Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulos 5 y 6 — Kudasai

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulos 5 y 6 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Tate no Yuusha no Nariagari capítulos cinco y seis contiene spoilers. Si aún no has visto los episodios, te recomiendo que vayas a checarlos y después regreses a leer la reseña.

05 Filo

Cada héroe obtiene
una recompensa por su labor durante la ola, y aunque Naofumi recibe la menor
cantidad se marcha airoso gracias al apoyo de Raphtalia. Parte del dinero
obtenido es destinado a comprar un nuevo esclavo, un huevo de monstruo, un filolial.
Del huevo nace un ave de carga, la cual no tarda mucho en crecer. Cuando a
Motoyasu se le da el control sobre Riyute, el descontento no tarda en aparecer,
ya que los impuestos que establece son exorbitantes. La situación lleva a un
nuevo duelo entre Motoyasu y Naofumi, con el control del pueblo de por medio. Pese
al uso de trampas durante el duelo, Naofumi se alza con la victoria. Como pago
por su ayuda, a Naofumi se le entrega una carroza y un pase de comerciante. Mientras
descansan de su viaje, descubren que su filolial se puede transformar en humana.

06 Una nueva compañera

Filo se
transforma en humana ocasionando el desconcierto de Naofumi y Raphtalia. Al intentar
comprarle ropa especial para que no la rompa cada que se transforma, descubren
que necesitan de un hilo mágico especial. Para poder conseguir lo que
necesitan, Naofumi y compañía inician sus intercambios de mercancía. Esto los
lleva ante un mercader que le brinda mucha información al héroe del escudo,
incluyendo el sitio a donde encontraran la piedra que necesitan para hacer el
hilo. Obtener la piedra no fue tan sencillo, ya que un monstruo les presento
batalla. Pero usando la fortaleza de sus aliados, son capaces de salir
victoriosos. Con la misión completada, al fin son capaces de obtener el hilo y
en consecuencia el nuevo atuendo de Filo.

Con la frente en alto

A veces es
necesario que los ganadores conozcan la derrota y los perdedores saboreen la
victoria. Eso es lo que el capítulo cinco me ha dejado pensando, no solo durante
el segundo duelo de Naofumi y Motoyasu, sino desde la repartición de la
recompensa en el castillo. El rey y su hija no dejan de ser unos ‘impresentables’,
hasta yo sé que el adjetivo les queda corto. Otorgar una recompensa de 4000
monedas a Motoyasu y solo 500 a Naofumi, es risible. Pero se vuelve aún más
cuando intentan quitársela con argumentos vagos como, el cargo por quitar la
marca de esclavo de Raphtalia. Ese pudo volverse otro trago amargo para nuestro
héroe, sin embargo esta vez sí hubo quienes abogaran por él. Y mejor aún, ahora
cuenta con el apoyo de Raphtalia, quien no teme usar cínica cortesía para
despreciar a aquellos que no valoran al héroe del escudo.

Una de las
más grandes victorias que ha tenido Naofumi es justamente contar con el apoyo incondicional
de la hermosa raccoon. La llegada de Filo a su vida es otra victoria personal
para el héroe del escudo, porque esta filolial ha conseguido arrancarle una
sonrisa sincera. Nada mejor que patear al héroe de la lanza para devolver la alegría
a Naofumi. Claro, ganarle en la carrera es otra manera genial de aumentar el
buen humor de nuestro héroe. No importa que tan tramposa sea Mein, si sigue
subestimando al héroe del escudo seguirá perdiendo ante él. Al final, si bien
es cierto que las victorias han traído cosas buenas para Naofumi, eso no
significa que las derrotas hayan hecho recapacitar a  Motoyasu y a Mein. Tal parece que este par
necesita experimentar un escarmiento diferente para que recapaciten de sus
acciones.

¿Gobierno matriarcal?

Hay una cosa que continúa sin tener mucho sentido para mí. Desde el capítulo uno quedo establecido que las mujeres tiene un papel dominante en ese mundo. Esto en base a la conversación que Mein sostuvo con Naofumi en el bar antes de traicionarlo. Sin embargo, pese a esta premisa, sigue sin haber participación directa de este poder matriarcal. Es bastante lamentable que las demostraciones de poder que hemos atestiguado recaigan completamente en el rey. Si no fuera por la aparición fugaz de lo que parece ser la reina, ya estaría dando por muerto cualquier indicio de matriarcado. Aunque parece ser que esta reina está al tanto de lo que ocurre, también parece estar limitada en sus acciones. Lo que me vuelve a sumergir en el sinsentido ¿si la mujer tiene tanto poder, como es que está metida en una situación en que sus acciones están limitadas?

Pero esto anterior no es lo único que me deja con dudas sobre el sistema de gobierno. La propia Mein es otro caso que se me presenta desconcertante. Como hija del rey, mujer además, en teoría debe tener muchos privilegios sobre cualquiera. Pese a ello, ella siempre se refugia detrás de su padre o del héroe de la lanza. Es decir, ella solo ejerce poder usando el nombre de alguien más, hombres de hecho. No sé, quizá yo soy la ignorante sobre los matriarcados, pero lo que hemos visto no pinta como uno para nada. Aunque es cierto que la reina pareciera estar empezando a tomar acciones, sigue sin mostrarse algo contundente. Sinceramente espero que la explicación a estos sinsentidos sea buena, porque hasta este punto no veo nada claro.

El espíritu del comercio

El héroe del
escudo podría haber descubierto su verdadera vocación en estos capítulos:
comerciante. En realidad nunca fue un secreto que el comercio siempre se le dio
bien a nuestro héroe. Con todo y las amenazas iniciales, es un hecho que él es
alguien que no acepta una negativa. Después de su cambio de actitud Naofumi
gano muchos puntos para convertirse en un gran comerciante, su cinismo y su
endurecido corazón le permitirían hacer tratos más beneficiosos para él. Aunque
ya habíamos tenido oportunidad de ver estas habilidades, es el capítulo seis
donde se aprecia con mayor detalle. No solo porque se pone en evidencia su
intelecto empresarial, sino porque es evaluado por un verdadero mercader. Este hombre
alaba las actitudes comerciales de Naofumi, pues su espíritu de comercio está
al nivel más alto. Él es alguien capaz de comerciar con la propia vida y lo
hace maravillosamente.

El reconocimiento
del mercader por Naofumi no es meramente superficial, este van tan lejos como
para brindarle todos sus conocimientos y contactos. Esto pone en evidencia, más
que cualquier otra cosa, que el héroe del escudo posee verdaderas habilidades
para este oficio. Pero no solo para este oficio, tal parece que su afinidad con
la curación puede resultar en una nueva oportunidad de negocio. Al parecer,
mientras que sea él quien administre la medicina a los enfermos, estos sanaran
más rápido. Las fuentes de ganancias solo parecen ir en incremento para nuestro
héroe, lo que es increíble teniendo en cuenta el gran desprestigio al que le
han ido sometiendo desde el inicio. Bien o mal, Naofumi también ha aprendido a
venderse a sí mismo. Si quiere seguir haciendo negocios, sabe que necesita
cierta reputación, y hasta el momento ha sabido construirla.

Temores

Además del
comercio, el capítulo seis nos deja ver otro punto interesante: los temores del
héroe. Ahora que Raphtalia ha demostrado su lealtad, Naofumi se siente más
cercano a ella. Definitivamente no la ve como mujer, la sigue viendo como una
hija, pero supongo que eso es una especie de progreso. Progreso en el sentido
de que por lo menos lo admite abiertamente. En fin, lo importante de esta situación
es el temor que se ha despertado en él. Tal parece que ser traicionado por
Raphtalia es su miedo más grande actualmente. Sin duda no podemos culparlo, los
antecedentes que ha tenido en ese sitio no son fáciles de superar. Aunque para
nosotros es obvio y evidente que Raphtalia es incapaz de traicionar a Naofumi,
para él no lo es tanto. Pese a obtener una nueva marca de esclavo, Naofumi aún
guarda miedo en su interior.

La confianza
es algo muy sencillo de perder, pero ojo aquí, Naofumi no desconfía de
Raphtalia sino de sí mismo. Ser el héroe del escudo ha tenido un fuerte impacto
mental para Naofumi. Tanto le han repetido su poca valía que la idea ha echado raíces
dentro de él. Su temor solo se justifica en su propia carencia de confianza, ¿por
qué alguien permanecería a lado del héroe del escudo?, es esta pregunta interna
la que manifiesta sus temores de ser abandonado y traicionado nuevamente. Parece
que aunque el capítulo cuatro hizo un excelente trabajo para demostrar la
lealtad de Raphtalia, aún queda camino que recorrer para que el héroe restaure
su confianza.

Comentario final

Ahora caigo
en cuenta que a pesar de que en teoría estos dos episodios nos sirven para
introducir a Filo, yo no he hablado de ella. Aunque sinceramente no hay mucho
que decir, me parece un personaje cómico más que cualquier otra cosa. Su patada
al héroe de la lanza fue estupenda, al igual que su declaración de patearlo
cada vez que lo vea. Pero eso es todo, solo es la nueva loli del grupo, después
de todo Raphtalia creció muy rápido. En adición tengo que decir que su voz es
demasiado dulce, me da repelús. Entiendo la razón del porque es así, pero eso
no evita que no me guste.

Para ir cerrando
con esto tengo que decir: ya voy recordando porque no me gustan los Isekais. El
cambio de ritmo en la historia más que oportuno me ha parecido completamente
chocante. Los primeros cuatro capítulos tienen un nivel de tensión justo para
crear emoción, sin embargo estos últimos dos se olvidan completamente de esto y
se van por el lado cómico. Personalmente creo que es muy temprano para estos ‘respiros’.
Claro que esto es completamente subjetivo, me repito, no soy fan de este tipo
de series así que no he visto tantas como para hacer una justa comparación.

En fin,
parece ser que la lucha por las atenciones del héroe del escudo va a iniciar.
Raphtalia es adorable haciendo pucheros con sus celos, al menos eso es algo que
me sigue encantando. Díganme ustedes ¿Qué les ha parecido los capítulos? Ya saben, cuidado con los spoilers, den sus respectivos
avisos.

Tate no Yuusha no Nariagari – Capítulos 5 y 6 — Kudasai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.