada por mera curiosidad, Kylie paso una gran parte de su tiempo con el viejo Sab, aprendiendo y preguntando todo lo que pudiera, hasta que un día, el viejo Sab solo se largó, quemando cualquier cosa que habría dejado atrás.

En el presente, aprovechándose de partes de aviones abandonados y un poco de experiencia propia, Kylie al fin logra reparar su Hayabusa y se prepara para finalmente abandonar Ofukouyama. Una vez de vuelta en el cielo, lo único que resta es reencontrarse con el resto del escuadrón.

Incluso si no queda nada, hay quien siempre continuará buscando

La curiosidad humana es algo genuinamente sorprendente, no sería una exageración decir que el ser humano se encuentra dónde está ahora gracias en parte a esta, siendo lo que nos impulsó en primer lugar a cuestionar el mundo a nuestro alrededor con tal de saciar nuestro deseo por conocer cómo funciona nuestro mundo. Sin embargo, este episodio de Kouya no Kotobuki Hikoutai me planteo un interesante escenario: incluso en un mundo desértico, devastado por una calamidad sin nombre, ¿existirá deseo algún de explorar los horizontes en búsqueda de algo nunca visto?

En el postapocalipsis, revelar los grandes secretos del mundo ciertamente no es una prioridad. La mayoría solo consideraría vivir el día a día lo mejor que les sea posible, eso sería para los adultos, pero que pasa con las generaciones más jóvenes. Incluso con el tipo de ambiente al que estarían expuestos, los más jóvenes siempre tendrán una curiosidad insaciable, que incluso en un mundo desértico, les llenará la cabeza con expectativas y deseos relacionados con aquello que desconocen. Entra Kylie, quien en el pasado resultó ser una chica bastante peculiar y sin preocupaciones aparentes, lo cual es demostrado por su indiferencia al hablar sobre cadáveres y su interés en ver uno fresco con un anciano desconocido que encuentra tirado en el suelo. Claramente la supervivencia viene segunda en su mente y en primero viene su deseo por tener nuevas experiencias.

Esta es su mayor motivación, Kylie probablemente adore de volar gracias a la libertad que los cielos le otorgan, y es esta libertad la que le da aquella oportunidad que perdió en el pasado para explorar todos esos lugares desconocidos y tener las experiencias que tanto anhelo en el pasado. Para ella, la roca que se ubica donde la casa del viejo Sab solía estar no es una lápida como yo pensé que sería, sino un memento que le sirva como conexión con aquella persona que le mostró lo que la libertad era y lo que se siente ver algo que uno nunca había visto antes en su vida, una experiencia única y especial para cualquiera que viva en un mundo desolado.

Opinión final

Revuelto entre conflictos políticos, el pasado de las chicas, un constante antagonista con la insignia de una serpiente, y aparentemente un dodo, uno podría decir hubo una gran cantidad de información que procesar en los últimos dos episodios, sin embargo, uno estaría muy equivocado al respecto.

¿Cuál es mi problema se preguntarán?, en especial si consideran que lo único que hago es adular a Kouya no Kotobuki Hikoutai por su apartado técnico y su atención al detalle. En ese ámbito no tengo problema alguno, continúo disfrutando al máximo cada ocasión que las chicas alzan vuelo e inician combate contra los piratas aéreos, desafortunadamente, no puedo decir lo mismo de la historia. Hasta ahora lo más cercano que hemos tenido en cuanto a historia respecta ha sido el conflicto político que se lleva a cabo tras escena.

Explorar un conflicto político que tratar de lidiar con una sociedad desbastada y que debe lidiar constantemente con piratas aéreos no suena tan mal, si no fuera por el hecho de que no poseen el más mínimo interés en profundizar más en el tema. Cada ocasión que se presenta esta temática es solo una excusa para que las chicas alcen vuelo y se enfrenten a los piratas aéreos, o para introducir algún nuevo personaje al elenco. Ciertamente exponen el tema y construye un panorama general en cada ocasión, pero es inevitable sentir que tales eventos carecen peso alguno para las protagonistas y el progreso de la historia, lo cual a mi parecer hubiera sido una gran oportunidad para crear una historia más intrigante y expandir el mundo de Kouya no Kotobuki Hikoutai.

Sin un conflicto real o algún objetivo bien definido no creo que este anime pase a ser más que solo un slice of life ambientado en el viejo oeste que cuenta con combates aéreos impresionantes. Esta es la mejor forma de verlo, siendo que ya hemos alcanzado el punto medio, lo mejor es disfrutar de la dinámica entre los múltiples personajes y de las hazañas aéreas realizadas por los mismos. Todo lo demás, incluida la animación, se presenta como elementos que trataban de volver única a la experiencia, pero que al final, lo único que hacían era elevar las expectativas de la audiencia hasta llegar a un punto donde no se verían capaces de cumplir sus promesas.

Decir que la historia de Kouya no Kotobuki Hikoutai no tiene esperanza sería una exageración, pero estoy casi seguro de que, si aún siguen esta serie, es porque disfrutan de los combates aéreos o de sus peculiares personajes. Que opinan ustedes, ¿acaso me estoy precipitando con mi veredicto? o, ¿la historia de Kotobuki genuinamente no tiene salvación?

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Kouya no Kotobuki Hikoutai contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 4: Fortaleza élite

En su camino para recuperar el Raiden de Industrias élite, las chicas realizan una breve parada en Roota, un pequeño campo de aviación que fue asaltado hace poco por un grupo de piratas aéreos. Es en allí que el escuadrón comienza a planear como infiltrarse en la base de industrias élite, y casualmente en ese momento, una taberna ambulante con destino a Industrias élite aterriza en Roota. Esto le da una oportunidad a Zara para infiltrase debido a la resignación de algunas chicas sobre presentarse con piratas aéreos.

Poco después de infiltrarse, y noquear a gran parte del personal tras unos cuantos tragos, Zara procede en su búsqueda del Raiden. Es en medio de su búsqueda que se encuentra con una chica, la cual además de ser idolatrada por todos también posee una llave para liberar el Raiden. Al mismo tiempo, las demás chicas de Kotobuki comienza a armar algo de alboroto con el objetivo de facilitar el trabajo de Zara.

Dentro y fuera de la base el caos da inicio. Kotobuki atacando desde el aire, y un segundo grupo de traidores actuando dentro de la base con el fin de robar el Raiden. Los traidores emboscan a Zara y a la chica que posee la llave, aunque estos son rápidamente incapacitados por Zara. Con la llave en mano, Zara despega con el Raiden tras la petición de la chica para salvar al presidente de Industrias élite de los traidores. Aunque los traidores lograron escapar, Kotobuki logro recuperar el Raiden y en el proceso cambiar la política de trabajo de Industrias élite.

Incluso en un mundo así es posible extender tus alas

Comenzando con el episodio en el cielo, me pareció una agradable idea hacer lo mismo para esta reseña. En cada ocasión que vemos al escuadrón Kotobuki en el aire, es debido principalmente a algún conflicto relacionado con los piratas aéreos. Durante estos despliegues, las chicas no pueden darse el lujo de tener una agradable conversación con sus compañeras o bromear sobre la situación actual, la más mínima distracción podría acabar con sus vidas. Pero, eso no significa que cada vez que estén en el aire, él escuadran estará arriesgando su vida en combate, de vez en cuando, la oportunidad para disfrutar del cielo surgirá.

Eso es exactamente lo que este episodio nos presenta. Nos demuestra que las chicas de Kotobuki no están volando sus aviones solamente porque no tenían otra opción o porque posean gran habilidad. Son un escuadrón que genuinamente disfruta cada oportunidad que tiene para volar sus Hayabusa, pero que jamas bajaría su guardia en medio del combate. Kouya no Kotobuki Hikoutai nos continua presentando a un grupo de pilotos de combate profesionales en cada episodio, mientras no le permite a la audiencia olvidar que continúan siendo un escuadrón formado por chicas bastante peculiares que aman poder volar a través del cielo con sus confiables Hayabusa. En ocasiones estarán derribando aviones enemigos, en otras, estarán volando solo por el gusto de poder hacerlo.

Se puede decir que tengo experiencia

Me han dicho muchas veces que la modestia es una gran virtud, aunque me parece que Zara lleva la palabra modestia a otro extremo. Sus habilidades claramente van más allá de solo tener algo de experiencia, y a este punto, uno no puede evitar preguntarse que clase de cosas hacía en el pasado para tener toda esa experiencia. Poco es explicado sobre su pasado, pero como mínimo nos continúan revelando pequeños detalles, con las cuales, poco a poco nos podemos hacer una idea de como fue su pasado y el del escuadrón.

Como una de las primeras miembros del escuadrón junto a Reona, Zara en muchas ocasiones se muestra como la hermana mayor del grupo, siendo calmada, protectora y algo complaciente. Esos detalles ya los conocíamos, es su experiencia la que resalto en este episodio. Desde conocimientos en cocina, arte, defensa personal, baile y una gran resistencia al alcohol, todas estas habilidades resumidas con la frase: tengo experiencia. No puedo decir que esta es la primera vez que veo a una chica noquear a un bar entero mientras compiten por ver quien puede beber más, pero extrañamente, esta es la ocasión en la que más lo disfrute, probablemente gracias a la modesta respuesta de Zara en cada ocasión.

Definitivamente puedo decir que me siento satisfecho tras presenciar durante algunas de las mejores cualidades de Zara, si es que entienden lo que quiero decir. Fuera de broma, este episodio definitivamente le dio un buen desarrollo al personaje de Zara y le añadió un poco más de profundidad. Definitivamente estoy satisfecho.

Opinión final

Desde que comencé Kouya no Kotobuki Hikoutai estaba consiente de que iba a llamar la atención de mucha gente, pero no de la mejor forma. Dejando de lado la combinación entre 3D y 2D, esta serie tiene bastante potencial, por lo cual realmente me parece decepcionante que no mucha gente le de una oportunidad a esta serie, en especial al considerar que cada episodio logra superar al anterior.

En lo que se refiere a una historia, todavía no tenemos nada en concreto, siendo que la serie hasta ahora se ha enfocado en contar historias individuales que sirvan para dar mayor profundidad al mundo y dar a conocer mejor al elenco principal. Hablando de los personajes principales, como mencione anteriormente, poco se ha dicho sobre su pasado, pero dar pequeñas pistas en lugar de solamente contar toda la historia es algo que me parece bastante acertado, dándonos la oportunidad para tratar de predecir su historia y así sentirnos más conectados con ellas.

Finalmente, el apartado técnico, como siempre es maravilloso, especialmente el sonido y la dirección, especialmente mientras volaban dentro del cañón. Fue una secuencia corta, pero llena de tensión, que ejemplificaba a la perfección la habilidad técnica del staff. Entre los cambios de perspectiva, los roces con las rocas y la vibración dentro de los aviones, le aseguro que no me harto de adular la habilidad técnica mostrada en este anime, pero me contendré.

Kouya no Kotobuki Hikoutai puede no poseer una historia solida aún, además de tener una dirección peculiar en lo que animación se refiere. Aun así, en mí opinión, esta serie no ha recibido la atención que merece, fácilmente la recomendaría solo por su agradable y sencillo sentido del humor y sus carismáticas protagonistas. Pero si la animación es lo que más importa para ti, realmente no puedo recomendar esta serie. Pero si las historias del viejo oeste al estilo dieselpunk te llaman la atención, por que seguir intentando, tras solo cuatro episodios ya considero a este un gran anime que vale cada segundo que he invertido en él.

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Kouya no Kotobuki Hikoutai contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 3: El largo día de Rahama

Un incendio en la pequeña ciudad de Rahama capta la atención del primer almirante, por lo cual el escuadrón baja para confirmar el estado de la situación. La conmoción parece haber sido causada por un grupo llamado Industrias élite, y aunque la ciudad contaba con sus propios vigilantes, estos solamente probaban una y otra vez no ser muy efectivos. En una segunda ocasión, Industrias élite se presenta ante la ciudad, aunque esta ocasión para negociar por el Raiden del pueblo. El trato no es cerrado, e Industrias élite aprovecha para mostrarles su “política” respecto a clientes “irrespetuosos” y asegura que volverán en tres días.

Era necesario tomar una decisión: entregar el Raiden o pelear. El caos pronto surge debido a la incapacidad del alcalde de tomar una decisión y el pueblo se muestra con opiniones divididas. Quien convence al pueblo de actuar de manera más agresiva es Emma, y con un generoso trato por parte de Madame, tanto el escuadrón como el pueblo se preparan para el combate.

Incluso con inicio desfavorable, Rahama pelea con todas sus fuerzas para repeler a Industrias élite. Es este esfuerzo que le da la oportunidad al escuadrón Kotobuki de cambiar el curso del combate a uno más favorable. Desafortunadamente, la ventaja pronto se pierde cuando Emma es derribada a causa de la artillería trasera del enemigo, y para dar el golpe de gracia, el Raiden es tomado mientras el alcalde lo volaba, otorgándole así la victoria a Industrias élite. Pero este no es el fin, Rahama está más unido que nunca y el escuadrón Kotobuki se prepara para el contraataque, o mejor dicho, para devolver el favor.

Aquellos que viven del débil

Es parte de la naturaleza humana, muchos tomaran cualquier oportunidad que puedan para avanzar con la mayor facilidad posible, incluso a expensas de otros. A tal situación se nos presenta un peculiar antagonista: la tal llamada Industrias élite, un grupo de piratas aéreos que divide sus escuadrones en los departamentos que uno vería en cualquier gran corporativo/empresa. Esta a mis ojos es una clara parodia del modo en como la sociedad corporativa funciona: forzando su manera de hacer las cosas en cuanto algo capta su atención, y de no ir las cosas como espera, recurren a métodos más agresivos e invasivos (o quizás solo una broma realmente entretenida, ambos casos funcionan para mí). Todo esto a causa de una simple razón: porque tienen el poder para hacerlo, y lo harán si así lo ven conveniente.

En Kouya no Kotobuki Hikoutai se aprovechan de este rasgo y la situación del mundo para mostrar a la perfección él como el fuerte siempre se aprovechara del débil. Creyendo que estaban en una posición superior, Industrias élite le presenta al alcalde un trato irrazonable, y al no proceder como esperaba, cambia de método a uno más agresivo que deja con incluso menos opciones a la gente de Rahama. Solamente se presenta la oportunidad en una ciudad relativamente débil, y los negocios inician para aquellos que piensan tener el derecho de aprovecharse de otros solamente por tener un mayor poder.

Pero, para mí, lo que más resalto de esta situación fueron las palabras de Emma hacia el pueblo. Si uno cede ante las demandas imposibles de cualquiera, es solo lógico que en algún momento vuelva queriendo más, y más, y más, hasta que no quede nada de utilidad que tomar. A través de las palabras de Emma y su forma de actuar, es claro que hablo basada en experiencias pasadas, probando que, sin importar quien sea, una vez que alguien encuentre un blanco fácil, este continuara aprovechándose hasta que se le plante cara, justo como Rahama hizo. Una vez se levante el débil, el fuerte comenzara dudar sobre sus acciones y eventualmente desistirá al ver que no vale la pena. Este es un dicho conocido que me han repetido constantemente a través de mi vida, pero me parece que no podría ser más acertado en este momento: “El valiente vive, hasta que el cobarde quiere”.

Duda y desacuerdo jamas llevaran a la respuesta

El conflicto general del episodio estuvo ambientado alrededor del Raiden. Hubo quienes estaban dispuestos a entregarlo con tal de minimizar los daños al pueblo, otros deseaban pelear con tal de proteger el tesoro de Rahama, sin embargo, ambos lados eran incapaces de entender el verdadero conflicto. Un avión a mi parecer no es razón suficiente para sacrificar al pueblo, pero simplemente dejar que otros se aprovechen del mismo no es una opción. Entonces, ¿Cual es la verdadera respuesta?, simple, pelear contra el enemigo siempre recordando tu verdadero objetivo: proteger a la ciudad y no a un avión.

En este caso, encontrar la respuesta no fue difícil, pero siempre un obstáculo que complicaba llegar a una resolución adecuada: El alcalde. Siendo un líder inseguro e incapaz de guiar a su gente, lo única que logra es causar es complicar el conflicto más de lo necesario. Lo cierto es, que, una decisión que involucre a toda la población de Rahama no podía ser tomada a la ligera, pero en momentos como estos, la duda solo trae desgracia. Dada la razón apropiada, cualquier podría simpatizar con algunas de las ideas más alocadas que puede haber, es exactamente por eso que el pensamiento de proteger a Rahama de Industrias élite logra a unir a un pueblo que poco tiempo de siquiera escuchar tal idea, continuaba sumido en el caos y el desacuerdo.

Incluso si tal conflicto provoco un daño inmediato a Rahama, logro traerle a la ciudad un beneficio mayor y mucho más duradero que simplemente haberse rendido: Mostrarle a esos piratas que uno no se mete con Rahama y sale ileso. En muchos casos es mejor evitar el conflicto de ser posible, pero en otros, uno debe mostrarse firme y unirse con aquellos que comparten sus problemas para así alcanzar la mejor respuesta posible.

Opinión final

Vamos a ser realistas por un momento, si para este momento todavía no te acostumbras a la animación CG de los protagonistas, puede que tal vez te tome un poco más trabajo continuar con Kouya no Kotobuki Hikoutai. Normalmente soy del tipo que le da poca importancia a reglas como la conocida “regla de los tres episodios”, pero para esta ocasión haré una excepción. Los valores técnicos de esta serie genuinamente me parecen extremadamente altos, y además muestra mucho potencial en cuanto a desarrollo de personajes y humor se refiere, pero si uno encuentra difícil adaptarse a este concepto de transición entre 2D y CG de los personajes principales, puede que necesiten un poco más que solo paciencia para disfrutar de este anime.

Lo cierto es que la animación 2D prácticamente no presenta falla alguna, ya sea cuestión de habilidad o el relativamente menor tiempo necesario para afinar aquellos detalles, dado que gran parte del trabajo se hace a través del CG. Me gusta creer que el staff tenía una idea general del tipo de recepción que Kotobuki iba a recibir, es por ello que continúa observando una gran calidad en cada episodio hasta ahora, tal vez como una forma de compensar, o aprovechar, el uso de CG en sus personajes principales, quienes pasan el mayor tiempo en pantalla respecto a cualquier otro.

Podrá haber ahuyentado a muchos, pero para aquellos genuinamente disfrutan de este anime o quienes desean darle una oportunidad sin importar los pequeños detalles, me parece que Kotobuki promete más de lo que deja ver a primera vista. Díganme que piensan, ¿Este tipo de animación es un gran problema?, o ¿Es solo un pequeño inconveniente ante tus ojos, mostrando que esta serie tiene gran potencial?. Sea cual sea tu postura, está una experiencia que bien podría llegar a valer tu tiempo si le das la oportunidad, en especial que ahora estamos comenzado a conocer un poco más del pasado del escuadrón y el mundo que las rodea.

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Kouya no Kotobuki Hikoutai contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 1: Pistolas iluminadas por la luna para alquilar

La vida de un mercenario no es nada sencillo, en especial cuando debes trabajar con otros grupos que están muy por encima de tu nivel y quieres dejar una buena impresión. El escuadrón aéreo Nazarene pronto entendió lo muy por debajo que se encontraba este al compararse con el cuerpo aéreo Kotobuki, este compuesto por: Kirie, Reona, Zara, Kate y Emma.

Pronto, el primer oficial del Hagorormo, Saneatsu, da permiso a ambos escuadrones para desplegarse y defender la nave de un grupo de piratas aéreos. Nazarene es el primero en salir, y el primero en ser derribado, dejando solamente a uno de sus cinco miembros como testigo de la habilidad real de Kotobuki. Las pilotos logran eliminar la amenaza enemiga con gran habilidad, pero, es cuando queda un solo avión con un emblema de una serpiente que Kirie toma una actitud más agresiva.

La persecución es extenuante, con ningún aviador dando oportunidad al otro para asestar el golpe definitivo. Sin embargo, al final este misterioso aviador toma la iniciativa y deja vulnerable a Kirie, y justo cuando parecía que iba a ser derribada, la suerte salva a Kirie, dándole una oportunidad para volar un día más. Una vez en tierra, las chicas se toman una oportunidad para relajarse y atender asuntos individuales antes de volver al cielo nuevamente.

Un concepto intrigante

Normalmente no me gusta empezar hablando sobre el área técnica de un episodio, pero Kotobuki es un caso peculiar por una razón bastante obvia: la decisión de utilizar CGI para las protagonistas y animación tradicional para los secundarios. Ciertamente esta es una decisión inusual, normalmente el estándar es utilizar el CGI para animar grandes multitudes o ejércitos en medio de combate, y bueno, la animación 2D tradicional creo que es más que claro donde destaca. Incluso sin en recientes temporadas ha habido ejemplos de animes utilizando CGI para todos los personajes, combinar ambos estilos de esta forma es algo bastante inusual.

El concepto en sí no me parece exactamente algo negativo, sin embargo, he de admitir que lo hallo intrigante. Para ser justos, los modelos en 3D de los personajes podrán no ser perfectos, pero si están bastante bien trabajados, y por su parte, la animación 2D en los personajes secundarios tuvo una gran calidad a través de todo el episodio. No solo esto, sino que también, a mi parecer, los aviones también mostraron tener un diseño espectacular con gran atención al detalle, aunque, me gustaría aclarar que no soy un experto en aviación bajo ninguna circunstancia y me encantaría escuchar que piensan aquellos que tienen un gran conocimiento sobre este tema y si este anime se mantiene fiel a su contraparte real.

Un verdadero escuadrón aéreo

En este primer episodio de Kotobuki hubo dos cosas que nos quisieron dejar en claro desde el inicio: primero, el escuadrón de las protagonistas es bastante habilidoso en el aire, y segundo, lo profesionales que se mostraron las chicas una vez da inicio el combate. No es extraño ver que en muchos animes los protagonistas se tomen muy a la ligera situaciones donde su vida corre un peligro mortal, llegando a tener conversaciones casuales como si el conflicto ni siquiera existiera. Esto en general no me molesta mucho, después de todo, generan situaciones muy entretenidas que también funcionan para mostrar un poco más de la personalidad de los protagonistas, además de alardear de sus habilidades.

Pero me gusta mucho más ver que los protagonistas tomen con mayor seriedad situaciones mortales que requieren de toda su concentración. Esto es exactamente lo que recibimos en este episodio. En tierra la personalidad de cada miembro del escuadrón resaltaba en todo momento, con conversaciones energéticas y extremadamente entretenidas, pero en el aire, su actitud cambia por completo, pasando a una actitud profesional donde cada conversación realizada entre el equipo era totalmente necesaria o se relacionaba con el conflicto en el que se encontraban de momento. Manejar el conflicto de esta manera tiene sus ventajas y desventajas; por un lado, esto limita lo mucho que la audiencia puede llegar a conocer la personalidad completa y las peculiaridades que el elenco principal del anime podría tener, pero del otro, limitar las conversaciones al absoluto asegura que el conflicto se sienta más realista y genuino, donde existe un riesgo real y concentración absoluta es totalmente necesaria, además, el silencio de las protagonistas hace destacar cada sonido aún más, haciendo de la experiencia aún más inmersa de lo que podría haber sido de haber tomado otro enfoque.

Capítulo 2: Los seis errantes

Muchas cosas pueden ocurrir mientras uno come panqueques, en un momento recibes noticias de un despliegue improvisto con alta paga, en otro te encuentras en medio de una pelea callejera provocada por uno de tus compañeros. Justamente así es la noche de Kirie y del escuadrón cuando se encuentran con Chika, la sexta miembro del escuadrón Kotobuki, en medio de una riña con un hombre de otro escuadrón.

Tras regañar a ambas Kirie y Chika, el escuadrón se encuentra con el “cargamento” de esta ocasión: La concejal Julia. Desde el inicio la actitud de Julia crea tensión en el ambiente además de crear incógnitas sobre su relación con Madame. Un segunda misión de incógnita pronto inicia, siendo Kirie y Chika aquellas que buscan descubrir el pasado tras tal relación entre Madame y Julia. Poco es descubierto del pasado, pero entre conversaciones se revela gran cantidad de información relacionado el estado actual del mundo.

En poco tiempo se tiene el primer avistamiento de piratas aéreos, provocando el despliegue de ambos escuadrones, desafortunadamente para ellos, el enemigo resulto no ser lo que esperaban. Los piratas Shirokuma aparecieron con números y aviones inesperados, complicando la situación más de lo necesario. Esta situación podrá haber parecido desfavorable al inicio, pero no prueba ser suficiente para impedir al escuadrón Kotobuki cumplir con su cometido, incluso si Kirie y Chika tuvieron sus conflictos al hacerlo.

El seco cielo del desierto.

El mundo presentado en Kouya no Kotobuki Hikoutai es uno ambientado en los clásicos del viejo oeste, combinando elementos de la tecnología basada en combustibles fósiles, pero sin llegar demasiado lejos en cuanto a avances tecnológicos se refiere. La combinación entre esta tecnología y el mundo presentado resulta muy interesante, pero por su cuenta, no basta para volver a estos desiertos en un mundo verdaderamente memorable.

Un ambiente desértico trae consigo grandes limitantes al ser escenarios monótonos con poca variedad y condiciones ambientales inamovibles y poco piadosas que generalmente terminan dándole forma a gran parte de los conflictos presentados en la historia. Es exactamente por eso que requieren de esencia propia, una característica que mantenga al mundo y que aproveche lo mejor que pueda las condiciones que se le han dado. Hasta ahora Kotobuki ha dado pequeñas pistas de la forma que este mundo tiene, además de hablar de alguna especie de tragedia ocurrida hace diez años. Este es solo uno de los primeros episodios, pero no hace un mal trabajo para dar un poco del contexto general sobre su mundo, además de dar forma al principal método de transporte de mercancías y la forma en que se desarrollaran futuros conflictos, todo en el aire.

El punto focal aquí está en como el mundo llego a lo que es actualmente y por que todo conflicto presentado se lleva a cabo en el aire. Este es el punto que busca diferenciar a Kotobuki de otras historias desérticas al tomar en consideración el conflicto mundial, pero dándole un peso aun mayor a todo conflicto que se lleve a cabo en el aire. Todavía es muy pronto para sacar conclusiones, pero si esta es la ruta que se toma durante toda la travesía, puede que tengamos una interesante historia frente a nosotros.

Un escuadrón de seis muy peculiar

En este segundo episodio también tuvimos la oportunidad de conocer más a fondo al elenco principal del anime, además de introducir al sexto miembro del escuadrón Chika y mostrar un poco más de la dinámica general del equipo. Cada miembro del equipo tiene una personalidad interesante y bien definida que la diferencia del resto, incluso si en ocasiones llegaran a ser bastante similares entre sí.

Ciertamente el elenco es bastante peculiar por su cuenta, pero para mí, ver como se desarrolla cada conversación entre los miembros del equipo es simplemente maravilloso. Cada una tiene su pequeño toque humorístico que aprovecha al máximo como contrasta la personalidad de cada miembro del escuadrón, siendo con comentarios agudos que hagan burla del peculiar apetito de Kirie, o los comentarios estoicos y racionales de Kate en cualquier situación me alegraron el día. Esto es solo explorando al elenco principal, el elenco secundario también tiene sus propias oportunidades de brillar, ya sea el pobre primer almirante que nadie aprecia, o los miembros de la cabina de navegación, todos bastante peculiares pero al mismo tiempo muy agradables.

Opinión final

Decir que Kotobuki tiene algunas ideas peculiares en cuanto a lo que animación se refiere es decir poco. Estoy seguro de que solamente la idea de utilizar animación CGI para los personajes alejo a unos cuantos, pero al notar la elección del estudio de combinar ambos estilos de animación con la mayor parte del elenco, una gran cantidad dudas surgieron que últimamente, terminaron alejando a muchos que podrían haber llegado a disfrutar de este anime.

La idea en si es difícil de concebir, pero verla realizada es bastante peculiar, pero al menos a mis ojos no es un gran problema. Definitivamente habría tenido más dudas sobre este anime si no fuera debido a que ambas animaciones tienen una gran calidad y me facilita acostumbrarme al estilo peculiar de este anime, en especial cuando se realiza la transición de estilos adecuadamente, ya sea con un cambio de escenario o una transición a otra escena, con tales detalles técnicos bien trabajados, podría incluso llegar a agradarme este nuevo estilo. Aunque, si hablamos de detalles técnicos, este anime muestra una gran habilidad en otras áreas además de la animación.

La dirección de sonido es una de esas áreas, especialmente durante los combates aéreos, la habilidad técnica presentadas en esas secciones solamente merecen gran elogio. Escuchar el sonido del motor durante combate mientras se oye cada disparo, cambiando entre la música del fondo y el silencio absoluto, le da gran vida a cada combate, el trabajo invertido en el sonido muestra una gran maestría, combina eso con el uso de tomas dinámicas en primera persona desde la cabina del piloto y las tomas en tercera persona desde partes especificas de cada avión y tienes ante ti unos de los combates aéreos más completos, dinámicos, detallados y realistas que podrás encontrar en el anime además de ser un festín para los oídos.

Finalmente tenemos el OP y el ED, el OP tiene un ritmo más alegre y energético, contrastado por visuales brillantes y secuencias que empiezan mostrando al elenco principal y un poco de su carácter general, para luego pasar a una sección más rápida y frenética que muestra a los aviones con tomas dinámicas llenas de energía que hacen perfecto contraste al ritmo de canción. El ED en contraste continua con una tonada alegre pero con un ritmo más relajado, por eso mismo la mayor parte de las tomas tiene imágenes estáticas donde hay poco movimiento. El OP muestra muy adecuadamente el carácter de la serie y demuestra a la perfección la habilidad técnica del equipo, el ED sin embargo, me decepciona un poco al tener tan poco contenido y usar más que nada tomas estáticas, pero afortunadamente la relajada melodía mejora bastante el ambiente general de cada toma.

Kouya no Kotobuki Hikoutai es uno de esos animes en los que uno no puede ser demasiado superficial, ya que si te alejaste de esta gran experiencia por que te sentiste incomodo gracias a la animación, podrías estarte perdiendo de un gran anime que se asegura de buscar la perfección técnica con mundo que apunta a prometer mucho y un elenco femenino bastante peculiar y entretenido. Definitivamente vale la pena darle una oportunidad a este anime para ver si logra mantener el vuelo, o si termina desplomándose sin previo aviso, pero al menos les aseguro que será espectacular ver cualquiera de los dos casos.

Reseña | Kouya no Kotobuki Hikoutai