Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 3 — Kudasai

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 3 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Tate no Yuusha no Nariagari capítulo tres contiene spoilers. Si aún no has
visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer
la reseña.

03 Olas de la calamidad

Naofumi,
junto a Raphtalia, continúan con su entrenamiento. Ella demuestra ser una
espada bastante diestra, al mismo tiempo el escudo continua adquiriendo cada
vez más habilidades. Con la incertidumbre de no saber cuándo llegara la ola,
Naofumi y Raphtalia van a la iglesia en donde se encuentra el reloj de arena
que marca el tiempo entre cada ola. En ese sitio tienen una desagradable reunión
con los otros héroes. Pese a las palabras de los héroes, Raphtalia permanece
sin preguntar nada, y así llega el día de la ola. Los héroes no tardan en ir
tras el “gran jefe”, pero Naofumi se queda a proteger un poblado. Con inesperada
ayuda del ejército, Naofumi consigue repeler a los monstruos dentro del pueblo.
Los otros tres acabaron con el ‘jefe’ y así la ola es repelida. Pero lo que
queda al final es un sentimiento agridulce.

El Naofumi que Raphtalia ve (segunda parte)

Nada
como retomar un punto importante para iniciar. Raphtalia es una semihumana,
esclava además, sin embargo podemos verla actuando con libertad. Ella es capaz
de expresarse abiertamente y no teme hacer uso de la amabilidad que otros le
muestren. Es difícil determinar, así como lo dijo Naofumi, si se ha vuelto más
directa o solo descarada. Pero nada de esto es malo, en lo absoluto. Por el
contrario, solo nos habla del excelente trabajo que Naofumi ha hecho curando
sus heridas, no solo físicas, sino también las emocionales. Esta pequeña, ahora
ya no tanto, ha crecido en seguridad, y todo gracias a los cuidados del héroe
del escudo. El Naofumi que hay en sus ojos, no ha hecho más que enaltecerse. Él
es todo lo bueno que ha conocido, es la figura que representa su paz, es a lo
que no está dispuesta a renunciar y está determinada a proteger.

Son
las cualidades que ha visto de Naofumi lo que hacen que Raphtalia lo respete,
lo estime y desee combatir a su lado. Pero, ¿qué pasa con lo que ella no ha
visto? Es evidente que el encuentro con los héroes despertó la curiosidad de la
niña. Sin embargo, ella nunca pregunto nada, no porque no sintiera curiosidad,
sino porque tenía otras prioridades. Al final, determino que lo único que
importa es lo que está frente a ella, el Naofumi que ella ve y no el que otros
quieren que vea. Con esta mentalidad y este carácter, para mí, Raphtalia se
acaba de colocar como el mejor personaje femenino de la temporada, quizá del
año.

El valor de un héroe

Entre tanta temática relacionada a los héroes, cada vez encuentro más difícil determinar que hace a uno un héroe. Si, quizá yo no tengo muy claro qué es un héroe, pero es evidente que este anime tiene tres personajes que tampoco lo tiene claro. Estoy siendo generosa, es obvio que hay mas personajes que no lo tienen claro, pero estos tres son especiales porque son los que ostentan el título. Entiendo que acabar con el “gran jefe” era importante, puesto que así acabarían con la ola, pero ¿era necesario sacrificar a otros en el proceso? Ignorar a la gente que estaba siendo atacada y solo correr hacia la ‘meta’, ¿eso es lo que hace un héroe? Viendo a Naofumi arriesgándose por proteger a los civiles, me da la impresión de que el título le quedo muy grande al trío de ególatras.

Estos tres son muy buenos para juzgar y menospreciar a otros, habilidades increíbles teniendo en cuenta sus propias carencias. Pero al final, los entiendo. Son jóvenes que fueron transportados a otro mundo, ahí les dieron un título y enaltecieron su valor. Los tres poseen un grado decente de conocimientos de este mundo, parece casi demasiado ideal. Son respetados sin haber hecho nada todavía, ¿qué más podrían pedir? Lo que es más, gracias a su ‘arma legendaria’, llegaron con un power-up que nadie podrá igualarles. Fuera de su amor propio, no sienten verdadero compromiso por su misión. Además de lucirse no tienen otra razón para ser héroes, ese es el porque no lo son en realidad.

Lo que queda tras la batalla

En general, la batalla nos dejó algunos grandes momentos. Los civiles peleando de la lado de Naofumi, fue algo muy noble de ver. Los militares atacando la aldea sin importar si fue o no evacuada, eso fue cruel. Raphtalia defendiendo como fiera a quienes atentaron contra Naofumi, simplemente glorioso. Naofumi siendo todo un badass protegiendo a todos, incluso a quienes no debería, algo sublime. Pero lo que se lleva toda mi atención es la reflexión final, el significado de esta batalla. No olvidemos que una de las razones que Raphtalia adopto para luchar fue proteger el futuro de otros. Si ella lucha y gana, podrá evitar que otros tengan que sufrir el mismo destino que ella. La composición final de este capítulo es algo para apreciar, las lágrimas de Raphtalia y su pregunta se quedan grabadas: “¿Ganamos?

Esta
ha sido a penas la primera ola que enfrentan, ahora tienen más claro lo que
esto significa. Es una batalla triste y no puede estar libre de pérdidas. La pregunta
de Raphtalia tiene un significado fuerte porque esto apenas es el inicio. ¿Qué significa
ganar, cuando esto apenas ha iniciado? ¿Cuánto más se perderá en el proceso? Por
ahora queda claro que la pela apenas está iniciando, queda mucho por ver, y quizá
por perder. Entre tanto es bueno, y alivia mi corazón, saber que la gente
valora lo que Naofumi hizo por ellos en esta ola. Puede ser dudoso recibir los
agradecimientos ahora, pero pronto veremos que el reconocimiento es algo que se
gana, no se regala como a otros.

Comentario final

Que
montaña rusa emocional nos brindó este episodio, al menos yo puedo decir que
pase de la diversión, a la amargura, a la preocupación, a la emoción y finalmente
a la tristeza en estos 23 minutos. Es increíble que me este gustando tanto un
anime que me ha hecho odiar a más de la mitad de su elenco. La indignación y
rabia que sentí al ver a los héroes menospreciando a Naofumi es difícilmente
descriptible. Gracias a los miles de spoilers que llueven en Facebook y en los
comentarios, me hago una idea de lo que se viene, aun así en el fondo sé que me
seguirá doliendo igual.

Antes
de acabar me tomo un momento para apreciar a Raphtalia. Mi pequeña, ya no es
pequeña, pero me sigue pareciendo adorable. Esa personalidad tan decidida y su carácter
tan desenvuelto han hecho que me enamore. Puedo entender perfectamente porque
nadie pude resistirse a darle comida o cualquier cosa que ella pida. Puede que,
al igual que Naofumi, me tome un tiempo dejar de verla como una niña. Tengo grandes
expectativas para este personaje, y según sus spoilers tengo razones para ello.

Bien,
es momento de cerrar con esto, les dejo las interrogantes de costumbre: ¿Qué les
ha parecido este episodio? ¿Solo yo sentí ganas de abofetear a un par de
personajes? ¿En algún momento Raphtalia dejara de parecerme adorable? Todas son
preguntas serias. Ya saben, cuidado con los spoilers, den sus respectivos
avisos.

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulo 3 — Kudasai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.