Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 11 — Kudasai

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 11 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Tate no Yuusha no Nariagari capítulo once contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

11 La calamidad regresa

Esta semana en Tate no Yuusha no Nariagari, la nueva ola se ciñe sobre el pueblo, Naofumi hace su trabajo al protegerlos mientras los otros héroes solo se ocupan de sus intereses. Al no haber avances en la derrota que acabaría con la ola, Naofumi y compañía deciden ir donde el resto de héroes. Al ver la ineficiencia de los demás, Naofumi decide usar el escudo de la ira para acabar con la ola. Es así que haciendo uso del núcleo del zombie dragón, Naofumi consigue el poder necesario para acabar con el devorador de almas. Pero la batalla no ha terminado, un nuevo devorador aparece pero este es eliminado por una misteriosa mujer. Ella es Glass y se autoproclama enemiga de los héroes, en este caso del único héroe: Naofumi. Todo indica que la auténtica batalla apenas comienza.

El corazón de Raphtalia

Con la ola ciñéndose sobre
el pueblo y los héroes preocupándose más por sus intereses que por servir y
proteger, Naofumi es el único que antepone la seguridad de la gente. Es por
ello que toma la decisión de usar el escudo de ira, recordemos que este ya le había
ocasionado problemas antes, incluso hirió a Raphtalia. Así pues, la decisión de
emplear este escudo conllevaba mucha carga emocional. Pero no solo para
Naofumi, sino también para Raphtalia. Y no, no es por las heridas que antes había
sufrido ella. Lo que hacía difícil de aceptar el uso de este escudo es la carga
que supone en el héroe. Al final ella tiene perfectamente asimilado que Naofumi
es una buena persona y quiere proteger a todos. Por ello no duda en aceptar su decisión
y recordarle que estará con él hasta el final.

Los sentimientos de Naofumi están
grabados en la joven, por ello es tan frustrante verlo combatir solo. Raphtalia
es una chica dulce y cortes, diría que también bastante templada. Sin embargo
hay situaciones que sobrepasan su paciencia, ver a los héroes sin hacer nada
dejando a Naofumi combatir solo, es una de estas situaciones. Aunque generalmente
es ella quien detiene a Naofumi de arremeter en contra de los otros héroes, en
esta ocasión fue ella quien no pudo tolerarlo más. De una manera muy digna les
dijo un par de verdades que difícilmente podían seguir ignorando. Ni siquiera
la bruja de Mein pudo impedir que las palabras de Raphtalia resonaran en todos.
Es claro que Raphtalia no es solo la espada del héroe del escudo, es su pilar
más importante. No podemos obviar que es ella quien lo mantiene anclado para no
perderse en la obscuridad.

Doncella de hierro

Las cosas se ponen buenas
cuando vemos a Naofumi tener su primer ‘power up’. Al final resulta que omitir
tantos detalles sobre el crecimiento de sus habilidades si consigue que uno crea
que tuvo un ‘power up’ típico de cualquier Shonen. Pensando en trasfondo y
siendo muy condescendiente con los detalles, diré que entiendo de donde salió
su habilidad; pero siendo realista nos quedaron a deber bastantes detalles para
alcanzar ese nivel. En fin, lo hecho, hecho está. Mejor hablemos del escudo tan
‘medievo’ que saco para su super final. ‘La doncella de hierro’, es bastante
conocida como un artefacto de tortura empleado por la inquisición por allá del
siglo XV y XVI. El atractivo de este es sencillo, meter dentro a alguien para
ser pinchado por varias agujas mientras se desangra lentamente hasta la muerte.
Con semejante trasfondo no suena como el escudo de un héroe. Pero teniendo en
cuenta que se libera gracias al escudo de la ira, diremos que tiene más
sentido.

De todo esto, lo que resulta más interesante es el juego de imprecisiones. Es increíble que al héroe más malinterpretado se le haya otorgado como ‘arma final’ uno de los artefactos más malinterpretados de la historia. Al igual que con Naofumi, ‘la doncella de hierro’ tiene muchos rumores completamente falsos colgados como verdaderos. Por ejemplo, este artefacto no aparece en la historia sino hasta finales del siglo XVII, y no está ni remotamente relacionado a la inquisición. De hecho, los artefactos que existen fueron hechos hasta el siglo XIX y XX. Antes de esto, solo se le mencionaba en la literatura. Esta doncella también tiene ‘pruebas’ de sus falsas acusaciones, como es el caso de la doncella de Núremberg; supuestamente creada en el siglo XV, ahora sabemos que es menos antigua que eso. Como dije, es curioso que hasta las armas que le dan sean tan malinterpretadas como él mismo.

Comentario final

Lento pero seguro, Naofumi y
Raphtalia han ido dándoles sus lecciones a los otros héroes. Es agradable
contemplar que pese a todas las desigualdades que ha sufrido el héroe del
escudo, al final es el único que se ha ganado el respeto del pueblo. De hecho,
ahora quedo evidenciado que es el único digno de portar el título de héroe. La aparición
final de Glass no solo dejo en claro quién es el más poderoso de los cuatro héroes
legendarios, sino quien es el único que vale la pena contemplar. Si esto sea
algo bueno o malo aun no lo tengo claro, después de todo eso significa que
Naofumi será quien enfrente a los peores enemigos. Pero un paso a la vez, solo
nos queda esperar por la pelea del próximo capítulo.

En tanto, solo me queda decir lo hermoso que fue ver a Naofumi entregarle los accesorios que hizo para ellas a Raphtalia y Filo. Y el que cada uno tenga sus propios atributos lo hace mejor, él realmente está pensando en cada una. Pero no solo en ellas, también se tomó el tiempo de crear todo una reserva de medicina para los heridos en la ola. No cabe duda de que Naofumi es tan bueno como el pan.

En fin, es tiempo de ir cerrando esto. La batalla contra Glass promete ser algo interesante para ver, esperemos sea un excelente cierre de mitad de temporada. Solo nos queda esperar, mientras tanto los dejo con la pregunta habitual: ¿Qué les han parecido el capítulo? Ya saben, cuidado con los spoilers, den sus respectivos avisos.

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 11 — Kudasai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.