Tensei shitara Slime Datta Ken – Capítulo 5 — Kudasai

Tensei shitara Slime Datta Ken – Capítulo 5 — Kudasai

Noticias anime

lightbulb_outline Esta reseña sobre Tensei shitara Slime Datta Ken contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Tensei Shitara Slime

Gazel Dwargo, el rey de los héroes

El inicio del capítulo continúa con la celebración entre Rimuru, los enanos y las elfas. Una de estas, le propone al slime realizar una adivinación sobre su persona destinada. La imagen que se dibuja en la esfera de cristal es la de una mujer joven junto con cinco niños. El slime, al reconocer algunos rasgos japoneses en la chica demuestra interés en ella.

Inmediatamente luego de la adivinación aparece el ministro Bester, quién le había realizado el encargo de espadas a Kaijin, para recriminarle al enano el estar malgastando su tiempo en lugar de hacer su tarea. No contento con esto, el ministro se burla e insulta a Rimuru, lo que provoca que Kaijin lo golpee reiteradas veces.

El incidente termina con el slime nuevamente en el calabozo, esta vez acompañado de Kaijin y el resto de los enanos. Aprovechando el momento, el herrero le cuenta a Rimuru las circunstancias de su relación con Bester y con esto se compromete a irse con el slime.

Al día siguiente se realiza el juicio en presencia de Gazel Dwargo, un juicio corto, claramente arreglado por Bester y la sentencias de los enanos son severas. El rey de los héroes interfiere para preguntarle a Kaijin si regresaría con él y al recibir una negativa, sentencia a los enanos y al slime al exilio.

Luego del juicio, Gazel y Bester tienen una charla en la que el rey se muestra decepcionado del ministro mostrándole la poción perfecta de Rimuru y diciéndole que sus acciones provocaron que se rompan las relaciones con el slime. Bester al darse cuenta de sus errores comienza a llorar.

En el final, Gazel envía un espía a vigilar a Rimuru porque lo reconoce como una existencia semejante a Verudora.

El mundo de los enanos

El capítulo estuvo centrado mayormente en la historia de Kaijin y Bester, así que no hubo muchos avances en la historia, pero a la vez, dicha interacción nos permitió conocer algunas cosas interesantes sobre los enanos, como por ejemplo, su tecnología.

Usualmente se relaciona a los enanos con la forja, cosa que pudimos ver de la mano de Kaijin, pero también son una raza bastante reconocida por su tecnología, lamentablemente no suele hacerse tanto hincapié en eso, por lo tanto, encontré bastante sorprendente ver que el proyecto en el que Bester trabajaba era algo como un robot impulsado por magia y me gustaría que en algún futuro retomaran esa idea u otros aspectos de sus avances tecnológicos, porque desde lo militar pondría las cosas muy interesantes. Otro aspecto del avance tecnológico de los enanos se dio a conocer cuando Bester vio la pócima perfecta de Rimuru y mencionó que incluso ellos no habían logrado tal nivel de pureza, lo que habla de una constante investigación e innovación tecnológica por parte de Dwargon.

Otra cosa llamativa fue la organización política que pudo verse en este capítulo, desde la presencia del rey, el ministro y un magistrado de la corte podemos imaginar el reino de Dwargon como un lugar avanzado en cuanto al desarrollo político, y junto con sus avances tecnológicos lo vuelven un lugar importante dentro de la historia.

Algo que encontré curioso es que tanto Bester, como Gazel, parecen tener estaturas normales para ser denominados enanos y aún así pertenecen a esa raza, de modo que podemos asumir que ha habido mestizaje (unión de dos razas) o, que el ministro y el rey de los héroes son otra clase de enanos y que posiblemente han evolucionado.

Opinión final

Podríamos decir que este fue un capítulo de transición puesto que la historia no avanzó y solamente se limitó a mostrar aspectos del mundo de los enanos que pueden ser utilizados más adelante, no obstante, al comienzo del mismo, nos proporcionaron información importante para el próximo arco, y eso es la imagen de la persona destinada (o personas destinadas, recuerden que había una mujer y cinco niños) para Rimuru.

Realmente no hay mucho para decir de un capítulo que resultó mediocre en todo sentido, a pesar de tener la introducción de algunos personajes claves y algo de información importante, lo demás no destacó en lo absoluto; ni la música, ni la animación o la comedia fueron algo que merezca mención y solo los escasos momentos donde aparece Gobuta me provocaron alguna risa, incluido el momento en que dejan Dwargon sin él.

La sorpresa no fue el capítulo en sí, sino la secuencia nueva del ending que cambió del usual resumen de la historia para mostrarnos imágenes del arco que se viene y que, en mi opinión, queda mucho mejor con la canción, además de ser muy bueno visualmente. De modo de que pronto conoceremos a la chica prometida, (aunque ya la hemos visto antes), también al grupo de onis, que han ido apareciendo en varias imágenes promocionales del anime y también en el opening, a Millim, un personaje muy particular y la cereza del pastel: la forma humanoide de Rimuru.

Espero que el arco que venga traiga algo más de acción, porque la historia parece aletargarse de a ratos y se vuelve aburrida pese a llevar el capítulo con buen paso, de momento habrá que esperar, pero la escena de Gazel enviando un espía a vigilar a Rimuru porque lo siente igual de peligroso que Verudora y el ending me dan esperanza. La próxima semana conoceremos a un nuevo personaje Shizu, ¿la persona destinada? Habrá que verlo.

Tensei shitara Slime Datta Ken – Capítulo 5 — Kudasai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.